Sebastián Poncet

Sebastián Poncet

Sebastián Roberto Poncet es agente de la DNRPA desde el mes de octubre de 1994.  Tiene 47 años, convive con su pareja desde hace 20 en el Barrio Villa Santa Rita, C.A.B.A, y actualmente se encuentra cursando la carrera de Derecho en la Universidad Siglo XXI.

Entrevistado por nuestra columnista Verónica Rizzo, comentó que desde su ingreso al organismo transitó por las siguientes oficinas: Control de Inscripciones, Área Estadísticas, por la entonces Coordinación de Asuntos Normativos y Judiciales en el Área Dictámenes, Asesoramiento y Denuncias Judiciales.

Actualmente se desempeña en la Oficina de Calidad de Gestión respondiendo consultas sobre temas registrales vía mail y brindando asesoramiento tanto al público en general como a Mandatarios, Gestores e incluso Encargados de Registros Seccionales. Su capacidad se basa en lo incorporado en los más de 10 años de experiencia de en el Área Normativa, de la atención telefónica en CallCenter ubicado en el edificio de Tandanor, del contacto directo con los usuarios, de haber desempeñado funciones como colaborador e Interventor en Registros Seccionales de la Propiedad del Automotor y de la actualización permanente en materia registral.

La entrevistadora Verónica Rizzo

En una amena charla le preguntamos:

  • En el transcurso de estos años… ¿cuál te parece el mayor logro del sistema?
  • «Considero que hubo varios logros que mejoraron la atención al usuario. Cada gestión agregó una mejora al sistema, que va desde la conducción del Esc. Mariano Durand donde se implementó el reempadronamiento que permitió regularizar muchos vehículos, el Plan Canje por el cual se logró retirar de la vía pública varios vehículos antiguos, cuestiones de tecnificación e informatización que permitieron registrar y ordenar y compartir la información entre los Registros y el organismo en tiempo real, y el impulso en la funcionalidad tanto de los Registros Seccionales como de la sede de este organismo, con celebración de los Convenios de Cooperación Técnica y Financiera entre Entes Cooperadores como ACARA y CCA y la Dirección Nacional». «En otras gestiones destaco la creación del Call Center en Tandanor que propició la agilidad en las comunicaciones con los usuarios, la tan solicitada despapelización, y por último la posibilidad de poder realizar las Transferencias Online, lo cual le permite al usuario adelantar el trámite desde la página web, como así también concurrir al Registro personalmente con turno obtenido previamente».
  • ¿Y cuál te parece el mayor desafío, o la «asignatura pendiente» para el futuro?
  • «Seguir allanándole el camino al usuario para que los trámites registrales sean cada vez mas fáciles y comprensibles para el usuario«.
  • ¿Cuál es tu expectativa laboral hacia el futuro?
  • «Me encuentro muy cómodo con la función que cumplo y con las desarrolladas. Después de 25 años en el organismo mi expectativa es continuar trabajando; cada día dando lo mejor».
  • ¿Cuál es tu mejor y tu peor recuerdo laboral?
  • «El mejor recuerdo es de cuando estuve en ´El Estado en tu Barrio´ ya que conocí realidades distintas a las que se viven internamente en el organismo, y esa experiencia me enseñó a valorar la fuente de trabajo. El peor recuerdo fue cuando trabajaba en la oficina Control de Inscripciones y tuve que ir al archivo, ubicado en Planta Baja donde hoy se encuentra el auditorio, en busca de documentación y se produjo el desprendimiento y derrumbe de estanterías metálicas y carpetones sobre mi cuerpo. Quise sostenerme y me corté la mano con el metal. Pudieron rescatarme pronto y fue el ´Sr. Hugo´, que trabajaba en el restaurante de Dirección, quien logró detener la hemorragia con azúcar antes de ser trasladado en ambulancia al Hospital Durand. Allí suturaron la herida y pronto me reincorporé a trabajar, aún hoy tengo la cicatriz. Fue alrededor del año 1996-1997, no recuerdo exactamente
  • ¿Y tenés memoria de alguna anécdota, o algún acontecimiento especial sucedido en la Dirección que guste compartir con nuestros lectores?
  • «Recuerdo hace mas de 15 años una inundación de tal magnitud que frente a la puerta de la Dirección Nacional flotaba un ataúd…»
  • ¿Desarrollas alguna actividad extra laboral o tenés algún hobbie?
  • «Sí, me gusta andar en kayak y en bici, pero lo que mas me gusta es la moto. Integro un grupo llamado “Aventura en Motoneta” (AVEMO). Generalmente nos juntamos con otro grupo y en época de festejos como el Día del Niño o Navidad, llevamos regalos al Hospital Garrahan . También organizamos y realizamos viajes y encuentros en La Plata, Dolores, Chascomús, Monte, Lobos, Mar del Plata, Villa Gesell y otras ciudades.»

Verónica Rizzo

Lucía Sueldo

Lucía Sueldo

Lucía Sueldo trabaja en la D.N.R.P.A. desde el año 1995. Tiene 54, una hija llamada Dafne y está casada hace 31 con Pablo, a quien llama «el hombre de mi vida».

Nació en la C.A.B.A, vive actualmente en Ramos Mejía, el —conurbano oeste bonaerense— es técnica en Sistemas y se encuentra estudiando la Carrera de Derecho.

Lucía fue entrevistada por Verónica Rizzo, quien comienza con esta nota sus participaciones en Panorama

Verónica Rizzo, la entrevistadora

«En mis inicios fui administrativa de la Oficina de Auditorías Externas. Al disolverse ese departamento fui derivada al por el entonces llamado Departamento Técnico Registral en el Área Reconstrucciones. Por mis ansias de conocimiento, me aboqué a estudiar el Digesto de Normas Técnico-Registrales, el RINOF, como así también todas las Circulares y Disposiciones que facilitaban la tarea diaria de los Registros Seccionales. Esto me permitió prestar colaboración por catorce meses en lo que era el Departamento de Inspecciones», nos cuenta Lucía Sueldo.

«El tiempo transcurrió, y estando en mi oficina de Reconstrucciones, seguí capacitándome. Logré trabajar en estos tres últimos años en distintos Registros Seccionales como colaboradora y capacitando a nuevos empleados en aperturas. Gracias a la buena predisposición de los Directores de los departamentos involucrados como los jefes directos, me dieron la oportunidad de pertenecer al Departamento de Registros Seccionales, haciendo lo que con tanta pasión y dedicación me siento enfocada en el ocaso de mi vida laboral».

  • ¿Cuál es tu mejor y tu peor recuerdo laboral?

«Son muchos los años de pertenecer a la Dirección Nacional, viviendo intensamente cada día; cambios de gobierno, compañeros que se transformaron en buenos amigos otros que decidieron tomar caminos alternativos. En resumen, no podría decir que hubo un único mejor o peor momento, por ejemplo tener la libertad de capacitarme en lo que me gusta dentro de mi ámbito laboral fue gratificante. Y la pérdida de compañeros y amigos por las circunstancias de la vida han dejado una huella muy profunda».

  • En el transcurso de estos años… ¿Cuál te parece que es el mayor logro del sistema?

«Considero dos estadíos: por un lado el reconocimiento de los empleados de carrera o con conocimiento de las áreas donde desarrollaron funciones desde sus inicios, para cubrir cargos altos a fin de mejorar la organización interna de cada oficina, y el otro logro digno de ser destacado es la modernización de los sistemas informáticos; herramientas que fueron puesta al alcance de todos los compañeros, brindando una amplia comunicación interna desde y hacia la Dirección Nacional, suprimiendo los tediosos archivos de papel, obteniendo la información al instante para desarrollar rápidamente las tareas laborales».

  • ¿Y cuál te parece el mayor desafío, o la «asignatura pendiente» para el futuro?

«Mantener la articulación lograda entre la Dirección Nacional y los Registros Seccionales. Y que los avances tecnológicos no reemplacen la mano de obra y las grandes mentes que nuestro organismo posee. Las ideas y la ejecución de las mismas nunca pueden ser llevadas a cabo por una máquina, estás son solo herramientas para ofrecer un mejor servicio al ciudadano«.

  • ¿Cuál es tu expectativa laboral hacia el futuro?

«Poder llegar a estar a la altura de las circunstancias y ser digna de la confianza de mi superior para llevar adelante un Registro como Interventora. Lograr plasmar lo aprendido durante todos estos años en lo que considero que sería mi desafío personal de dedicación y perseverancia».

  • ¿Qué gestión de la Dirección te dejó mejor recuerdo?

«Afortunadamente he podido apreciar las diferentes etapas de nuestro organismo. Todas las gestiones han dejado huellas en el avance registral. Todas ellas han depositado su confianza en el personal y han logrado afianzar el conocimiento en cada Área, brindando las herramientas necesarias para una mayor excelencia y celeridad en el desarrollo laboral».

  • Vemos en tus Redes Sociales que participas y compartís muchas actividades y novedades de  la DNRPA ¿querés contarnos algo de esto?

«Las redes sociales nos permiten estar informados y actualizados. Esa información es digna de ser divulgadas y compartidas dentro de la comunidad. Facilita la comprensión de los temas que nos ocupan a los que estamos en esta actividad y le brinda el conocimiento necesario a quienes lo desconocen».

  • ¿Recordás alguna anécdota, o algún acontecimiento especial sucedido en la Dirección que  guste compartir con nuestro lectores?

«Las fiestas de fin de año son mis mejores recuerdos. Me permite compartir con mis compañeros un momento agradable en un lugar distendido, donde las risas y las charlas son el centro de la reunión. Por motivos laborales no contamos con ese momento para compartir nuestras vivencias personales. Esa noche somos todos iguales dónde desaparece la jerarquía, el baile y la diversión hacen de una noche inolvidable».

Verónica Paula Rizzo

Vero Rizzo

«Cada gestión de la D.N.R.P.A. tuvo sus aportes positivos que valoro»

Verónica Paula Rizzo tiene 49 años y un hijo de 25 llamado Nicolás Iván. Nació, creció y vive actualmente en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Es agente de la DNRPA desde hace 22 años. «Y anteriormente había trabajado otros seis en la Inspección General de Justicia», agrega.

  • ¿Por qué oficinas transitaste desde tu ingreso y cuál es la actual?
  • «Ingresé a la Dirección Nacional en el año 1997 al Área Central de Fax, luego trabajé en Oficios Judiciales, en Registros Seccionales, en la Delegación Administrativa, y en el Departamento Registro Centralizado, colaboré con Intervenciones y actualmente me desempeño en la Oficina de Reconstrucciones de Legajos».
  • ¿Cuál es tu mejor y tu peor recuerdo laboral?
  • «El recuerdo laboral mas desagradable se relaciona con los despidos del personal de Planta Permanente del año 1997. Con respecto al mejor recuerdo, no guardo uno en especial, fueron varios los momentos laborales y personales dentro de esta Dirección que me provocaron alegría, pero en general, las mejores experiencias tienen que ver con la calidad humana de mis compañeros, y con la satisfacción personal de resolver los problemas o inquietudes de los usuarios particulares, los Registros Seccionales o Asociaciones».
  • ¿ Y cuál es tu expectativa laboral hacia el futuro?
  • «Seguir creciendo por ejemplo con la capacitación continua, para poder realizar siempre mi tarea con las mejores herramientas, y con el fin de brindar un servicio eficiente y eficaz dentro del ámbito en que desarrollo mi trabajo, que en última instancia, repercute en la respuesta al ciudadano que necesita realizar un trámite registral».
  • ¿Qué gestión de la Dirección te dejó mejor recuerdo?
Dr. Jorge Landau
  • «Cada gestión tuvo sus aportes positivos que valoro y que tuvieron efectos en los empleados en general. Nombrar el mejor recuerdo sería dejar afuera lo bueno que tuvieron todas ellas. Siempre refiriéndome al aspecto humano funcional, no laboral, destaco del Dr. Mariano Durand su calidad humana, su interés personal por los agentes del organismo y su disposición para la ayuda. El Dr. Rodolfo Bardengo
Lic. Carlos Walter

implementó una oficina que se encargaba de la redistribución del personal de acuerdo a sus capacidades y perfiles. El Dr. Jorge Landau dispuso que una persona de su confianza, recibiera reclamos, consultas y sugerencias del personal. El Lic. Carlos Walter se dio a conocer y se acercó al personal a través de los desayunos de presentación. Estableció reuniones semanales con los Jefes de Departamento a fin de lograr una comunicación fluida, estar al tanto de lo que ocurre en el organismo, detectar conflictos y elaborar las estrategias para las correspondientes soluciones. Todas estas medidas adoptadas oportunamente por cada Director, promovieron en cierta forma, un conocimiento personal, un interés por el trabajador y su tarea diaria, un reconocimiento, cuidado y contención del personal a su cargo».

  • Vemos en tu Face que transitaste por la U.B.A ¿querés contarnos algo de ello?
  • «Estudié tres años en la UBA cursando la carrera de Administración de Empresas, pero luego abandoné. Quería algo humanístico, y me recibí de ´Asistente para Jardín Maternal y Cuidado de Niños de 0 a 3 años´. Realicé en la UBA varios talleres y cursos, entre ellos, de Selección de Personal y los que tenían relación con los estudios que había cursado. En la Escuela Superior de Psicología Social me recibí de Grafóloga con especialización en Selección de Personal y Reeducación Gráfica entre otras».
  • ¿Recordás alguna anécdota, o algún acontecimiento especial sucedido en la Dirección que guste compartir con nuestro lectores?
  • «Recuerdo el nacimiento de la primera hija de mi compañera y amiga Gilda. Estábamos trabajando en Central de Fax y ella rompió bolsa ¡Fue una revolución! Llamé a la ambulancia y todo sucedió muy rápido, cuando nos dimos cuenta, se la habían llevado sola, así que mi supervisor me autorizó a retirarme y subí a un taxi persiguiendo a la ambulancia hasta la clínica, donde horas mas tarde, nació Melisa».

A. P.