Compró un Volkswagen Polo… lo volcó antes de salir a la calle

Dicen que comprar un cero kilómetro puede traer varias satisfacciones para la movilidad, pero eso no fue lo que sucedió con una familia en India. Los tres integrantes lograron acceder a un Volkswagen Polo completamente nuevo pero nunca llegaron ni al primer kilómetro.

Aplaudidos por las personas que se encontraban en las instalaciones del concesionario, el conductor realizó los primeros metros con el compacto de la firma alemana para dirigirse rumbo a la salida, pero el auto nunca tocó el asfalto. La persona que manejaba el hatchback no logró mantener la unidad en línea, impactó contra uno de los modelos estacionados y volcó antes de llegar a la calle. A continuación, mirá el video.

Fuente: Parabrisas.com

Walter De la Fuente

Walter de la Fuente

Desde su oficina en la D.N.R.P.A, Walter Hernán de la Fuente, 49 años, Jefe del Dto. Inspecciones del organismo (Ver Aquí), separado, tres hijos, respondió a la entrevistadora Verónica Rizzo por vía remota las siguientes preguntas:

  • ¿Dónde naciste y dónde vivís actualmente?
  • «Nací en CABA, me crié en el barrio de Parque de los Patricios, y actualmente vivo en Villa de Parque».
  • ¿Desde cuándo sos agente de la DNRPA?
  • «Desde el mes de marzo de 1992»
  • ¿Por qué oficinas transitaste desde tu ingreso al organismo?
  • «Trabajé en la Oficina de Despacho el primer año, Inspecciones durante unos cinco años, luego un tiempito muy corto en Economato y nuevamente desde el año 1999 aproximadamente en Inspecciones».
  • ¿Dónde te desempeñas actualmente, qué tareas desarrollas, y cómo te preparaste para ello?
  • «Actualmente me desempeño en el Departamento de Inspecciones, perteneciente a la Dirección de Fiscalización y Control de Gestión, fui nombrado como jefe de Departamento en abril de este año. Mi capacitación, fue a base de experiencia, tanto como administrativo, separador de legajos, inspector, colaborador, encargado suplente e interventor en algunas oportunidades, también realicé cursos de capacitación, presenciales y virtuales dictados en la DNRPA, como por ejemplo, de aplicación de la normativa técnico registral, redacción, metodología del trabajo, entre otros».
  • ¿Te parece que podés aportar alguna mejora para aplicar en tu Área?
  • «Sí, en absoluto, estoy trabajando en eso, y aprovechando este tiempo tan particular, en organizar distintas tareas, para optimizar las fiscalizaciones, incorporando nuevas ideas y tecnología».
  • ¿En el transcurso de estos años… cuál te parece el mayor logro del sistema?
Walter trabajó con los tres «modelos» de patentes argentinas desde 1992
  • «En casi 28 años de trabajo en la DNRPA, creo que sería injusto mencionar un solo logro como el mayor, ya que año a año, el sistema avanzó con distintos logros muy importantes, como por ejemplo las oportunas aperturas de distintos Seccionales en todo el país para descentralizar la presentación de trámites, la convocatoria del parque automotor que permitió reordenar el sistema, la informatización Infoauto – Sura, primero puertas adentro en el Registro y después para los usuarios en la presentación de trámites, la creación de la placa de Mercosur, la celebración de los distintos convenios de complementación de servicios con los distintos distritos, que facilitan el pago de impuestos de sellos, de patentes y de infracciones de tránsito, siempre en pos de mejorar el sistema y facilitar la ciudadano el acceso a este, sin dejar de mencionar los trámites a distancia, los pagos de aranceles con medios electrónicos, entre otros, por eso digo que no podría pensar en un único mayor logro».
  • ¿Cuál es tu expectativa laboral hacia el futuro?
  • «Mi mayor expectativa es lograr una gestión, que deje resultado positivo, en cuanto al ejercicio del control y fiscalización de los seccionales y así mejorar este sistema que tanto defendemos».
  • ¿Cómo modificó tu situación laboral esta época de pandemia? Y en lo personal ¿Cómo impactó?
El agradecimiento al personal de limpieza, en tiempos de crisis
  • «Concurro diariamente a la Dirección Nacional, a cumplir con mis tareas, que hoy tienen otro tipo de responsabilidad, así que en lo laboral es distinto ya sea por el trabajo que realizo, como también en los recaudos sanitarios, siendo más distante la forma de compartir la tarea con los compañeros. En lo personal, el contacto familiar, las reuniones con amigos, las actividades recreativas, quedaron absolutamente postergadas, pero suerte tengo tres hijos maravillosos —Laureano, Faustino y Martinianoque permiten llenar ese vacío, a pesar que la frecuencia de encuentros con ellos no es la misma».
  • ¿Qué tipo de cuidados sanitarios implementaste con motivo de la pandemia para poder trabajar en condiciones seguras?
  • «Los cuidados son de limpieza permanente con alcohol líquido, alcohol en gel, uso de tapa bocas, distanciamiento con los pares, y por supuesto de casa al trabajo y del trabajo a casa, para así poder cuidarme y cuidar al resto de los compañeros de trabajo».
  • ¿Cómo ves las medidas de prevención y seguridad con respecto al COVID─19 adoptadas por la Dirección Nacional?
  • «Me encuentro agradecido con las autoridades y todo el personal de maestranza, quienes constantemente están atentos a que no nos falte nada, como así también el personal policial y de bomberos, que todas las mañanas nos reciben con alcohol y termómetro en mano para cuidarnos».
  • ¿Desarrollas alguna actividad extra laboral o tenés algún hobbie?
  • «Me gusta andar en bici en el verano, ir al gym, y practicar boxeo recreativo, cosas que volveré hacer cuando termine la cuarentena»
  • ¿Te gustaría compartir con nuestros lectores alguna anécdota, o algún acontecimiento especial sucedido en la Dirección Nacional?
  • «Unos días antes de ingresar a la Dirección Nacional, me habían dado el alta de una internación que había tenido por una operación en la pierna,
El edificio de la D.N.R.P.A, en la C.A.B.A
  • un accidente en moto, iba a trabajar con toda mi pierna izquierda enyesada, por lo que en esa época me sentaba en un escritorio en la oficina de despacho que funcionaba en la planta baja y de ahí no me movía mas, cosa impensada en estos tiempos, imposible que te permitan trabajar en esas condiciones. Mi pierna quedaba estirada bajo el escritorio y el yeso no se veía, un día ingresa una persona y comienza a leer una cartelera que estaba en el medio del salón, en ese mismo momento ingresa un señor, se acerca al mostrador y me dice de una manera muy enérgica, ´Levántese y vaya a atender a esa señora´. Yo que tenía el ímpetu y el desparpajo de los 20 años, que era mi primer trabajo en un lugar de semejantes características, mire al señor y le contesté ´Buenos días, si la señora necesita algo se acercará y preguntará´ El señor me miro desconcertado, alzó su mirada por encima de mi cabeza y la fijó, me di vuelta y detrás mío había compañeros que estaban blancos y salieron corriendo a atender a la mujer, el señor caminó hacia el ascensor y subió. La entonces jefa de Despacho me miro y me dijo, ´cómo le vas a contestar así, es el Dr. Mariano Durand´. Yo que estaba ya jugado y sin fichas le respondí a mi jefa ´No sé quien es Mariano Durand´. Al minuto sonó el teléfono de ella, y era el Dr. Durand, quien llamaba para pedir explicaciones. En ese momento él se enteró el motivo por el que yo no me había levantado a atender a esa usuaria, charlamos por teléfono, yo le conté que hacía poco trabajaba ahí y que no lo conocía, nos disculpamos, cruzamos algunas palabras amigables y de esa manera conocía a quien era en ese momento el Director Nacional».

Verónica Rizzo