La Dnrpa en tiempos del Coronavirus

Dnrpa
Vista frontal de la Mesa de Entradas de Corrientes 5666

En virtud del Artículo 6º Decreto 297/2020 de Necesidad y Urgencia que especifica las actividades que quedan exceptuadas del cumplimiento del “Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio”, varios trabajadores de la Dirección Nacional de los Registros Nacionales de la Propiedad del Automotor y Créditos Prendarios, fuimos convocados a cumplir con las tareas diarias, en el marco de garantizar la actividad registral.

El día 22 de abril las autoridades de la Dirección Nacional, adoptaron una serie de medidas de seguridad, necesarias para la reapertura del organismo como el sistema de turnos rotativos diarios de personal para realizar guardias laborales en las distintas oficinas de las tres Direcciones y la

Vero Rizzo
La cronista Verónica Rizzo

Delegación Administrativa, con el objetivo de asistir a todos los Registros Seccionales y a aquellos organismos y usuarios que necesiten de la intervención de las distintas áreas de incumbencia esta Dirección.

Para ello, y disponiendo de aproximadamente un 10% del personal total de la planta del organismo, se organizó la concurrencia de no más de tres o cuatro personas por Departamento, a fin poder cumplir con el distanciamiento físico, pero sin descuidar las tareas inherentes a cada oficina.

Se intensificaron las tareas diarias de limpieza y desinfección de todos los espacios, mobiliarios y elementos, disponiendo también cada oficina, de alcohol en gel, y aerosoles. Se realizó un profundo proceso de sanitización de todo el edificio. Se proveyeron tapabocas y guantes de látex. Se colocaron barreras físicas transparentes en el sector de recepción de planta baja, para evitar el contacto directo entre los trabajadores y el público. Todo el personal que concurre, pese a no integrar los grupos de riesgo, fue vacunado con la vacuna antigripal 2020.

Dnrpa
Las tareas diarias de limpieza y desinfección de espacios

Al ingresar, cada agente es sometido a un pequeño procedimiento que consiste en la desinfección de las manos, la medición digital de la temperatura corporal y la comprobación del registro de ingreso que se actualiza diariamente.

Además de la modalidad presencial, muchos compañeros cumplen tareas en las intervenciones de los Registros Seccionales, y otros tantos se encuentran trabajando desde sus hogares contando con el soporte técnico del Departamento de Sistemas de este organismo.

En este contexto, mediante el Decreto 576/2020 del 29 de junio se establece que a partir del 1º de julio y hasta el día 17 de julio del corriente año inclusive, se prorroga la medida de “Aislamiento social, preventivo y obligatorio”, y en su artículo 13º inciso 28 la actividad registral nacional es declarada “esencial”, exceptuando así del cumplimiento del aislamiento a las personas afectadas a ella.

En ese sentido, los agentes de la Dirección Nacional continuamos trabajando con la misma modalidad adoptada a partir del día 22 de abril del año en curso.

Dra. Doro Urquiza
La Directora Dnrpa, Dra. María Eugenia Doro Urquiza

Si bien el clima que se vive entre los compañeros es de incertidumbre y preocupación por la situación general que estamos atravesando, nos sentimos contenidos y cuidados con las medidas adoptadas por la Dra. María Eugenia Doro Urquiza, y cada uno lleva a cabo su tarea con la mejor predisposición para que el servicio que brindamos resulte eficiente, y pueda cumplirse en tiempo y forma.

Verónica Paula Rizzo

Sebastián Poncet

Sebastián Poncet

Sebastián Roberto Poncet es agente de la DNRPA desde el mes de octubre de 1994.  Tiene 47 años, convive con su pareja desde hace 20 en el Barrio Villa Santa Rita, C.A.B.A, y actualmente se encuentra cursando la carrera de Derecho en la Universidad Siglo XXI.

Entrevistado por nuestra columnista Verónica Rizzo, comentó que desde su ingreso al organismo transitó por las siguientes oficinas: Control de Inscripciones, Área Estadísticas, por la entonces Coordinación de Asuntos Normativos y Judiciales en el Área Dictámenes, Asesoramiento y Denuncias Judiciales.

Actualmente se desempeña en la Oficina de Calidad de Gestión respondiendo consultas sobre temas registrales vía mail y brindando asesoramiento tanto al público en general como a Mandatarios, Gestores e incluso Encargados de Registros Seccionales. Su capacidad se basa en lo incorporado en los más de 10 años de experiencia de en el Área Normativa, de la atención telefónica en CallCenter ubicado en el edificio de Tandanor, del contacto directo con los usuarios, de haber desempeñado funciones como colaborador e Interventor en Registros Seccionales de la Propiedad del Automotor y de la actualización permanente en materia registral.

La entrevistadora Verónica Rizzo

En una amena charla le preguntamos:

  • En el transcurso de estos años… ¿cuál te parece el mayor logro del sistema?
  • «Considero que hubo varios logros que mejoraron la atención al usuario. Cada gestión agregó una mejora al sistema, que va desde la conducción del Esc. Mariano Durand donde se implementó el reempadronamiento que permitió regularizar muchos vehículos, el Plan Canje por el cual se logró retirar de la vía pública varios vehículos antiguos, cuestiones de tecnificación e informatización que permitieron registrar y ordenar y compartir la información entre los Registros y el organismo en tiempo real, y el impulso en la funcionalidad tanto de los Registros Seccionales como de la sede de este organismo, con celebración de los Convenios de Cooperación Técnica y Financiera entre Entes Cooperadores como ACARA y CCA y la Dirección Nacional». «En otras gestiones destaco la creación del Call Center en Tandanor que propició la agilidad en las comunicaciones con los usuarios, la tan solicitada despapelización, y por último la posibilidad de poder realizar las Transferencias Online, lo cual le permite al usuario adelantar el trámite desde la página web, como así también concurrir al Registro personalmente con turno obtenido previamente».
  • ¿Y cuál te parece el mayor desafío, o la «asignatura pendiente» para el futuro?
  • «Seguir allanándole el camino al usuario para que los trámites registrales sean cada vez mas fáciles y comprensibles para el usuario«.
  • ¿Cuál es tu expectativa laboral hacia el futuro?
  • «Me encuentro muy cómodo con la función que cumplo y con las desarrolladas. Después de 25 años en el organismo mi expectativa es continuar trabajando; cada día dando lo mejor».
  • ¿Cuál es tu mejor y tu peor recuerdo laboral?
  • «El mejor recuerdo es de cuando estuve en ´El Estado en tu Barrio´ ya que conocí realidades distintas a las que se viven internamente en el organismo, y esa experiencia me enseñó a valorar la fuente de trabajo. El peor recuerdo fue cuando trabajaba en la oficina Control de Inscripciones y tuve que ir al archivo, ubicado en Planta Baja donde hoy se encuentra el auditorio, en busca de documentación y se produjo el desprendimiento y derrumbe de estanterías metálicas y carpetones sobre mi cuerpo. Quise sostenerme y me corté la mano con el metal. Pudieron rescatarme pronto y fue el ´Sr. Hugo´, que trabajaba en el restaurante de Dirección, quien logró detener la hemorragia con azúcar antes de ser trasladado en ambulancia al Hospital Durand. Allí suturaron la herida y pronto me reincorporé a trabajar, aún hoy tengo la cicatriz. Fue alrededor del año 1996-1997, no recuerdo exactamente
  • ¿Y tenés memoria de alguna anécdota, o algún acontecimiento especial sucedido en la Dirección que guste compartir con nuestros lectores?
  • «Recuerdo hace mas de 15 años una inundación de tal magnitud que frente a la puerta de la Dirección Nacional flotaba un ataúd…»
  • ¿Desarrollas alguna actividad extra laboral o tenés algún hobbie?
  • «Sí, me gusta andar en kayak y en bici, pero lo que mas me gusta es la moto. Integro un grupo llamado “Aventura en Motoneta” (AVEMO). Generalmente nos juntamos con otro grupo y en época de festejos como el Día del Niño o Navidad, llevamos regalos al Hospital Garrahan . También organizamos y realizamos viajes y encuentros en La Plata, Dolores, Chascomús, Monte, Lobos, Mar del Plata, Villa Gesell y otras ciudades.»

Verónica Rizzo