Sobreseyeron a Nilda Garré por inexistencia de delito en una denuncia de 2013

Diario “La Voz”, 2/12/22

El juez federal Marcelo Martínez De Giorgi sobreseyó hoy a Nilda Garré por inexistencia de delito en razón de que “el hecho investigado no encuadra en una figura legal” en una causa abierta desde 2013 por supuesta incompatibilidad de acumulación de cargos públicos.

El magistrado decidió “sobreseer” a la exfuncionaria “en razón de que el hecho investigado no encuadra en una figura legal, con la expresa declaración de que la formación del presente proceso no afecta el buen nombre y honor”, sostuvo en la resolución.

La causa se abrió en 2013 por denuncia de senadores del radicalismo a raíz de una supuesta “defraudación a la administración pública” al detectar que Garré era encargada titular de un Registro de la Propiedad Automotor en la ciudad de Buenos Aires y tomó licencia para “el desempeño de cargos nacionales, provinciales y municipales de carácter no permanente”.

Se trató de una “situación que se habría extendido de forma prácticamente ininterrumpida, en razón de las sucesivas funciones públicas para las que resultó electa o designada”.

En la denuncia se consignó que cobró “emolumentos” recibidos “en tanto titular del Registro de la Propiedad Automotor 57 de la Capital al tiempo que percibía sueldos por otros cargos públicos”.

Pero al sobreseerla, el juez del caso concluyó que “la percepción de emolumentos por parte de un Encargado Titular en uso de licencia por ejercicio de un cargo público, no configuró en el caso de Garré una doble remuneración, ya que no puede equipararse emolumento con salario o remuneración”.

“Queda claro que el accionar de la Dra. Garré cuestionado a lo largo de la presente investigación, se encontraba autorizado normativamente; no observándose irregularidad alguna en torno a este punto”, agregó el fallo.

En la resolución se mencionó que “durante su desempeño como diputada nacional, embajadora y ministra, Garré no ejerció la función de Encargada de Registro, ya que -como se puntualizó- se había designado a tal efecto a una Encargada Suplente”.

“Por el contrario, pidió licencia para el desempeño de ese cargo público, haciendo uso de tal facultad, prevista -como se dijo- en el decreto 644/89, art. 6° inciso c), vigente en esa fecha y específico para los Encargados de Registro; y no percibiendo, en consecuencia, sueldo o remuneración alguna por esa actividad”, agregó el juez.

Además evaluó que “no existió en el caso de Garré, un ejercicio simultáneo de dos cargos públicos incompatibles entre sí, ni percepción de dos salarios, ya que durante todos los períodos en que ocupó cargos tanto en el Poder Legislativo como en el Poder Ejecutivo Nacional, solicitó y le fue otorgada la correspondiente licencia”.

Ello “desdibuja la hipótesis delictiva planteada a lo largo de la presente investigación”, concluyó.

Garré ya había sido sobreseída en esta causa, pero esa decisión fue revocada por la Cámara Federal que ordenó nuevas medidas de prueba que una vez realizadas llevaron al magistrado a volver a dictar el sobreseimiento.

La Noticia en “La Voz”