La 4ta Revolución Industrial

No rugen los motores, pero la industria automotriz acelera en silencio su marcha, digitaliza sus procesos y es una de las protagonistas de la cuarta revolución industrial. Así como basada en un concepto y una visión esbozada por Jeremy Rifkin y avalada por el Parlamento Europeo, en una declaración formal aprobada en junio de 2007, se sostenía la tercera revolución científico-técnica, el sector no detiene su marcha rumbo a la nueva era.

Cuando hablamos de digitalización, la ubicamos en la cuarta revolución industrial, más conocida como Industria 4.0. Ese concepto nació hace 10 años y trata de embarcar la capacidad que tienen los equipamientos de generar datos, conectarse entre ellos y crear procesos más inteligentes, eficientes, flexibles, seguros y a prueba de errores”, explica Leandro Escudeiro, gerente general Sudamérica para Industrial Technique en Atlas Copco Argentina.

Es inédito de qué manera el concepto de cuarta revolución industrial atraviesa a la producción automotriz. Manufactura interconectada, datos en tiempo real (Big Data) e Inteligencia artificial son algunas de las herramientas que llegaron para acelerar los tiempos de producción.

Estas tecnologías se enmarcan en una serie de nuevos desarrollos ligados al procesamiento de la información proveniente de interconexiones electrónicas e integración de sistemas”, amplía Escudeiro. Y redondea: “El proceso de digitalización de una planta automotriz acontece cuando la empresa pasa a introducir los sistemas y equipos monitoreados y conectados para obtener datos en tiempo real, poder cruzarlos, analizarlos y tomar las decisiones necesarias. Son los equipos y sistemas incorporados en la empresa que soportan ese proceso de visión y transformación hacia la digitalización”.

Los especialistas indican que el proceso, desde el punto de vista de la industria automotriz, implica la transformación de la matriz productiva a partir de la implementación de sistemas desarrollados para generar los datos y conectividad necesaria.

Lo que vemos, hoy por hoy, son robots que se han implementado en los procesos y que se diferencian por su mayor nivel de interacción con los humanos, los llamados cobots (robots colaborativos)”, explaya Escudeiro.

Según un estudio de KPMG, la digitalización y la conectividad es la principal tendencia que tendrá el sector a mediano plazo, además del desarrollo de los vehículos eléctricos de batería. «Con la creciente oleada de conciencia ecológica, los fabricantes de equipos originales tendrán que hacer un mayor esfuerzo para repensar cómo aplicar los avances tecnológicos con respecto a la tecnología ICE, que en el pasado apenas se utilizaban para reducir la emisión de CO2», anticipó Dieter Becker, líder internacional del área automotriz en KPMG.

Entre las regiones que focalizarán su inversión de vehículos híbridos está América del Norte, América del Sur, India y los de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean). La tecnología de los vehículos eléctricos con batería tendrá más inversión en China y Europa occidental.

Fuente: Noticias Perfil

Citroën: la Argentina va a tener “un papel fundamental” en la nueva estrategia de la automotriz

La compañía anunció la producción hasta 2024 de tres nuevos modelos en las plantas que la firma posee en los países del Mercosur.
La responsable de la marca Citroën en América del Sur, Vanessa Castanho, aseguró que la Argentina va a tener “un papel fundamental” en la nueva estrategia de crecimiento que la automotriz desarrollará en la región.

Las palabras de Castanho se inscriben en la decisión de producir hasta 2024 tres nuevos modelos en las plantas que la firma posee en los países del Mercosur.

En ocasión de la presentación internacional del Nuevo Citroën C3 que comenzará a comercializar en el primer trimestre del próximo año, Castanho mantuvo una entrevista con Télam en la que brindó detalles de la estrategia para los próximos años a nivel regional, el rol de la Argentina, el incremento de integración local de autopartes y el desafío de ganar volumen de ventas.

“El Nuevo C3 es el primer modelo del proyecto “C-Cubo” que prevé el lanzamiento de una familia de vehículos con foco en el mercado internacional para 2024, en base crear una oferta competitiva, y diseñada para adaptarse a las especificidades de los países a los que va destinado”, explicó la líder regional de la marca nacida en San Paulo y con 24 años de experiencia en la industria automotriz.

Los futuros modelos de Citroën “se producirán en la región con una fuerte integración local de partes y componentes”, así como una estrategia de costos que permita ofrecer “autos modernos, con mucha calidad y un estilo atrayente, con excelentes equipamientos y un costo total de compra y mantenimiento cuidadosamente estudiado”.

En ese esquema de crecimiento regional, la ejecutiva brasileña que es la primera mujer en dirigir la compañía en América del Sur, aseguró que “la Argentina va a tener un papel fundamental para la marca, porque tiene la mayor participación de mercado de Citroën en América del Sur, aún con todas las dificultades que se puedan reconocer en la región”.

“El proyecto de internacionalización -agregó- y el camino que se inicia con este lanzamiento del Nuevo C3 quiere hacer que del actual 90% de las ventas concentradas en Europa se pueda alcanzar el 30% de sus volúmenes fuera de aquel continente. Y en eso América del Sur tiene un papel muy importante”.

La mayor presencia internacional y consolidación de la marca en todos los mercados en los que opera, también incluye una visión diferenciada para los países de Medio Oriente, África, Asia y China, así como una apertura a otros destinos como India.

Castanho precisó al respecto: “Tenemos una estrategia para América del Sur por los próximos 4 años y uno de los pilares es el programa C Cube es el lanzamiento de tres nuevos productos que comenzarán con la producción en 2022 del Nuevo C3 en Brasil, en la planta de Porto Real, y otros dos modelos en 2023 y 2024″.

“Esa estrategia va mas allá del producto, que es algo fundamental, pero que tiene otros pilares como una comunicación mucho mas adaptada a la realidad de la región, y en particular en la Argentina donde la marca tiene una gran proximidad con sus clientes que sabemos mantendrán su fidelidad con este nuevo modelo, pero que también nos permitirán conquistara otros”.

La automotriz en la Argentina tiene la mayor gama del portfolio con que Citroën cuenta en la región, y que se integra con los modelos C3, C4 Cactus, C4 Lounge, C5 Aircross y los vehículos comerciales Berlingo, Jumpy y Jumper, a los que sumará los que irán surgiendo de la nueva estrategia.

En ese contexto, Castanho explicó que “aún no está definido” si alguno de los dos nuevos modelos previstos para 2023 y 2024 podrán fabricarse en la planta de la localidad bonaerense de El Palomar, en particular en la nueva plataforma CMP que ya permite la producción del Nuevo Peugeot 208 en Argentina, tras una reciente inversión de US$ 320 millones.

“Sobre los otros dos productos, la decisión va a pasar por todas las fábricas de Stellantis en la región, contemplando todas las características necesarias para un vehículo latinoamericano”, dijo la directiva al referirse a la expectativa del mercado de que al menos uno de esos dos proyectos pueda radicarse en la Argentina.

El renovado C3 competirá en el segmento B-Hatch, que representó el año pasado el 30% del mercado total en Brasil y el 26% en Argentina, aunque también por su volumen se acerca al segmento de SUV compactos, que registra un creciente desempeño.

Citroën viene en los últimos años con un market share de 3,4% para 2019 y 3,6% en 2020, márgenes en los cuales también se moverá en el presente año de acuerdo a las estimaciones de la compañía reveladas durante la semana, pero con la previsión de que el nuevo modelo podría hasta duplicar ese desempeño en las ventas locales.

Finalmente Castanho relativizó la coyuntura de los países de la región en la toma de decisión de los futuros lanzamientos.

“El lanzamiento de los productos se producen con independencia de la situación momentánea de los mercados, lógicamente dependiendo de la estabilidad o no se van a ir adaptando los planes y tomando decisiones de acuerdo a cada escenario. Pero nunca para Citroën y el programa C Cube va a ser un impedimento el lanzamiento de los tres vehículos porque nos vamos a adaptar a la situación del momento político, económico o sanitario”.

Fuente: El Economista

Menos autos y más SUVs: Renault cambiará su estrategia de modelos en el Mercosur

En mayo pasado, el presidente de Renault Argentina, Pablo Sibilla, anunció que los modelos Logan, Sandero y Stepway no tendrán un reemplazante directo en la planta de Fábrica Santa Isabel. Estos tres autos dejarán sus actuales lugares en la línea de montaje de Córdoba para ser reemplazados por un nuevo utilitario.

Ahora se supo que la planta de Renault en Brasil también adoptará una estrategia similar. Según informó la revista brasileña Quatro Rodas, la marca del Rombo cambió el plan de modelos anunciado hace apenas un año, en mayo de 2020.

 El Proyecto Bigster: una SUV para el Segmento C (compacto), con tres filas de asientos y capacidad para siete pasajeros

En aquél momento, Groupe Renault reveló que se utilizaría la nueva Plataforma CMF-B (la misma del actual Clio V europeo) para producir siete nuevos modelos de las marcas Nissan y Renault en Brasil (ninguno de ellos será el Clio). Las siluetas publicadas en ese momento incluían a las nuevas generaciones de los Logan, Sandero y Stepway, además de varias SUVs.

Siempre según Quatro Rodas, ese plan fue alterado y esos tres autos de pasajeros no tendrán reemplazantes directos, aunque sí se concretará el proyecto de las “varias SUVs”.

Dejar de vender sedanes y hatchbacks para reemplazarlos por SUVs es una estrategia que están siguiendo varias marcas a nivel mundial. Se trata de una demanda real por parte de los consumidores, pero que las automotrices deciden acompañar porque las SUVs consiguen un mayor margen de ganancia que los autos convencionales.

La Noticia en Autoblog