Por falta de 0 km hay lista de espera por autos usados con pocos años

espera por autos usados

Ya es sabido que el en el mercado automotor hay un fuerte desabastecimiento de 0 km por las trabas a las importaciones que se comenzaron a implementar desde el año pasado. Esto hace que haya demoras de varios meses para comprar algunos de los modelos más codiciados. No sólo eso. Sin oferta fluida de vehículos del exterior, la demanda se concentra en productos nacionales y también obliga al interesado a tener que conformarse con conseguir una buena posición en la lista de espera para adquirir una unidad.

La escasez de autos nuevos viene presionando sobre el segmento de los usados “jóvenes”, aquellos vehículos con dos a cuatro años de antigüedad. Tanta es la demanda que, como ya se informó, el precio de venta de estos coches está por arriba de los valores de lista del 0 km similar.

Lo curioso es que las listas de espera ya no es algo exclusivo de los 0 km. También en usados, las concesionarias comienzan a anotar candidatos para comprar los modelos más codiciados. “Los usados más jóvenes también están faltando. Son los modelos que, en general, se entregan para comprar un 0 km. Al no haber disponibilidad de autos nuevos, el dueño de un usado de hasta 2018 o 2017 no tiene posibilidad de saltar a uno nuevo y no se desprende de su vehículo. “Por ese motivo, también hay espera para estos autos. Es una cadena…”, señaló a Ámbito, Alejandro Lamas, secretario general de la Cámara del Comercio Automotor.

Cuánto tiene que esperar un interesado para comprar uno de estos modelos es relativo. Depende de la posibilidad del propietario de conseguir un 0 km y poner al venta su usado, pero en las concesionarias ya están haciendo listas de esperar para cuando aparezca una oportunidad. “La gente nos pide que los anotemos y nos dejan el teléfono para que los llamemos si llega el vehículos buscado. Para algunos modelos tenemos tres o cuatro interesados en comprarlo”, explicó el dueño de una agencia de Palermo.

El faltante de vehículos usados es variado. La mayoría son de importados fuera del Mercosur ya que esos son los 0 km que más dificultades tienen para ingresar al país. Se trata, principalmente, de vehículos de alta gama o premium pero también escasean modelos de gama media o de pickup nacionales.

En un sondeo realizado en distintos locales de “segunda mano”, los nombres que se escuchan como los más demandados son Honda Civic y HR-V, Hyundai Santa Fe y Tucson, Kia Sportage y SorentoToyota SW4Nissan SentraRenault Captur full y las pickup nacionales en sus versiones tope de gama con caja automática. De todas maneras, el faltante es generalizado y se siente con mayor fuerza en todos los modelos de las marcas alemanas de lujo.

Esto hace que los precios suban a un ritmo acelerado. Tradicionalmente, la brecha entre un valor de un auto nuevo y uno con dos o tres años de uso suele rondar entre 25% y 30%. Incluso, hubo épocas en que fue mayor. Sin embargo, la actualidad desapareció. Además del faltante de vehículos nuevos, el tema económico juega a favor de los usados. El costo de sacar un 0 km de una concesionaria y el mantenimiento en cuento patente y seguro hace recapacitar a muchos compradores de embarcarse en esa aventura. Un usado relativamente nuevo y con pocos kilómetros es un producto atractivo y obliga a un desembolso inicial menor.

Fuente: ambito.com