Sistema de detección de peatones: ¿podría haber salvado a la agente de tránsito?

Sistema de detección de peatones

En la madrugada del domingo pasado, Eugenio Damián Veppo, periodista de 32 años, embistió a dos agentes de tránsito luego de evadir un control de alcoholemia ubicado en Avenida Figueroa Alcorta y Tagle, frente al edificio de la TV Pública. El vehículo protagonista del incidente fue un Volkswagen Passat azul de sexta generación.

A pesar de que en Argentina todavía no se encuentran masificados diversos mecanismos de seguridad en los vehículos, en esta ocasión el dispositivo de mayor renombre para este tipo de casos es el sistema de detección de peatones. Se puede decir que esta tecnología es relativamente nueva, y el rodado involucrado en el incidente no contaba con este dispositivo, más allá de ser un auto de alta gama (al menos en nuestro país).

Este sistema puede detectar tanto peatones o animales (también en condiciones nocturnas), mediante el uso de cámaras infrarrojas que posibilitan evaluar las condiciones del camino por delante, incluso cuando el ojo humano no podría hacerlo. Además, los vehículos que poseen este artilugio de seguridad, tienen un radar para evaluar la distancia entre la persona y el rodado.

En caso de que el sistema detecte que el auto tiene altas chances de impactar con un peatón, la tecnología actuará por si sola y avisará al conductor mediante alarmas sobre un posible incidente. En algunos casos, existen modelos que frenarán al vehículo de manera autónoma, y también hay otros que poseen mayor cantidad de cámaras en los alrededores de la unidad, que podrán realizar una maniobra evasiva para evitar el siniestro.

En la Argentina pocos vehículos tienen incorporado este sistema, pero en determinados casos disminuiría la cantidad de víctimas de tránsito. En contrapartida, en el caso de que diversas unidades incorporaran esta tecnología, la velocidad también podría representar un problema, ya que este conjunto de cámaras funcionan hasta cierta cantidad de kilómetros por hora. Aún así impulsaría una conducción más segura.

Fuente: Parabrisas.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *