DNRPA: cómo descargar el título automotor digital e imprimirlo

El DNRPA título digital es una opción fácil y rápida para tener el documento más importante de un auto, que es su título automotor.

Para ello, el DNRPA título digital cuenta con un código que debe conservarse que es la Constancia de Título Automotor -CAT-, la cual también se puede recuperar el caso de ser extraviada u olvidada.

En cuanto a la importancia de este documento, el DNRPA título digital certifica los datos del vehículo y los del titular, y se puede hacer a través del DNRPA online o de forma presencial.

Esta Constancia de Asignación de Título para tener el DNRPA título digital cuenta con tres códigos que se utilizarán en el último paso antes de imprimir el Título Digital.

DNRPA título digital: la importancia del CAT
Una vez que se quiere obtener el DNRPA título digital, el CAT se debe poner en uso. Esta constancia tiene:

  • un primer código que es de Registro Seccional;
  • el segundo, que es el Número de Trámite;
  • y por último, el Número de Control Web.

Para obtener y descargar la Constancia de Asignación de Título para tener el DNRPA título digital, hay que tener en cuenta que se trata de un trámite presencial, por lo que habrá que pedir turno y esperar unos días hasta la cita.

Sin embargo, existe la posibilidad de que ya esté la Constancia de Asignación de Título sin saberlo y que se pueda obtener el DNRPA título digital. Si durante los últimos meses, se llegó a hacer alguna cosa de esta lista puede ser que ya esté el código. Los trámites pueden ser los siguientes:

  • Inscripción inicial de tu 0km
  • Transferencias
  • Duplicado de título (sin importar la causa)
  • Cambio de radicación .

De lo contrario, para tener el DNRPA título digital, no queda otra que iniciar el proceso de recuperación de Constancia de Asignación de Título

Cómo recuperar la Constancia de Asignación de Título
Para tener la Constancia de Asignación de Título, se debe ingresar al portal oficial de la DNRPA y dirigirse a la sección de Trámites Online. Luego, se escribe en el buscador la palabra Recuperación y enseguida aparecerá el trámite de DNRPA título digital.

En el siguiente paso, para descargar la Constancia del DNRPA título digital, se debe escribir la Patente y Chasis y pulsar en Validar Vehículo.

Para seguir con el proceso de DNRPA título digital, hay que completar los datos para conseguir turno y obtener el CAT. Estos son los códigos que necesitarás para imprimir el TD:

  • Registro Seccional
  • Número de Trámite
  • Número de Control Web
  • Recuperacion CAT

¿Cómo descargar DNRPA título digital?
Una vez que se tiene el CAT para tener el DNRPA título digital, se puede descargar e imprimir el título de propiedad del automotor digital tomando en cuenta los siguientes pasos: Ingresá en la página del DNRPA.
Buscá la opción de “Descarga de Documentación
En la sección de “Tipo de Documento” seleccioná “Título Digital”
Ingresá el número de registro seccional, el número de trámite y el de control web, luego hacés clic en “Buscar”
Automáticamente se mostrará el título del automotor digital y allí lo podés descargar e imprimir.

¿Cuánto demora el Título digital?
El tiempo aproximado del servicio del trámite es de entre 24 y 48 horas. Siempre y cuando el usuario cuente con los datos correctos y actualizados de la CAT (Constancia de Asignación de Título). En ese lapso normalmente se envía el DNRPA título digital.

¿Cómo imprimir el 08 digital?
Este es otro dato clave si se quiere obtener el DNRPA título digital para hacer transferencia. Se necesita un 08, pero este no se puede imprimir para ser completado o imprimir ya completado.

Este lo puede comprar físico, completar y entregar en el registro ó completarlo online en donde recibirá por mail de la DNRPA un número de trámite con el cual deberá acercarse al registro donde antes de asistir deberá sacar un turno y ahí podrán hacer las firmas correspondientes.

La Dirección Nacional de la Propiedad Automotor (DNRPA) habilitó una web especial para completar el Formulario 08 de manera digital. Es el trámite necesario para realizar la transferencia de propiedad de un auto o una moto. Hasta ahora, ese formulario se completaba en papel y con copias en carbónico.

Además de poder descargar el título del automotor, también podés ingresar en la página oficial del DNRPA y consultar distintos trámites o documentos según tus necesidades. Por ejemplo, si tenés que sacar turnos solo tenés que hacer clic en el botón de “turno e inicio de trámite”, allí se reflejarán todas las opciones de transferencia digital, retiro de trámites y cédula digital, luego ingresás al sistema integral de trámites electrónicos y luego elegís la opción adecuada para vos.

Si, por el contrario, querés realizar la transferencia de un automotor, solo tenés que seguir estos pasos:

Ingresá en el enlace de la Dirección Nacional del Registro de la Propiedad Automotor y hacé clic en el botón de siguiente.
Hacé click en iniciar o continuar precarga.
Seleccioná la opción de completar datos de ambas partes.
Solicitá tu turno en línea con el número de la precarga y el código que te otorgaron al finalizar la solicitud electrónica.
Certificá en la firma en el Registro según el día y la hora asignados.

Fuente: iProfesional

Las alternativas vehiculares que se exploran en reemplazo de los combustibles fósiles

A primera vista, impresiona la elegancia de sus líneas, su andar aterciopelado y silencioso. Pero la sorpresa empieza una vez adentro, donde su consola futurista ofrece información inusual (como por ejemplo, un “monitor de energía”). Y lo verdaderamente inesperado se produce al levantar el capó, cuando en lugar de un laberinto de dispositivos se observa una cubierta negra con un par de mangueras anaranjadas.

Se trata del primer auto a hidrógeno llegado al país, el Toyota Mirai, que el medio periodístico “El Destape” tuvo oportunidad de probar, junto con un grupo de investigadores del Conicet y la CNEA que trabajan en la tecnología del hidrógeno. Fue durante una vista organizada a la planta de 132 hectáreas que la empresa posee en Zárate, de cuya línea de producción sale un auto cada 87 segundos. Son 171.000 vehículos anuales (Hilux y SW4) que se exportan a 23 países de la región.

El Mirai es uno de los “experimentos” más novedosos de la automotriz, que encabeza la oferta comercial (virtualmente inexistente, por ahora, ya que las únicas otras dos marcas que tienen este tipo de modelos son Honda y Hyundai, aunque se anuncian otros para el futuro próximo) de autos propulsados con este sistema no convencional, que no despide gases de efecto invernadero ni emisiones contaminantes.

Los vehículos alimentados a hidrógeno son una variante de los eléctricos. En lugar de cargar la batería en la red de electricidad, con cable y enchufe, la producen por medio de una reacción química entre el hidrógeno almacenado en sus tanques y el oxígeno del aire. En el caso del Mirai, cuando circula absorbe aire, que se combina con el hidrógeno de sus tres tanques; esto produce energía eléctrica que se almacena en las baterías y alimenta el motor eléctrico. El residuo es agua.

La primera versión fue presentada en 2014 y ya está disponible la segunda generación, que ofrece un 30% más de autonomía (alcanza los 650 km). Todavía no se comercializa en el país.

Distintas tecnologías
Se estima que un 15% de las emisiones de gases de efecto invernadero se atribuyen al transporte terrestre, por lo que todas las compañías están comprometiéndose con el desarrollo de nuevas tecnologías. “El calentamiento global presenta un desafío mayúsculo que nos exige alcanzar la neutralidad de carbono –comenta en su presentación Tomás Rodríguez Ansorena, integrante del equipo de comunicación de la firma–. Toyota trabaja en esto desde 1992. En 1997, presentó el Prius, que fue el primer vehículo híbrido comercial de la historia, y calculamos que nuestras innovaciones redujeron 160 millones de toneladas de dióxido de carbono, que equivalen a haber retirado del mercado cada año un millón y medio de vehículos convencionales”.

Se calcula que hoy existen en escala global 1.400.000.000 de vehículos. Convertirlos en eléctricos es un desafío enorme.Y aunque muchas veces se piensa que contando con autos eléctricos se podría resolver el problema de las emisiones vehiculares, alcanzar la neutralidad de carbono exige no solo modificar los motores, sino todo su ciclo de vida: desde la fabricación hasta su descarte.

“Incluye el abastecimiento de materiales, la fabricación, la conducción, las emisiones de la matriz eléctrica o de la generación de hidrógeno para potenciar estos vehículos –detalla Rodríguez–. En la casa central de Japón ya están desarrollando protocolos para el desarmado de autos en desuso, que es responsabilidad de la industria. El desafío es alcanzar cero emisiones de CO2 en todo el ciclo de vida del producto antes de 2050. Sabemos que es muy difícil, pero nuestra planta de la Argentina ya está avanzando en ese sentido. Trabajamos con energía eléctrica 100% renovable, fruto de un acuerdo con YPF Luz por el cual compramos electricidad del parque eólico de Manantiales a través del Mercado a Término de Energías Renovables (Mater), y pusimos en marcha iniciativas en términos de economía circular para aumentar el reciclado. Además, promovemos activamente que los proveedores reduzcan emisiones”.

Partiendo de la premisa de que el escenario es todavía muy incierto y no se sabe cuál de las tecnologías será la más exitosa, esta compañía explora cuatro principales. “Creemos que ‘el enemigo son las emisiones de carbono, no el motor de combustión interna’ –destaca Rodríguez–. Nuestro Instituto de Investigaciones, encabezado por el doctor Gill Pratt, está estudiando distintas estrategias: desde los vehículos híbridos, los puramente eléctricos, los impulsados a hidrógeno, al desarrollo de pilas de combustible y baterías de estado sólido [similar a las de litio, pero más seguras, eficientes y con más autonomía]”.

Una línea de desarrollo es la de los vehículos híbridos, que combinan un motor de combustión interna y uno eléctrico. La clave reside en que el motor eléctrico es a su vez un generador que aprovecha la energía cinética del vehículo para producir corriente, esa electricidad se almacena en una batería (en el caso del Corolla, de níquel-cadmio o Ni-Cd) y ayuda a impulsar el vehículo. El funcionamiento puramente eléctrico es muy breve, se limita al arranque y los primeros metros (en realidad son tres kilómetros, pero solo si se desplaza a 18 km por hora). Su función es ayudar al motor térmico a ser más eficiente y consumir menos, porque durante las desaceleraciones y frenadas aprovecha la fuerza del vehículo (en virtud del sistema Kinetic Energy Recovery System o KERS, que permite reducir la velocidad transformando parte de su energía cinética en energía eléctrica, que se almacena para un uso futuro).

“Se estima que ahorra, en promedio, alrededor de un 33% del consumo. Pero en las ciudades, donde hay muchas desaceleraciones y frenadas, se puede ahorrar hasta 50% de combustible con la consecuente disminución de emisiones”, detalla Rodríguez.

Una característica importante de los híbridos es que son autorrecargables, no necesitan infraestructura de carga eléctrica. Pueden alcanzar el doble de kilómetros en el ciclo urbano con la misma cantidad de combustible y por su capacidad promedio de reducir emisiones, se estima que introducir tres híbridos en el mercado es equivalente a retirar de circulación un auto convencional.

Lo interesante, en América Latina y en la Argentina, es que se trata de una solución accesible y práctica para empezar a reducir emisiones ya mismo, no de un objetivo a largo plazoagrega Rodríguez–. Para el Corolla, que se fabrica en Brasil, la diferencia en el precio es de alrededor de un 10% más que su equivalente convencional, pero en algunos países está exceptuado del impuesto automotor. Esto, sumado al ahorro en combustible, permite amortizarlo rápidamente”.

En la Argentina, la venta de híbridos crece y ya hay muchas marcas que los ofrecen, como Peugeot, Nissan, Ford y otras, pero lentamente. Por ahora, representan apenas el 1,2% del mercado: “En este momento, aquí hay menos de 300 eléctricos puros circulando”, destaca Rodríguez.

Enchufables
En segundo lugar están los híbridos enchufables, que además incorporan una batería de litio y un cargador eléctrico para tener mayor autonomía en el modo 100% eléctrico. “En el caso de Rav4, puede hacer hasta 75 kilómetros sin usar nafta, y eso trae grandes ventajas en la vida cotidiana, ya que la mayor parte de los trayectos son cortos. Con la batería cargada, se pueden hacer hasta 100 kilómetros con un solo litro de combustible –dice Rodríguez–. Y tiene una ventaja: la cantidad de litio que se necesita para esta tecnología es mucho menor que la que se requiere para un vehículo eléctrico a batería de largo alcance”. Este modelo todavía no se vende en la Argentina, pero tanto Toyota como otras marcas tienen planes para un futuro cercano.

El primer vehículo puramente eléctrico a batería de Toyota es el bZ4X, que se presentó este año en Japón, Europa y los Estados Unidos. “Es una verdadera revolución en términos industriales y de diseño –subraya Rodríguez–. Se podría decir que es una batería con ruedas. Muchos componentes dejan de utilizarse, por lo que es necesaria una reconversión tecnológica mayúscula”.

Por ahora, los precios de cualquiera de estas alternativas están lejos de la capacidad económica de una familia de clase media de esta parte del mundo. Pero hay otros obstáculos para la reconversión tecnológica del parque automotor.

Si estas propuestas se masificaran, habría que resolver desafíos monumentales. Por ejemplo, adecuar la generación y distribución de energía eléctrica para abastecer la demanda de la locomoción, que se sumaría a la ya problemática de hogares e industrias. “Si hubiera una adopción masiva de vehículos enchufables (sean híbridos enchufable o eléctricos a batería), la provisión de electricidad sería compleja –acota Rodríguez–. Para evaluar el grado de sustentabilidad de cada tecnología hay que tener en cuenta también estos factores. Hoy hay 300 vehículos eléctricos puros circulando en Argentina, a los que acceden muy pocas personas con alto poder adquisitivo y que pueden comprar un cargador para instalar en su casa. Eso también tiene que entrar en la ecuación”.

Por otra parte está la obtención de los enormes volúmenes de minerales necesarios para fabricar las baterías (algunos de los cuales, como el platino, se encuentran en pequeñas cantidades en lugares muy puntuales del planeta y ya se sabe que no alcanzaría).

Y por último, habría que resolver cómo descartarlas. “Todavía no tenemos un volumen importante, pero por supuesto es una preocupación. También tenemos proyectos de ‘segunda vida’, que será necesario estudiar”, cuenta Rodríguez.

Varios investigadores señalaron que en países como la Argentina, donde el 80% de la energía eléctrica se obtiene de fuentes fósiles, se cree que con comprar un auto eléctrico ya está resuelto el problema de las emisiones, pero aunque estos autos son más eficientes, se gasta menos nafta o gas oil y se contaminan menos las ciudades, se usa energía eléctrica que también está producida por combustibles fósiles. Tienen, sí, el beneficio de que se concentra la emisión en lugares específicos y se podrían estudiar sistemas de captura de dióxido de carbono.

En el caso de los autos a hidrógeno, aunque se cargan más rápido que los eléctricos puros y ofrecen ventajas para el transporte de larga distancia y de gran peso necesitan una red pública de cargadores.

Vendemos el Mirai en Japón, algunos estados de Estados Unidos, y países de Europa. Pero las tecnologías todavía están en desarrollo y reconocemos las diferencias. Para la movilidad urbana, la batería de litio demostró capacidades sobresalientes, pero creemos que el hidrógeno sigue en carrera”, mencionó Rodríguez.

Después de haber probado el Mirai, Horacio Corti, investigador de la CNEA y profesor de dedicación simple en la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA, que desde hace 20 años trabaja en temas relacionados con celdas de combustible y baterías de litio-aire, no pudo menos que sorprenderse ante el logro tecnológico. Es notable la densidad de energía que lograron en un volumen tres veces menor que la más evolucionada de las celdas de combustible estacionarias –comentó–. Es una belleza”.

Fuente: El Destape

¿Cómo inscribimos una Donación con reserva de Usufructo en Automotores?

María Sol Carp

La Dra. María Sol Carp es Abogada, Escribana, Diplomada en Derecho Registral del Automotor y en Derechos Reales, además de ejercer la función docente. Asesora en asuntos legales y normativos técnico-registrales del automotor, brinda capacitación y acompañamiento en su diario ejercicio profesional a Gestores, Mandatarios y Empleados de Registro. Se desempeñó durante 13 años como Encargada Suplente Interina del Registro de Motovehículos Córdoba “C”.

Hoy nos presenta un artículo referido al Usufructo de un automotor, ese derecho de uso y goce”, sosteniendo la necesidad de que se prevea su inscripción registral.

La leemos:

“La inscripción registral en automotores posee carácter constitutivo, lo que significa que sólo con la inscripción registral y a partir de ella, somos propietarios del automotor, o sea sólo con la inscripción registral, perfeccionamos el derecho real de propiedad a nombre de quien ejerce el derecho de dominio del vehículo”.

“Ese derecho de dominio (propiedad) posee en sí dos derechos, el de disponer de la cosa (automotor/motovehículos/máquinas agrícolas en nuestra materia) y el derecho de usar y gozar de él”.

“Cuando hay a una reserva o constitución de usufructo a favor de una persona distinta de su titular registral estamos ante un ´dominio desmembrado´, el dominio separa los derechos fundamentales e inherentes que lo tipifican, la ´nuda propiedad´ (facultad de disponer) la ejerce el titular del dominio y el ´uso y goce´ (facultad de usar, gozar y disponer jurídicamente sin alterar su esencia) lo ejerce otra persona distinta de su titular o propietario”.

“El D.N.T.R. regula el derecho real de dominio, pero con relación a desmembraciones del mismo hay muy poca normativa y según mi criterio ninguna que le sea aplicable a este derecho real de usufructo”.

“Para una mejor comprensión dejemos en claro algunos conceptos fundamentales del usufructo: es un derecho real, temporario, transmisible (modificación introducida por el nuevo C.C.Y C.N) , se puede constituir a título oneroso, gratuito, por acto entre vivos o disposición de última voluntad (testamento). se puede otorgar el derecho de usufructo a una o varias personas”.

“La intención del presente trabajo es: ¿qué regulación normativa encontramos en el DNTR, en el supuesto de que una persona quisiera donar su automotor, su flota de transporte, las máquinas agrícolas de su campo, por ejemplo, a sus hijos y reservarse el usufructo a su favor?”

“Considero que la forma más usada para constituir usufructo en materia de automotores, podría ser cuando el titular registral decide formalizar una Donación a favor de sus herederos forzosos como adelanto de herencia, reservándose a su favor el usufructo hasta su muerte. Es una herramienta legal muy utilizada, que tiene como finalidad distribuir los bienes entre los herederos antes de la muerte y evitar así un proceso sucesorio”.

“En este supuesto considero se instrumentaría mediante una Solicitud Tipo 08 que acompaña como minuta el Testimonio de la Escritura Pública, atento que la Donación requiere ser instrumentada por escritura pública – art. 1552 C.C.C.N-, si es a favor de hijos o parientes hasta el cuarto grado de consanguinidad no requeriría verificación (Título I CAP VII SECC 4 ART.1 INC K, DNTR), título , cédula, Cuil del donatario, requiere Ceta porque no se encuentra exenta la donación, y considero que debería solicitarse una cédula autorizado a conducir para que el usufructuario pueda ejercer su derecho real de uso y goce. En el título se debería agregar como dato complementario la existencia del usufructo y los datos del usufructuario“.

Pero esta es la solución que le encontraría, repito, ante la falta de normas expresas en el DNTR, no obstante no estaríamos inscribiendo el usufructo; que como adelanté al principio al ser un derecho real, debería inscribirse en virtud el carácter constitutivo del Régimen Jurídico Automotor”.

“Todo lo normado en el DNTR Título II Capítulo XVII, en el cual encontramos escueta normativa con relación a la inscripción de la Posesión y Tenencia, no puede aplicarse al usufructo por varios motivos que paso a detallar”.

“Primero el usufructo es un derecho real y la posesión no es un derecho, sino una situación fáctica (hecho) con consecuencias jurídicas”.

“Todo lo regulado en el capítulo mencionado con relación a cautelares, asentimiento conyugal no es aplicable al usufructo. Si el bien del cual queremos constituir un usufructo posee carácter ganancial en mi parecer requiere el asentimiento del cónyuge porque considero que no es un acto de carácter administrativo el usufructo sino dispositivo, le estamos quitando a ese derecho de dominio la facultad de usar y gozar de la cosa y se la estamos entregando a un tercero (en igual sentido se expide en la Instrucción N° 4/2018 el Reg. Prop. Inm. Cap. Federal)”.

“Si el dominio posee cautelares reales (embargo, prohibición de contratar, prohibición de innovar) o si su titular posee cautelares personales (inhibición, restricción a la capacidad, etc), si vemos lo normado en el DNTR, Título II, Capítulo XVII no habría impedimento en registrarlo, pero repito dicha normativa no es aplicable al usufructo; porque si pudiéramos inscribir el usufructo con cautelares vigentes, al otorgar el derecho de uso y goce otra persona, ese bien deja de tener un valor en mercado y pasa a tener uno muy inferior, lo cual repercutiría en el valor de una subasta y así estaríamos burlando de manera fraudulenta el derecho de los acreedores”.

“En resumen el derecho real de usufructo debe inscribirse ya que en el RJA “título y el modo” se resumen en la inscripción registral; en igual sentido opina el Dr. Prósperi (Régimen Legal Automotores), en oposición a mi criterio el Dr. Alberto Borella (Régimen Registral Del Automotor) considera que la inscripción del usufructo tiene una finalidad meramente publicitaria, a fin de que terceros conozcan si adquieren un dominio perfecto o desmembrado”.

“No existe normativa en el Digesto de Normas Técnico Registrales aplicables al derecho real de usufructo no pudiendo aplicarse lo normado con relación a la inscripción de la Posesión o Tenencia por los argumentos vertidos supra”.

“Se necesita regulación expresa sobre la inscripción del derecho de usufructo en materia de automotores, propongo así como pensando en voz alta, podría instrumentarse mediante ST 02 o TP (solicitudes tipo de carácter genérico), acompañando el instrumento jurídico en el que se constituya el usufructo (contrato, si es donación Escritura Pública), no requeriría verificación. la inscripción del usufructo debe expedir cédula a favor del usufructuario, requerir asentimiento conyugal y en el supuesto de que el dominio registre cautelares reales o personales sería necesario que se acompañe oficio o testimonio que lo autorice”.

Dra. María Sol Carp

Todos sus artículos en Panorama

Bibliografía:

1) “RÉGIMEN LEGAL DE AUTOMOTORES”- F. Prósperi, año 1997.

2) “RÉGIMEN REGISTRAL DEL AUTOMOTOR” .- A. Borella, año 1993.

3) “XVIII JORNADA NOTARIAL CORDOBESA (2015) ALGUNAS CONSIDERACIONES EN TORNO AL CONCEPTO, AL OBJETO Y A LA LEGITIMACIÓN DEL DERECHO REAL DE USUFRUCTO EN EL NUEVO CÓDIGO CIVIL Y COMERCIAL DE LA NACIÓN” – Dr. GABRIEL ANÍBAL FUSTER.

4) INSTRUCCIÓN DE TRABAJO N° 4 / 2018- Buenos Aires, 6 de agosto de 2018- Registro de la Propiedad Inmueble de Capital Federal.

5) EL USUFRUCTO: Sus caracteres frente al nuevo Código Civil y Comercial Autor: Dra. Liliana E. Abreut de Begher.