Inflación “verde”: los autos aumentaron más de 20% en dólares en cuatro meses

Después del precio récord alcanzado hace pocas semanas, la cotización del dólar blue tuvo un retroceso que se ubica en los niveles de noviembre pasado. Incluso, algo menor.

Mientras en las “cuevas” se negocia por estos días a $202, cuatro meses atrás llegó a superar los $206.

El mercado automotor está sintiendo ese impacto, ya que en el mismo período los 0 km aumentaron fuerte en pesos, al ritmo de la aceleración del proceso inflacionario.

Es por eso que, comparado con la última parte del 2021, los precios de los autos tuvieron un incremento en dólares “billete” de más de 20%.

Por ejemplo, el modelo más vendido del mercado – el Fiat Cronos-, en su versión de entrada de gama, costaba 9.600 dólares “blue”, en noviembre, mientras que ahora se necesitan unos 11.800. Esto implica un aumento de 23%.

El caso de este vehículo se toma como referencia por ser el más demandado, pero la relación se mantiene con otras marcas. El piso de aumentos en dólares está en 18% con picos de 25%.

La consecuencia de esta “inflación verde” se siente en el consumo. En marzo, el mercado automotor registró un cambio de tendencia. Después de varios meses con una demanda fuerte y una oferta escasa, que llevó a que se generalicen los sobreprecios y se alarguen las listas de espera, el contexto macroeconómico está golpeando el nivel de actividad.

Aumentos
Los 0 km vienen recibiendo aumentos mensuales de 5% como piso. El año pasado, el incremento acumulado fue de 74%, más de veinte puntos porcentuales por arriba de la inflación y los ajustes que recibieron los salarios. La pérdida del poder adquisitivo, respecto al precio de los autos, es significativa.

En 2019 se necesitaban 17 sueldos para comprar un auto chico, hoy hacen falta 34, tal como adelantó Ámbito.

Mientras el tipo de cambio paralelo subía, quienes tenían dólares ahorrados estaban ante la oportunidad de comprar un vehículo a valores tentadores. Hay que recordar que los precios de los autos se expresan en pesos al cambio oficial. El mejor momento se vivió cuando la cotización pasó los $220.

Ahora es distinto. En los salones de ventas se siente el menor movimiento. Al efecto “blue”- precios se suman el aumento de los costos de mantenimiento de los autos como, por ejemplo, el incremento de los combustibles.

Es posible que esta situación no haga caer las ventas de 0 km ya que todavía hay se mantiene el problema de fondo. La brecha cambiaria puede seguir siendo interesante para muchos consumidores y la oferta se mantiene restringida.

Hay listas de espera de hasta siete meses en algunos modelos y hay compradores que están aguardando para pagar y retirar su unidad. El tema es que si se mantiene este contexto, es probable que, en los próximos meses, esas esperas disminuyan y se equilibre la oferta con la demanda.

La Noticia completa en Ámbito

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.