Bruno Souto, desde Lomas de Zamora N° 4

María del Valle Gastaldi

Nuestra colaboradora María del Valle Gastaldi está extendiendo su materia comunicacional. Ya no sólo coordina grupos de Facebook, Whats App e interactúa con Gestores y Mandatarios de todo el país, sino que también entrevista a personalidades de mundo registral. Es hoy el turno de Bruno Souto, empleado de Registro en Lomas de Zamora Nº 4, a 50 minutos de la Capital Federal.

En los últimos meses todo este inmenso universo que conforma el Registro Nacional de la Propiedad Automotor está en constante cambio yendo hacia un futuro de informatización que nos permita cada día brindar un mejor servicio a los usuarios, que es el objetivo de nuestro trabajo diario. Muchas veces hemos escuchado y leído las opiniones o conocidos a eslabones de este enorme engranaje que es la familia registral, desde Directivos y empleados de Dirección Nacional, Encargados de Registro, Mandatarios y hasta se ha consultado en innumerables ocasiones a los usuarios. Pero yo hoy quiero que comiencen a conocer a otro eslabón: “el empleado de Registro”. En este caso elegí entrevistar a un empleado de un Registro de la Provincia de Buenos Aires más específicamente del Registro Lomas de Zamora Nº 4, su nombre es Bruno Souto. Les dejo para que lean esta simple pero muy especial entrevista:

Bruno Souto, aquí junto a su hija Julieta

-Bruno ¿como fueron tus inicios en el Registro y cómo es que llegaste a trabajar en esta actividad?

«Empecé a principios de 2006 en el Registro de Motovehiculos Avellaneda “A”, en esa época tenía 20 años y estaba estudiando música en bellas artes de Quilmes. Trabajaba desde los 15 años como ayudante de plomería, hacíamos mantenimiento del hogar en general, y ese trabajo me impedía asistir a algunas clases por el hecho que a veces se complicaban trabajos que pensabas resolver en 4 horas y bueno, al abrir la pared te encontrabas una sorpresa. Mi mamá había hecho el curso de Mandataria del Automotor y empezó a trabajar, ella fue la que escuchó que en Avellaneda por ahí necesitaban gente. Yo fui a la entrevista y quedé maravillado al ver los legajos acomodados, las máquinas, etc. y además el horario me permitía estudiar sin complicaciones».

– ¿Qué podés contarme de tu experiencia en los Registros? ¿Cuál es la parte positiva y cuál la negativa?

– «En mi experiencia lo positivo de trabajar en un Registro (actualmente en Lomas de Zamora N° 4) lo podría dividir en dos partes. La primera, es que brindas un servicio a la gente, a la comuna, te da mucha satisfacción cuando alguien se acerca a la mesa de entrada con un problema y uno desde su humilde lugar hace que esa persona por nuestro asesoramiento se vuelva a su casa o trabajo con una carga menos. Básicamente ponés tu granito de arena para que quizá alguien que perdió un ser querido o simplemente se estresa por el desconocimiento de los trámites uno es el que le brindó una mano y una solución. La otra parte no menos importante son los vínculos que se crean con los compañeros hay un clima de camaradería que te hace sentir cómodo trabajando, hay tiempo para reírnos hacer bromas, etc. Y todo eso en un rango de edades muy amplio, eso te permite aprender también».

«Cosas negativas, muy pocas, en lo personal trato de no quedarme enganchado en eso si pasa algo, pero digamos que es muy feo cuando la gente se enoja con nosotros y desconocen que hay cosas que no está a nuestro alcance resolverlas, eso da impotencia porque no pudimos cumplir con el objetivo de los Registros Seccionales; que es justamente brindar un servicio eficaz al usuario».

– ¿Vos crees que se podrían mejorar cosas en el área registral?

– «Creo que siempre se puede mejorar. Obviamente me gustaría que el que trabaja, se esfuerza, lee, y se propone mejorar sea reconocido de manera diferente, No sólo en el ámbito registral, hay quienes tienen aspiraciones y hay quien se conforma con la mediocridad. No sÓlo tener un cargo, crecer en conocimiento y cultura. Deberíamos (hablo de toda oficina vinculada al sector público) estar capacitados en primeros auxilios, atención al cliente, informática. El empleado no debería quedarse con lo que concierne a su trabajo, eso le daría nivel a todo empleado vinculado al sector público, lo que haría un Estado más eficiente en todas sus dependencias. Quizá es una utopía, pero soñar no cuesta nada».

Aquí Bruno junto a su mamá, la Mandataria Silvana Panozzo

– Si tuvieras que definir tu trabajo en el Registro en una frase, ¿qué dirías?

«Es muy difícil resumir lo que el trabajo en el Registro significa para mí. Sí puedo decir que yo entré y tecleaba la PC con dos dedos, no tenía idea de lo que eran los tipos de sociedades, S.A., S.R.L. En cierta forma tenía una vida muy básica, y en el Registro aprendí cuestiones relacionadas con el derecho, poderes amplios, especiales, guarda habitual, aprendí a relacionarme con la gente con respeto, tuve buenos compañeros. En resumen, el Registro Seccional cambió mi perspectiva de futuro, me dio ganas de estudiar otras cosas en vez de quedarme con lo que ya conocía como oficio desde pibe».

– Quien fue la persona más influyente en tu vida…  sé que tu mamá Mandataria matriculada es quien te impulsó a trabajar en el Registro y no rendirte ante los cambios pero… ¿nos lo contás vos mismo?

– «Si tengo que nombrar a las personas más influyentes en mi vida sin dudas tengo que empezar por mi madre Silvana Panozzo, quien me crió sola y me dio el ejemplo de no rendirme por más difícil que parezcan las cosas. Nunca la escuché quejarse de la vida que le tocó: a la mañana iba al trueque, a la tarde juntaba cartones para subsistir, siempre sonriendo, como sabiendo que el futuro iba a ser mejor. Mi tío, quien me enseñó que un hombre no es quien no se equivoca, sino quien enfrenta cara a cara sus errores. Los enfrenta y puede caminar tranquilo por la vida. Y hoy quien me impulsa a realizar cada día mejor mi trabajo es mi hija de seis años Julieta, es mi motorcito, mi corazón, mi luz, todo… le gusta bailar, cantar, Julieta es mi cable a tierra».

«Mil gracias Bruno —finaliza María del Valle— por compartir tus vivencias para que la gente conozca un poquito más de esta enorme familia Registral, porque, aunque ahora todo se informatice y todo se haga a través de la Pc en cada Registro detrás de las computadoras están… estamos quienes nos esforzamos porque este cambio se refleje en resultados que favorezcan cada día más al usuario».

 

Maria del Valle Gastaldi

Encargada Suplente Registro 28009

Gral. Cabrera “A” , Córdoba

Un comentario en “Bruno Souto, desde Lomas de Zamora N° 4”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *