Nuevos criterios para la Verificación física obligatoria de automotores

Sandra Rinaldi

La Dra. Sandra Cristina Rinaldi es Encargada Titular del Registro de Córdoba N° 17 y docente de la Fundación Centro de Estudios Registrales (Fucer).  Se presentó en nuestra Web el pasado mes de abril con un artículo referido a la Transferencia entre Cónyuges y en junio con otro relativo al Asentimiento Conyugal. Hoy nos acerca este nuevo escrito; de especial relevancia en atención a la aclaratoria difundida por la Dnrpa la semana pasada, mediante la Circular DN 27/19.

Verificación: Obligatoriedad y principio general vs. Excepciones

(Título I, Capítulo VII, Secciones 1a. y 4a)

La verificación física del automotor, fue puesta en crisis a partir de la Disposición D.N. N° 116/19 del 08/04/2029, que modificó Digesto de Normas Técnico-Registrales del Registro Nacional de la Propiedad del Automotor, Título I, Capítulo VII, Sección 1ª, artículo 1º incisos c) y d) y artículo 1º, sección 4º, respecto a los trámites en los cuales resulta obligatorio el requisito de la verificación física de los automotores y motovehículos, tanto nacionales como importados. 

Esta modificación resulta un verdadero cambio paradigmático que sufrió la normativa registral, fundado en simplificar el trámite registral y dinamizar la compraventa de vehículo, al excluir de la exigencia legal —de la verificación física obligatoria— a aquellos automotores que tienen escaso valor económico o los que fueron verificados dentro de los dos años de la inscripción inicial, debido a que estadísticamente no son objeto de transferencia dentro de dicho período.  

Los cambios introducidos  los podemos sintetizar en 4 puntos: 

  1. Transferencia de Vehículos: se implementó un criterio diferente al modelo año para establecer la obligatoriedad de la verificación física de los automotores estableciendo al mismo tiempo parámetros generales y objetivos que permiten una actualización automática de la norma, quedando limitada exclusivamente respecto de los trámites de transferencia de automotores con una antigüedad entre dos (2) y doce (12) años, contados a partir del 1° de enero del año de su inscripción inicial. 

La Circular D.N. Nº 8/19 (23/04/2019), aclaró que para las transferencias que se peticionen durante el corriente año, es decir, 2019, será obligatoria la verificación física para aquellas transferencias cuya inscripción inicial se hubiere efectuado entre el 01/01/2008 al 31/12/2017. 

2. Transferencia de automotores utilizados para el transporte tanto de carga como de pasajeros

En virtud de la finalidad a la que son destinados, se establece la verificación física obligatoria para aquellas unidades inscriptas inicialmente a partir del 1º de enero de 1995. En consecuencia, en este supuesto se mantiene el criterio del modelo –año. 

Respecto a este tema, hay diferentes y contradictorios criterios sobre la interpretación que debe darse a que si esta norma se aplica a los transportes de carga y/o de pasajeros, teniendo en cuenta el tipo del automotor de acuerdo a la Disposición D.N. N° 288/2002 o al uso del automotor declarado en la Solicitud Tipo.  

La DNRPA ha expresado a través de los tickets y algunos coinciden en que el criterio a considerar para establecer la obligatoriedad de la verificación física del automotor es el Tipo. 

Adelanto que no coincido con este criterio, que pese a que los que sostienen el mismo, fundamentan su argumento en la poca claridad de la disposición en análisis, no encuentro tal sostén al mismo, ya que literalmente la norma expresa: “n) Inscripción de la transferencia de automotores destinados al transporte de carga y de pasajeros inscriptos inicialmente a partir del 1º de enero de 1995. 

El diccionario establece diferentes acepciones de destinado: ~destinar: 

Categoría gramatical: infinitivo, verbo transitivo, verbo intransitivo, en desuso 

Categoría gramatical y tiempos verbales de destinar explicados 

Etimología: De des- y tiña gusanillo de las colmenas 

a) señalar o utilizar una cosa para un fin determinado 

b) designar a una persona para un determinado empleo o puesto  

c) asignar para un determinado fin, uso o propósito (Ver Aquí) 

Se han encontrado 70 sinónimos de destinar como: dedicar, adscribir, encargar 

Refuerzo esta posición, los fundamentos de la disposición que en sus considerandos establece: “…Que, por otro lado, se estima pertinente excluir de la medida a aquellos automotores utilizados para el transporte tanto de carga como de pasajeros, en virtud de la finalidad a la que son destinados, manteniendo la obligación de verificar las unidades inscriptas inicialmente a partir del 1º de enero de 1995. 

No obstante ello, en la misma norma, pareciera que también se refiere a que el criterio a considerar es el Tipo, cuando en los fundamentos agrega: “… Que ello deviene necesario con la finalidad de evitar ilícitos con relación a las piezas esenciales de estas unidades por lo general destinadas a tareas productivas, las que además poseen un valor de mercado muy superior al del resto de los automotores.” 

Los vehículos de gran porte- más específicamente los que se encuentran especificados en los Anexos de las Disposiciones D.N. N° 288/02 y 207/03, adquieren esta característica de poseer un valor de mercado superior a los otros automotores, y ello por el tipo y por las tareas productivas a las que están destinados. La confusión se prestó porque en la Disposición D.N. N°s 116/19 no había hecho ninguna referencia ni correlación con las Disposiciones D.N. 288/02 y 207/03, referidas. 

La discusión fue resuelta por la Dirección Nacional, mediante el dictado de la Circular D.N. N° 27/19 del 29/07/19, brindando una solución ecléctica al establecer que la obligatoriedad de verificar en los trámites de transferencia de automotores destinados al transporte de carga y de pasajeros inscriptos inicialmente a partir del 1º de enero de 1995, se debe tener en cuenta tanto el tipo como el destino de dichos automotores. 

En consecuencia, debe interpretarse que se encuentran alcanzados por lo establecido en el citado inciso n), es decir, es obligatoria la verificación previa a toda transferencia, sólo en aquellos vehículos cuyo Tipo de Automotor sea uno de los previstos en los Anexos I de las Disposiciones Nros. 288/02 y 207/03 -camión, chasis con cabina, tractor, tractor de carretera, unidad tractora, furgón, pick-up, acoplado, semiacoplado, semirremolque, full-trailer, transporte de pasajeros, minibús, midibus, ómnibus- y, a su vez, el uso declarado  por el titular registral y/o futuro adquirente, sea transporte de pasajeros interjurisdiccional, transporte de pasajeros intrajurisdiccional, transporte de carga interjurisdiccional, transporte de carga intrajurisdiccional, transporte de carga de sustancias peligrosas o transporte escolar o de menores.  

3) Tranferencia de Automotres entre Familiares

«Que, en esa senda, se entiende necesario también eximir del requisito de la verificación física a aquellas transferencias que se realicen entre familiares hasta el cuarto grado de consanguinidad.» ( Art 1 inc k) 

La Circular D.N. N° 8/19 aclara que el vínculo de consanguinidad se debe acreditar acompañándose las partidas de nacimiento o matrimonio respectivas. 

4) Principio de Buena Fe: En todos los casos en los que pese a no ser obligatoria la verificación física, pero los adquirentes la practiquen en forma voluntaria, ésta debe ser admitida por los RRSS, pues es un elemento constitutivo de la buena fe exigida por los artículos 1895( Ver al pie2) y 1902 (ver al pie3) del Código Civil y Comercial de la Nación. 

La Circular D.N. N° 9/19 (16/04/19), aclaró que a los fines de calificar la conducta del adquirente de un vehículo como de buena fe, éste debe realizar la verificación física el automotor de manera voluntaria, en consecuencia, ésta es un requisito ineludible para quien la alegue en su beneficio, con independencia de su obligatoriedad o no impuesta por el régimen jurídico del automotor. 

Es por ello, que  resulta imprescindible que los operadores registrales asesoren respecto a la importancia de practicar la verificación de un automotor, aun cuando ello no sea un requisito administrativo indispensable para la prosecución del trámite registral de que se trate. 

Dra. Sandra Cristina Rinaldi

Encargada Titular del Registro de Córdoba N° 17

[1] https://www.buscapalabra.com/definiciones.html?palabra=destinado

[2] ARTICULO 1895.- Adquisición legal de derechos reales sobre muebles por subadquirente. La posesión de buena fe del subadquirente de cosas muebles no registrables que no sean hurtadas o perdidas es suficiente para adquirir los derechos reales principales excepto que el verdadero propietario pruebe que la adquisición fue gratuita.

Respecto de las cosas muebles registrables no existe buena fe sin inscripción a favor de quien la invoca.

Tampoco existe buena fe aunque haya inscripción a favor de quien la invoca, si el respectivo régimen especial prevé la existencia de elementos identificatorios de la cosa registrable y éstos no son coincidentes.

[3] ARTICULO 1902.- Justo título y buena fe. El justo título para la prescripción adquisitiva es el que tiene por finalidad transmitir un derecho real principal que se ejerce por la posesión, revestido de las formas exigidas para su validez, cuando su otorgante no es capaz o no está legitimado al efecto.

La buena fe requerida en la relación posesoria consiste en no haber conocido ni podido conocer la falta de derecho a ella. Cuando se trata de cosas registrables, la buena fe requiere el examen previo de la documentación y constancias registrales, así como el cumplimiento de los actos de verificación pertinente establecidos en el respectivo régimen especial.

Asentimiento Conyugal

Sandra Cristina Rinaldi

Prueba del carácter Propio o Ganancial. Disposición de Bienes.

La Dra. Sandra Cristina Rinaldi es Encargada Titular del Registro de Córdoba N° 17 y docente de la Fundación Centro de Estudios Registrales (Fucer).  Se presentó en nuestra Web el pasado mes de abril con un artículo referido a la Transferencia entre Cónyuges. Hoy nos acerca este nuevo escrito; referido a las formas de prestar asentimiento para enajenar o gravar bienes muebles registrales, de acuerdo a lo previsto en el artículo 470 del Código Civil y Comercial.

«Los cónyuges mantienen el principio  de gestión separada de los bienes gananciales disponiendo la libre administración y disposición de los bienes adquiridos por cada uno, pero para enajenar o gravar bienes muebles registrales, es necesario el asentimiento conyugal previsto en el art. 470 CCC, siendo de aplicación normativa en los supuestos de transferencia de dominio baja definitiva del automotor y constitución de derecho real de prenda, en concepto de préstamo (no cuando es saldo de precio), siempre y cuando el titular se hubiera declarado de estado civil casado bajo el régimen de comunidad, y no se trate de un bien propio, según las constancias del legajo».

«Es el régimen matrimonial de carácter supletorio, es decir, si expresamente los cónyuges al celebrar el matrimonio o antes, no optan por el régimen de separación de bienes, quedan sometidos a este régimen».

«Dentro de este régimen podemos diferenciar: 

a)  Son bienes gananciales los establecidos en el artículo 465 del Código Civil y Comercial. Se presume, excepto prueba en contrario, que son gananciales todos los bienes adquiridos durante la vigencia de la comunidad.

b) Son bienes propios los establecidos en el artículo 464 del Código Civil y Comercial. Cada uno de los cónyuges tiene la libre administración y disposición de sus bienes propios».

«Para que sea oponible a terceros el carácter propio de los bienes registrables adquiridos durante la comunidad por inversión o reinversión de bienes propios, es necesario que en el acto de adquisición se haga constar esa circunstancia, determinándose su origen, con la conformidad del otro cónyuge, mediante escritura pública o instrumento privado con firmas certificadas, en la forma establecida en el Capítulo V del Título I del DNTR. Se relacionará el respectivo documento, acompañándolo al trámite».

«En caso de no podérsela obtener, o de negarla éste, el cónyuge adquirente puede requerir una declaración judicial del carácter propio del bien, de la que se debe tomar nota marginal en el instrumento del cual resulta el título de adquisición».

«En caso de haberse omitido la constancia a que alude este inciso en el acto de adquisición, sólo procederá su rectificación previa declaración judicial».

«Estamos frente al Régimen de Separación de Bienes: cuando  Cada uno de los cónyuges conserva la libre administración y disposición de sus bienes personales».

«Tanto respecto del otro cónyuge como de terceros, cada uno de los cónyuges puede demostrar la propiedad exclusiva de un bien por todos los medios de prueba. Los bienes cuya propiedad exclusiva no se pueda demostrar, se presume que pertenecen a ambos cónyuges por mitades».

«ARTICULO 466 CCC.- Prueba del carácter propio o ganancial. Se presume, excepto prueba en contrario, que son gananciales todos los bienes existentes al momento de la extinción de la comunidad. Respecto de terceros, no es suficiente prueba del carácter propio la confesión de los cónyuges».

«El asentimiento del cónyuge en alguna de las siguientes formas:     

  1. Mediante la firma del cónyuge que presta su asentimiento, estampada en el lugar reservado al efecto en la Solicitud Tipo donde se instrumenta el acto. Dicha firma deberá estar certificada en la forma establecida en el Capítulo V, de este Título.
  2. Mediante instrumento público o privado por el que se otorgue el asentimiento.- En todos los casos en que se requiere el asentimiento del cónyuge para el otorgamiento de un acto jurídico, aquél debe versar sobre el acto en sí y sus elementos constitutivos.- Vg, venta del automotor dominio xxx-xxx, , donación del automotor dominio xxx-xxx, baja del automotor dominio xxx-xxx, etc.-(conf. artículo 375 inciso b del Código Civil y Comercial).Si se tratare de instrumento privado la firma del cónyuge debe estar certificada en la forma establecida en el Capítulo V de este Título. Se relacionará el respectivo documento, acompañándolo al trámite.
  3. Mediante apoderado, que puede ser el otro cónyuge o un tercero en cuyo caso debe identificarse los bienes a los que se refiere, y debiendo versar el poder sobre el acto en sí y sus elementos constitutivos -Vg, venta del automotor dominio xxx-xxx, donación del automotor dominio xxx-xxx, baja del automotor dominio xxx-xxx, etc. .- (conf. artículo 375 inciso b del Código Civil y Comercial).

Los poderes en los que se otorga el asentimiento del cónyuge, no están comprendidos dentro del artículo 13 del Régimen Jurídico del Automotor y por tanto no caducan a los NOVENTA (90) días hábiles de su otorgamiento, sin perjuicio de que caduquen otras facultades incluidas en el mandato, si así correspondiere. Se agregará el poder o una copia de éste autenticada por el Encargado de Registro o Escribano Público o se hará constar la personería y facultades del apoderado en la forma establecida en el Capítulo V, de este Título, mediante manifestación del certificante de la firma del apoderado en la Solicitud Tipo.

         4. Mediante la autorización judicial a otorgar el acto que requiera el asentimiento en los términos del artículo 458 del Código Civil y Comercial. Se relacionará el respectivo instrumento acompañándolo al trámite.

 Artículo 2º.- Cuando el dominio del automotor esté inscripto a nombre de ambos cónyuges, la firma de éstos en carácter de condómino vendedor estampada en la Solicitud Tipo resulta suficiente como expresión del asentimiento para el trámite de que se trate, no requiriéndose entonces que, además, éste sea reiterado expresamente. También resultará suficiente expresión del asentimiento conyugal para la constitución de prenda, la firma del cónyuge como codeudor, garante o avalista.

 Por el contrario, la firma del cónyuge dando el asentimiento para la venta del bien, no habilita a considerar otorgada la autorización para disponer de su parte en éste, en carácter de condómino vendedor.

 Artículo 3º.- En las transferencias dispuestas por orden judicial no se exigirá el asentimiento del cónyuge».

Dra. Sandra Rinaldi

Transferencia entre Cónyuges

Sandra Rinaldi

Adjudicación del bien ganancial por sentencia de divorcio o acuerdo extrajudicial

La Dra. Sandra Cristina Rinaldi es Encargada Titular del Registro de Córdoba N° 17. Docente de la Fundación Centro de Estudios Registrales (Fucer), está al frente de los cursos de Aaerpa-Delegación Córdoba para empleados de Registro. El pasado mes de marzo se puso en contacto con nuestra revista «he armado algunos temas que me gustaría compartir y que son de observaciones permanentes», nos dice y gustosos presentamos el primero de ellos, referido a la adjudicación del bien ganancial por sentencia de divorcio o acuerdo extrajudicial.

«El principio general, durante la vigencia del matrimonio, es la prohibición de contratar en interés propio de los cónyuges entre sí, bajo el régimen de comunidad. Aclaro que esta regla no rige para el supuesto que los cónyuges hayan optado antes o durante la vigencia del matrimonio, el régimen de separación de bienes».

«ARTICULO 1002.- Inhabilidades especiales. No pueden contratar en interés propio: …d) los cónyuges, bajo el régimen de comunidad, entre sí.

Excepto constituir sociedades de cualquier tipo, incluidas las de la sección IV de la Ley de Sociedades Comerciales nº 19.550″.

«Pero el supuesto fáctico que se propone, es cuando la comunidad de bienes matrimoniales se extingue por causa del divorcio, y consecuentemente se liquida la comunidad y el automotor/ motovehículo, queda en cabeza del cónyuge que ya ostenta la titularidad registral del mismo, es decir que se adjudicó el mismo a quien ya era propietario en un mismo porcentaje del 100%, pero con un estado civil diferente: divorciado».

«La liquidación referida puede formalizarse por vía jurisdiccional, es decir, en la sentencia que declare el divorcio y la disolución de la comunidad o bien por acuerdo extrajudicial. En este caso, tal como prescribe el art 500 del CCC que remite a la partición de las herencias – art 2369, que establece: Partición privada. Si todos los copartícipes están presentes y son plenamente capaces, la partición puede hacerse en la forma y por el acto que por unanimidad juzguen convenientes. La partición puede ser total o parcial».

«Esto significa que la liquidación de la comunidad se puede formalizar por instrumento privado, un acuerdo firmado en una escribanía sin que se le exija ninguna formalidad al mismo, tal como escritura pública o certificación de firmas.

Aclaro, esto es en cuanto a la formalidad del acto, pues en cuanto a los efectos respecto de las partes o de terceros, sí son necesarias las formalidades como certificación de firma, para darle fecha cierta y validez frente a estos, o si el objeto de dicho convenio son bienes muebles registrables o inmuebles, debe formalizarse según las prescripciones legales, tal como el uso de solicitud tipo o escritura pública, respectivamente.

¿Cómo se formaliza en el Registro Seccional este acto jurídico?

Acceso a la Circular D.N. N° 59-17

Durante muchos años, todos tendrán experiencia que los dictámenes de la DNRPA fueron controvertidos, por lo que la Circular D.N. Nº 59 del 22/12/2017 (Ver Aquí), vino poner las cosas en su correcto lugar, porque la liquidación de la comunidad, siguiendo el proceso de la partición y posterior adjudicación, es un acto jurídico que, que se reparte o se compensa el 50% que le correspondía al cónyuge no titular registral, en el ámbito extra registral, porque la realidad demuestra que cuando se adjudica el automotor/motovehículo a quien ya era titular, no opera ningún cambio en el status jurídico de dicho bien, sólo se altera el carácter del bien ( propio o ganancial) y el estado civil del titular (de casado a divorciado), con lo cual se elimina la necesidad del asentimiento conyugal.

En consonancia con el carácter constitutivo, que todo lo que no ingresa al Registro es inexistente para el derecho registral- reitero el acto de partición y adjudicación ha sucedido fuera del registro- la solución propuesta en esta circular, es acertada- no sólo desde el punto de vista económico y administrativo- sino también jurídico, pues el único cambio operado en el legajo- en las constancias registrales- es el referido, como se expresó, al estado civil y al carácter del bien, que en consecuencia, la normativa registral tiene previsto la solución que se encuadra en la rectificación de legajo- mediante el uso de Solicitud Tipo 02 ( Título II, Capítulo XV, Sección 2º , Artículo 1º y Sección 3º, Artículo 3º: “En caso de haberse omitido la constancia a que alude el inciso b), artículo 1°, Sección 6ª, Capítulo VIII, Título I, sólo procederá la rectificación del carácter ganancial del bien previa declaración judicial”.

Tal como hace referencia el artículo precitado, la rectificación del carácter del bien fue declarada judicialmente, en la sentencia de divorcio, y es dicho instrumento legal el que se debe adjuntar junto a la ST 02, y que debe encontrarse inscripta marginalmente en el acta de matrimonio ( que también se acompaña), por lo que sólo rectica el legajo respecto a el carácter del bien y el estado civil del titular, manteniéndose la titularidad al 1OO% en quien resulto adjudicatario».

«La misma solución es aplicable al supuesto de la adjudicación al cónyuge supérstite, como consecuencia de la partición hereditaria».

Dra. Sandra Cristina Rinaldi