“Con este aumento, combustible quedó atrasado 20% y pasará a $35”

El bolsillo no tiene respiro y, pese al magro aumento de los sueldos en mayo/junio, la inflación puso nuevamente al salario argentino corriendo muy por detrás de la inflación. Sin embargo, desde la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines del Centro de la República (FECAC) advierten que aún resta un 20% por aumentar, significando un litro de súper a $35 en diciembre.

El pasado domingo arrancó la nueva remarcación de precios de combustibles tras la ruptura del pacto del ex ministro de Energía Juan José Aranguren con las petroleras para dolarizar tarifas. El nuevo aumento debía ser del 12% pero Javier Iguacel autorizó sólo el 5% para súper y 8% para las naftas premium.

De esta manera, la súper YPF pasó a $30,69 pero en el interior del país ya roza los $32, mientras que Infinia (premium) redondeó en $36. En este contexto, no resulta descabellado ni lejano que un litro de súper cueste $35 en diciembre sino antes.

Así lo advirtió el prosecretario de la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines del Centro de la República (FECAC) Gabriel Bornoroni al portal Aire de Santa Fe: “Estábamos desactualizados en un 25% hasta el momento. Con esta suba del 5%, ahora nos resta un 20%, lo que hace que las petroleras restrinjan la venta del producto y las estaciones de servicio que tienen contrato no tienen problemas en recibir el producto, pero aquellas estaciones que no tienen bandera, es a las que nosotros llamamos ‘blancas’ están con faltante del producto desde hace ya cuatro días. Eso nos preocupa porque en todas las provincias está ocurriendo esta situación”.

“Este problema debería ser solucionado por parte del gobierno nacional con las petroleras, porque estamos viviendo una fantasía que no existe. Estamos desactualizados un 20%”, explicó.

Por otra parte, la venta en los combustibles, según datos estadísticos de FECAC, mermaron un 15% no por la caída en el consumo de combustibles sino por la restricción del suministros por parte de las petroleras.

Según la Federación de Expendedores de Combustibles, se prevé para fin de este año que la nafta súper cueste alrededor de $35.

Las ventas cayeron un 30% en el mercado automotriz

‘Este fenómeno afecta la comercialización, vimos que las actividades para futuras ventas han tenido caídas del 25% al 30%. Las ventas diarias de 3500 unidades venían bien, ahora están en 2500 o 2800 unidades’, indicó Peláez Gamboa

El presidente de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa), Luis Peláez Gamboa, se refirió al incremento en el precio de los autos, del impacto de la devaluación en las ventas y de la dependencia del sector de la economía brasileña.”Las tasas de interés aumentaron y los esquemas de financiación de los vehículosse ve impactada, la dinámica de la venta se ralentizó. Se ve un incremento de los precios que no está acompañando el nivel de la devaluación, los precios no han seguido el 50%, han aumentado pero no acompañan la devaluación”, remarcó el también presidente de Renault.

Sobre el aumento de precios en el corto plazo, Peláez Gamboa opinó que dichos precios deberán hacer un acompañamiento “más adecuado” a lo que fue la devaluación. Y ese incremento será “hasta el punto en que el mercado lo permita”.

Con respecto al costo del auto más barato del mercado, el titular de Adefa dijo: “En marcas importadas hay un precio muy competitivo. Pero en marcas más establecidas en el país, el costo está en $290.000 o $300.000”. Y agregó que es posible que crezca la venta de motos, a la que tildó como un fenómeno que se da en muchos países de Latinoamérica.

Fuente: ElIntransigente.com