Volkswagen no traerá la nueva Amarok global, pero actualizará la versión argentina y así quedaría…

Volkswagen anunció en la semana que invertirá 250 millones de dólares en la Argentina para fabricar motos Ducati, nacionalizar autopartes y actualizar la Amarok. Como suele ocurrir, no tardaron en aparecer las proyecciones que imaginan cómo podría ser el diseño definitivo de la pick up.

El portal brasileño KDesing se animó a dibujar el diseño de la Amarok 2023 en su versión V6 (es la más potente de la gama) y le otorgó nuevas llantas de aleación, retoques leves en el paragolpes y conjunto óptico frontal de Led de punta a punta, entre otros detalles.

La marca alemana no reveló imágenes de la futura Amarok. Por lo pronto, Pablo Di Si, el presidente de VW en Sudamérica, anticipó: “Vamos a modernizarla, actualizarla y ponerle más tecnología para que se venda en la Argentina y otros mercados de América Latina”.

La situación es la Amarok es particular: a nivel global se presentó una nueva generación que será fabricada por Ford fruto de una alianza con Volkswagen. Sin embargo, la filial argentina no quiso cederle a su rival americano la producción de la pick up y ese acuerdo no tendrá impacto en la industria nacional.

Así las cosas, no habrá una nueva generación de la Amarok argentina. La chata se someterá simplemente a un rediseño estético y de equipamiento para mantenerse lo más competitiva posible en un segmento cada vez más moderno.

Volkswagen no se pronunció al respecto, pero hay fuertes rumores sobre la discontinuación de la Amarok en Pacheco a partir de 2025 para darle lugar a la Tarok, una pick up compacta que por ahora se conoce en fase de prototipo y competiría en el segmento de Fiat Toro y Ford Maverick.

La Amarok es una pick up mediana que compite en el segmento de la Toyota Hilux, la Ford Ranger, la Chevrolet S10, la Nissan Frontier, la Renault Alaskan y la Mitsubishi L200, entre otros modelos.

Cómo será la nueva generación de la Amarok global

La nueva Volkswagen Amarok que no se fabricará en la Argentina “será capaz de hacer todavía más tanto dentro como fuera del asfalto, promete el fabricante junto a “una gama mucho más amplia” y nuevos sistemas de asistencia a la conducción.

La marca alemana dice que su diseño exterior será “poderoso y carismático” y el interior, “de alta calidad”. Ofrecerá un sistema de sonido exclusivo, superficies de cuero en el panel de instrumentos y puertas, y asientos “amplios y cómodos”.

Tendrá 5,35 metros de largo (son 10 centímetros más que el modelo actual) y una distancia entre ejes de 3,27 metros (crece 17 centímetros), lo que significa que el habitáculo brindará más espacio para los pasajeros de ambas filas.

La carga útil también aumenta hasta 1,2 toneladas y ahora es posible una capacidad de remolque máxima de 3,5 toneladas en más variantes de motor y caja de cambios. Además, la automotriz anuncia una “profundidad de vadeo significativamente mayor”.

Por otro lado, Volkswagen promete una seguridad superior gracias a los más de 30 sistemas de asistencia al conductor, de los cuales 20 son completamente nuevos en Amarok.

La pick up contará con llantas de aleación de hasta 21 pulgadas y neumáticos todoterreno disponibles de serie por primera vez. Tendrá la palabra Amarok grabada en prácticamente todo el ancho del portón trasero.

Según la variante y el mercado, los motores disponibles serán uno naftero y hasta cuatro diésel diferentes con cuatro a seis cilindros y una cilindrada de 2.0 a 3.0 litros, opcionalmente con tracción trasera, 4×4 bajo demanda o 4×4 permanente.

Fuente: TN

Por la suba de precios y baja del dólar blue se frenó demanda para comprar autos

En los últimos días, el mercado automotor registró un cambio de tendencia. Después de varios meses con una demanda fuerte y una oferta escasa, que llevó a que se generalicen los sobreprecios y se alarguen las listas de espera, el contexto macroeconómico está golpeando el nivel de actividad. Los dos factores de peso que impulsan este giro son la aceleración de la suba de precios y la baja del “blue”.

Mes a mes, los valores de los 0km vienen recibiendo un aumento de 5% como piso. El año pasado, el incremento acumulado fue de 74%, más de veinte puntos porcentuales que la inflación. También superior a los ajustes que recibieron los salarios. Con estos datos queda claro que la pérdida del poder adquisitivo, respecto al precio de los autos, es significativa. Un dato: en 2019 se necesitaban 17 sueldos para comprar un auto chico, hoy hacen falta 34. Exactamente el doble, tal como adelantó Ámbito la semana pasada.

Mientras el tipo de cambio paralelo subía, quienes tenían dólares ahorrados estaban ante la oportunidad de comprar un vehículo a valores tentadores. Hay que recordar que los precios de los autos se expresan en pesos al cambio oficial. Hacia fin de año y entrado enero se vivió un buen momento en esa relación, cuando el “blue” superó los $220. Esta semana quebró el piso de $200.

Con una simple cuenta se entiende el problema: el dólar no oficial bajó 10%, mientras que los precios, en los últimos tres meses, subieron 15%. La ecuación no es la misma. Los autos se encarecieron en dólares.

El dueño de una concesionaria fue más allá: “Para estar al mismo nivel de septiembre pasado, entre el blue y los 0km, la cotización del paralelo tendría que estar cerca de los $240”.

En los salones de ventas ya sienten el menor movimiento. Aparte de estos dos factores directos, la aceleración de la inflación dispara los costos de mantenimiento de los autos. Sólo hace falta mencionar un ejemplo como el incremento de los combustibles.

Esta situación no quiere decir que van a caer las ventas de 0km. La brecha cambiaria puede seguir siendo interesante para muchos consumidores y la oferta se mantiene restringida.

Hay listas de espera de hasta siete meses en algunos modelos y hay compradores que están aguardando para pagar y retirar su unidad. El tema es que si se mantiene este contexto, es probable que, en los próximos meses, esas esperas disminuyan y se equilibre la oferta con la demanda.

En este punto es importante lo que suceda con el abastecimiento. La falta de unidades tiene que ver por dos motivos. El principal son las trabas para importar que dispone el Gobierno. Parte por la falta de dólares, pero también por una decisión política de incentivar la producción nacional.

La otra causa es la escasez de microprocesadores que afecta a todos los países. Los más poderosos tiene mayor facilidad de entrega, mientras que la Argentina no está en ese grupo. Esto impacta en la fabricación local de 0km que está limitada por el faltante de chips, tanto en las terminales como en los autopartistas. La consecuencia lateral de esa situación es que los precios de estos insumos aumentaron fuerte y producir un 0km es más caro. Esto es un limitante de las ventas. También hay que remarcar que si una fábrica produce una unidad y tiene que elegir entre el mercado interno y el externo, la prioridad la tendrá el comprador del exterior.

Hay que tener en cuenta que el actual es un mercado chico, de unas 30.000 unidades por mes. No está acorde con el promedio de los últimos años ni con la cantidad de habitantes. Por ese motivo, no se espera una derrumbe de las operaciones. Lo que parece estar cambiando es la ansiedad por comprar.

Otro tema a tener presente es la conformación de las operaciones. El 35% corresponden a planes de ahorro. Es decir, una demanda que está programada y no marcará cambios en los próximos meses. Hay demoras de entregas (una marca debe más de 15.000 unidades)

Ente 8% y 10% surgen de las ventas corporativas que no hay señales que vayan a bajar. Del 55% restante, más de 30 puntos porcentuales ya son ventas realizadas que están esperando ser pagadas y entregadas.

Las nuevas ventas representan 20% del total del mercado mensual. Sobre 30.000 unidades, serían apenas 6.000 0km. Sin duda hay 6.000 argentinos por mes que tienen poder adquisitivo para seguir comprando autos. “Ya no es lo mismo que hace unos meses. Hoy cuenta vender un auto”, explicó a Ámbito el gerente de otra concesionaria.

¿Esto hará que desaparezcan los sobreprecios? Este es un tema complicado. Los pagos extras se concentran en los modelos del segmento medio y alto. Son precisamente, los vehículos que más faltan.

En las concesionarias explican que los precios por arriba del valor de lista sugerido es la única forma que tienen para sostener las estructuras. Con un mercado de menos de 400.000 unidades, como se espera para el 2022, y concesionarias montadas para vender 650.000, como marca el promedio histórico, sólo cobrando recargos se puede cubrir los gastos.

Es cierto que muchas empresas redujeron sus estructuras, pero no lo suficiente para el mercado actual. “No es fácil desprenderse de personal con la presión que meten los gremios” se sinceró el propietario de una concesionaria de larga trayectoria.

Si la demanda se apacigua y el mercado se estabiliza en este nivel, la situación financiera de varias empresas va a ser complicada.

Fuente: Ámbito

Conocé el trabajo de la automotriz que creó su primer bosque

Esa categoría gigante y algo nebulosa que llamamos “futuro” pone sobre el tablero algunos de los temas más complejos para el mundo, los mismos que tocan o están por tocar a cualquier habitante del planeta: desde la disponibilidad de agua hasta la descarbonización, pasando por las nuevas fuentes de energía, el tratamiento de residuos, el cuidado del ambiente, la biodiversidad y la economía circular.

Volkswagen Group Argentina viene desde hace tiempo prestando atención a todas estas temáticas. De hecho la apuesta por la sostenibilidad y el desarrollo de la movilidad eléctrica es hoy uno de los pilares claves de la compañía, que se ha comprometido con alcanzar para 2050 la neutralidad en emisiones de CO2.

Las acciones para alcanzar el objetivo van desde la producción de autos eléctricos e híbridos hasta la utilización de energía limpia en los procesos de producción, incluyendo la optimización de la cadena de valor.

Pero este compromiso medioambiental también puede avanzar en otros sentidos. Por eso la empresa decidió donar a la organización ReforestARG un total de 5.000 árboles: cada ejemplar representa a uno de los trabajadores de sus plantas, y con ellos fue posible crear el primer “Bosque Volkswagen”.

Fortalecer la biodiversidad:

La creación del bosque Volkswagen en alianza con ReforestARG comenzó en septiembre 2021: fue entonces cuando se plantaron 1.500 árboles en Cholila, Chubut. El plan finalizó el último enero con una segunda etapa de plantación de 3.500 árboles en Córdoba. Desde el inicio la meta fue restaurar las zonas devastadas por el fuego en ambas provincias.

El último escalón del proyecto llamado “PlantaRSE” incluyó:

  • Voluntariado corporativo con colaboradores.
  • Cuidado de árboles en Pacheco para ser plantados luego en la futura reserva dentro del predio industrial de la empresa en esa localidad.
  • Acciones con el Comité Ejecutivo, tanto en Pacheco como en Córdoba.
  • La participación de 100 voluntarios de Volkswagen en las iniciativas “Guardianes del Delta” (en Pacheco, organizada por la Fundación Temaiken) y “Defensores del Agua” (en Córdoba), donde cada voluntario recibió un árbol nativo para conservar hasta su plantación.

Volkswagen aporta su apoyo a la restauración del bosque, al mismo tiempo que se fomentan valores fundamentales como la solidaridad y el compromiso por el cuidado del medio ambiente” -Thomas Owsianski, presidente y CEO
de Volkswagen Group Argentina.

“Es un orgullo para mí liderar los proyectos sustentables de la compañía y apoyar este tipo de iniciativas que contribuyen al cuidado del medioambiente. De esta manera, continuamos reforzando nuestra estrategia global ‘Way to Zero’ hacia el camino de la descarbonización” -Silvina Echevarría, gerente de RRHH Corporativo y Sustentabilidad.

Esto es gracias a los voluntarios que ponen su esfuerzo a la hora de plantar los árboles, a los técnicos que aportan sus años de investigación en restauracion de bosques y a las empresas como Volkswagen que se involucran en el cuidado haciendo todo esto posible” -Tobías Merlo, Director de ReforestArg.

Fuente: La Nación