¿Cuál es el juguete más aconsejado antes de los 3 años?

Juguetes para niños menores de 3 años

Las pantallas en sí no son buenas ni malas, el peligro reside en su uso demasiado temprano, desregulado y excesivo. Ningún niño las necesita antes de los tres años. La tecnología a edades demasiado tempranas pone en riesgo el aprendizaje de habilidades sensibles y fundamentales, como la empatía, que es la que nos permite ponernos en lugar del otro y ajustar nuestros pensamientos, actitudes y acciones de manera acorde.

Es solo a través del juego, conectados con otra persona, que aprendemos a socializar y a establecer las bases de la inteligencia emocional. Por eso, el mejor juguete para un niño en sus primeros años es otro ser humano: alegre, curioso y creativo. Las pantallas, pueden mejorar las habilidades de motricidad fina de los más pequeños o la retención de información, pero lo hacen de manera aislada, lo cual incrementa el riesgo de fragmentar la experiencia de aprendizaje y el ensimismamiento.

El bebé, desde que nace, está atento a descifrar el mundo aprendiendo a diferenciar y a relacionar tonos de voz, gestos, actitudes corporales, intenciones y hechos. A través de múltiples canales sensoriales, el adulto y el bebé se conectan de la misma manera que un Bluetooth. Un mar de información sensorial, emocional y cognitiva fluye entre ellos. Información que es profundamente interactiva y que nos modifica todo el tiempo. Esta información resulta vital para el desarrollo temprano de nuestras cualidades humanas más sutiles. Cualidades que son clave para generar y habitar estados crecientes de amor, empatía, compasión, alegría y paz y, también, para comprender y aprender de nuestros enojos, tristezas, envidias y codicias.

La exposición precoz y excesiva a la tecnología y a las pantallas, sobreestimulan los sistemas visuales y auditivos, limitando la maduración de determinadas funciones de la atención, la voluntad, la creatividad, la imaginación y el juego simbólico, que son los pilares del sentido común y la inteligencia emocional.

Fuente: www.lanacion.com.ar

Público sale a comprar últimos autos «baratos»

autos "baratos"

Acostumbrados a las crisis cíclicas, los consumidores argentinos no pierden oportunidad, al menos los que tienen ahorros, para aprovechar el momento. Es lo que está pasando en el mercado automotor con la confusión reinante en materia de precios por la estampida del dólar.

Después de la parálisis de las operaciones el lunes pasado, cada terminal está definiendo su estrategia y eso se percibe en las concesionarias. Marcas como Toyota o Nissan siguen vendiendo con los valores del viernes, es decir, sin aumento, lo que provoca que tengan muchas consultas y estén cerrando operaciones de unidades que tenían en stock. “Es de locos, tenemos actividad como en los buenos tiempos”, explicó el dueño de un local de una de estas automotrices. Es lógico: con 0 km ofrecidos a un precio establecido cuando el dólar valía $47 y teniendo dólares ahorrados que hoy valen $62 el negocio es redondo. Las concesionarias que tienen stock pueden hacerlo, con la señal de la terminal de respetar el valor de reposición.

En otros casos como Chevrolet, la situación es parecida. La terminal anunció una suba de precios de 23% el martes pasado, pero, a su vez, lanzó una promoción por una semana de mantener los valores “a un dólar de $45” de modelos como Cruze, Tracker y S10. En un local de esa marca confirmaron que la promoción atrajo compradores “dolarizados”. “No muchos, pero algo de gente vino” reconocieron en una agencia.

El razonamiento es simple para el que estaban con intención de comprar un 0 km: por unos días, va a demandar menos dólares para comprar un auto. Cuando los precios se ajusten, la situación cambiará. Para tomar un ejemplo, un Nissan March costaba el viernes unos u$s10.000 y hoy se consigue por poco más de u$s8.000. Incluso, muchas operaciones se están haciendo de clientes que tenían ahorros en pesos que buscan, en un 0 km que no haya sido aumentado, mantener el poder adquisitivo de la semana pasada.

Fuente: www.ambito.com

Honda dejará de fabricar autos en la Argentina y se focalizará en la producción de motos

Honda

A partir del año que viene, Honda dejará de fabricar autos en la Argentina. Hasta el momento, la compañía japonesa producía el modelo HR-V en su planta de la localidad de Campana, con un total de 9.000 unidades por año, que son el 2,2% del total de vehículos producidos localmente.

«Es una decisión a nivel global que no tiene que ver con el contexto económico local. La industria automotriz cambió y en ese contexto Honda Japón definió que las capacidades de producción se adapten de otra manera«, explicó Santiago de Pardo, gerente de Relaciones Institucionales de la empresa.

La empresa informó que trabajó en revisar su operación global de producción de automóviles y luego de evaluar los sistemas, configuración y capacidad más adecuados, decidió cesar la fabricación de HR-V en la Argentina a partir del segundo trimestre de 2020.

Con todo, desde Honda remarcaron que continuarán la comercialización de automóviles, con su servicio post venta y repuestos en el mercado local. A partir del año que viene se abastecerán de varias plantas a nivel global.

Fuente: www.infobae.com