Lexus LX: así es el nuevo SUV que se lanzó por 278 mil dólares

Se puso a la venta en la Argentina un nuevo SUV de Lexus, la marca de lujo de Toyota. Se llama LX y se caracteriza por un tamaño imponente, una motorización muy poderosa y un equipamiento súper completo. Por todo eso, su precio es muy exclusivo: cuesta 278 mil dólares.

El Lexus LX, en realidad, no es un modelo nuevo. Ya va por su cuarta generación, pero es la primera que llega al mercado argentino. Como todas las anteriores, está basado en la Toyota Land Cruiser, aunque entre ambos modelos hay varias diferencias.

El motor del Lexus LX es un naftero V6 biturbo de 3.5 litros de cilindrada, que rinde 415 caballos de potencia a 5.200 revoluciones por minuto y 650 Nm de torque máximo entre 2.000 y 3.600 vueltas. La caja es automática de diez velocidades.

El LX mide 5,10 metros de largo, 1,86 de alto y 1,99 de ancho (sin espejos), con una distancia entre ejes de 2,85 metros. Cuenta con 110 litros de capacidad en el tanque de combustible y hasta 1.871 litros de capacidad cuando se rebaten la segunda y la tercera fila de asientos.

La Noticia en TN Autos

Por qué la camioneta Ford Ranger será la pick up más argentina de todas

Por qué la camioneta Ford Ranger será la pick up más argentina de todas

Ford eligió la ciudad de Alta Gracia, en Córdoba, para exhibir toda su gama de camionetas y probarlas en diferentes terrenos. Cumpliendo con su promesa de Raza Fuerte, la marca tiene un portfolio muy completo de productos en todos los segmentos, y modelos como las nuevas Maverick y F150 terminaron de completar su oferta.

Estos recientes lanzamientos se sumaron a la Ranger, el «caballito de batalla» de la gama. Heredera de gran parte de la mística que supo tener la Ford F100, también fabricada en la Argentina, es el modelo que hoy concentra el interés local de la marca, ya que están en medio de un proceso de inversión de u$s580 millones para lanzar la nueva generación en 2023.

En este escenario, Martín Galdeano, presidente de Ford Argentina, contó en «iProfesional» los próximos pasos para que el proyecto esté concluido, en qué cambiará la Ranger y cuáles son los problemas más urgentes que hoy ocupan a la compañía, que nunca deja de mirar el largo plazo.

Hoy Ford se encuentra en medio de un proceso de inversión. ¿En qué etapa del plan están?
Anunciamos en diciembre de 2020 una inversión y tuvimos cierres anuales de planta para avanzar en el proyecto.

El primero lo hicimos en la parte de estampados y algo de carrocería. Ahora estamos en el más importante, que es el que nos permitirá subir la capacidad de producción, con gran parte de trabajo en la carrocería que se está terminando este mes mientras seguimos produciendo el modelo actual.

Con este cierre queda entre el 70 y 80% del trabajo terminado. Nos queda una parada más para el año que viene con pocas cosas que hacer.

¿Qué fecha de lanzamiento estiman?
Cuando empezamos, dijimos que será en 2023. No damos fecha concreta porque hay muchas variables que impactan y pueden modificar los planes.

¿Con estos cambios aumentará la capacidad de producción?
Vamos a poder hacer más de 100.000 camioneta por año.

¿Van a sumar nuevos productos de fabricación local, como se mencionó Everest?
– Siempre estamos mirando lo mejor del portafolio global, Everest es un ejemplo, y es natural pensarlo porque tenemos la plataforma en Pacheco, pero no hay nada para confirmar. Ahora el objetivo es Ranger.

Si duplican la capacidad de producción, ¿es para exportarla a nuevos mercados?
– Hasta ahora miramos mucho Argentina y Brasil, pero tenemos oportunidad para crecer en mercados que históricamente fueron más chicos para nosotros, como la costa oeste de Sudamérica, Centroamérica, y otros mercados directos.

Hoy exportamos a algunos de esos mercados como Guatemala, Panamá y República Dominicana y vamos a reforzarlo.

¿Cómo ves este momento para la industria?
Estamos siempre mirando en el largo plazo.

¿Sobre todo cuando invertís como en este momento?
Nuestra visión de largo plazo no la cambiamos, queremos producir para exportar, pero hay cosas en el corto plazo que hay que solucionar, que nos ocupan hoy.

¿Cómo es el proyecto de localización?
Invertimos 580 millones, de los cuales 200 son para desarrollar autopartes. Queremos salir con la Ranger nueva con más partes nacionales. Hoy es del 46%, y vamos a localizar nuevas piezas y nuevos proveedores de tecnología. Eso hace que nuesta escala y competitividad para exportar sea mejor.

El objetivo es sumar cada vez más proveedores y que la camioneta tenga más piezas nacionales que la actual.

¿Cuáles son esas cosas?
Tema dólares y la resolución 746 del BCRA, pero hay diálogo para solucionarlo. Estamos en camino a solucionarlo desde el momento que salió la resolución y estoy confiado que vamos a resolverlo.

Mirando el contexto regional, hace un año cerró la fábrica de Brasil, ¿los afectó o generó preocupación a Ford Argentina?
Yo sacaría el tema Argentina o Brasil. Nosotros como compañía decidimos enfocar el negocio en algo para tener escala y competitividad para salir adelante, que son las pick ups y SUV. Mientras reestructuramos los vehículos chicos seguimos lanzando e invirtiendo los productos en los cuales estamos enfocados. No tiene que ver con Brasil o Argentina. En ese contexto, nos enfocamos en ser los mejores en lo que hacemos: tenemos la nueva Maverick, la primera pick up electrificada, crecemos con Transit, estamos contentos con la decisión.

La discontinuacion de los autos también hizo ruido, cuando se dejó de vender Fiesta, Ka y Focus. ¿Hoy creen que es el camino correcto y no les hace falta autos?
Sí. Creemos que eso nos permite ser mas fuertes con los productos correctos para competir. Transit, pick ups y SUV.

¿Cómo está el stock?
No tememos lo que necesitamos, es una combinación de muchas cosas que faltan en todo el mundo, con una demanda que supera la capacidad de producir, mucha complejidad logística.

¿Y los sobreprecios?
– Lo que hacemos es estar encima de lo que hacen los concesionarios con los clientes y actuar en casos específicos, pero no vemos problemas de grandes proporciones. Además, siempre cuidamos el mercado.

Hace casi 10 años el mercado, fue entre fines de 2012 y 2013, que se proyectaba un mercado de 1 millón de unidades. Hoy estamos en 400.000. ¿Cuál es el número para el mercado argentino?
El número normal son 650.000 o 700.000. Pero este año será de 400.000 autos.

¿Es rentable la industria automotriz en la Argentina para ustedes?
Lo que miramos de la competitividad es qué tenemos para producir y tener escala. La competitividad te permite ser rentable. Nosotros no vamos a producir pick ups para un mercado de 700.000 unidades, sino que tenemos que tener un mercado más grande. Entonces fuimos por un modelo que hace localización de partes y desarrolla proveedores para tener un producto a escala que lo vendas en todos lados.

Otro modelo es tener muchos productos en la planta pero no localizo nada. Nosotros no vamos por ahí. Argentina es competitiva para exportar, el resto lo estamos complementando.

Fuente: iProfesional

Volkswagen no traerá la nueva Amarok global, pero actualizará la versión argentina y así quedaría…

Volkswagen anunció en la semana que invertirá 250 millones de dólares en la Argentina para fabricar motos Ducati, nacionalizar autopartes y actualizar la Amarok. Como suele ocurrir, no tardaron en aparecer las proyecciones que imaginan cómo podría ser el diseño definitivo de la pick up.

El portal brasileño KDesing se animó a dibujar el diseño de la Amarok 2023 en su versión V6 (es la más potente de la gama) y le otorgó nuevas llantas de aleación, retoques leves en el paragolpes y conjunto óptico frontal de Led de punta a punta, entre otros detalles.

La marca alemana no reveló imágenes de la futura Amarok. Por lo pronto, Pablo Di Si, el presidente de VW en Sudamérica, anticipó: “Vamos a modernizarla, actualizarla y ponerle más tecnología para que se venda en la Argentina y otros mercados de América Latina”.

La situación es la Amarok es particular: a nivel global se presentó una nueva generación que será fabricada por Ford fruto de una alianza con Volkswagen. Sin embargo, la filial argentina no quiso cederle a su rival americano la producción de la pick up y ese acuerdo no tendrá impacto en la industria nacional.

Así las cosas, no habrá una nueva generación de la Amarok argentina. La chata se someterá simplemente a un rediseño estético y de equipamiento para mantenerse lo más competitiva posible en un segmento cada vez más moderno.

Volkswagen no se pronunció al respecto, pero hay fuertes rumores sobre la discontinuación de la Amarok en Pacheco a partir de 2025 para darle lugar a la Tarok, una pick up compacta que por ahora se conoce en fase de prototipo y competiría en el segmento de Fiat Toro y Ford Maverick.

La Amarok es una pick up mediana que compite en el segmento de la Toyota Hilux, la Ford Ranger, la Chevrolet S10, la Nissan Frontier, la Renault Alaskan y la Mitsubishi L200, entre otros modelos.

Cómo será la nueva generación de la Amarok global

La nueva Volkswagen Amarok que no se fabricará en la Argentina “será capaz de hacer todavía más tanto dentro como fuera del asfalto, promete el fabricante junto a “una gama mucho más amplia” y nuevos sistemas de asistencia a la conducción.

La marca alemana dice que su diseño exterior será “poderoso y carismático” y el interior, “de alta calidad”. Ofrecerá un sistema de sonido exclusivo, superficies de cuero en el panel de instrumentos y puertas, y asientos “amplios y cómodos”.

Tendrá 5,35 metros de largo (son 10 centímetros más que el modelo actual) y una distancia entre ejes de 3,27 metros (crece 17 centímetros), lo que significa que el habitáculo brindará más espacio para los pasajeros de ambas filas.

La carga útil también aumenta hasta 1,2 toneladas y ahora es posible una capacidad de remolque máxima de 3,5 toneladas en más variantes de motor y caja de cambios. Además, la automotriz anuncia una “profundidad de vadeo significativamente mayor”.

Por otro lado, Volkswagen promete una seguridad superior gracias a los más de 30 sistemas de asistencia al conductor, de los cuales 20 son completamente nuevos en Amarok.

La pick up contará con llantas de aleación de hasta 21 pulgadas y neumáticos todoterreno disponibles de serie por primera vez. Tendrá la palabra Amarok grabada en prácticamente todo el ancho del portón trasero.

Según la variante y el mercado, los motores disponibles serán uno naftero y hasta cuatro diésel diferentes con cuatro a seis cilindros y una cilindrada de 2.0 a 3.0 litros, opcionalmente con tracción trasera, 4×4 bajo demanda o 4×4 permanente.

Fuente: TN