Tecnodeportivos, el Salón de Ginebra los celebró con una gran fiesta

El encuentro del automóvil más importante de la industria desplegó una flota de “hypercars” cargados de condimentos tecnológicos. Un repaso por los ocho deportivos más salvajes de la cita automotriz helvética.

Ginebra concentró la ancha avenida de la industria automotriz. Redujo a diez días y cien mil metros cuadrados todo lo que el sector tenía por decir. Utilitarios coquetos, modelos de entrada de gama rediseñados, berlinas sofisticadas, prioritarias y múltiples SUV, concept cars previsores que prometen realidades y concepts cars que fabrican humo del marketing. Más conectividad, autonomía, innovación, ecología, el «internet de las cosas» aplicado al servicio de movilidad. Pero los reyes de la cita, las grandes vedette del salón del automóvil suizo son los deportivos, o los superdeportivos, o los tecnodeportivos.

Por magnetismo y seducción. Por calidad de prestaciones. Por su ruido, sus líneas, su show. Los hypercars que se distribuyeron en el Congreso Palexpo del 9 al 19 de marzo acapararon las miradas de los casi 700 mil visitantes que invadieron la feria automotriz más relevante del calendario. La cita helvética coronó sus condiciones históricas -el escenario coyuntural, el oportunismo en tiempo y lugar, las políticas democráticas de distribución de contenidos- con un fastuoso despliegue de poderosos y majestuosos deportivos.

Están los Mercedes-Benz y los Audi, modelos más cercanos al mercado argentino. Están los Ferrari, Maserati, Lamborghini, Aston Martin, modelos más exóticos. Está el Pagani Huayra Roadster, la nueva obra maestra de Horacio Pagani, el constructor nacido en Casilda, Santa Fe, creador de exclusivos deportivos. Ginebra descubrió en su edición número 87 que la deportividad no sacrifica tecnología: inaugura la era de tecnodeportivos.

Horacio Pagani nunca falta a Ginebra. Y jamás desilusiona. Presentó la última joya de la casa de deportivos italianos, el Pagani Huayra Roadster, un biplaza descapotable con un motor desarrollado y fabricado por Mercedes-AMG de doce cilindros que eroga 764 caballos de potencia. Será una edición de cien unidades, todas ya vendidas, con un costo unitario superior a los tres millones de dólares. El Huayra Roadster es más caro que el Bugatti Chiron, el considerado por la prensa mundial como el mejor auto del mundo.

Horacio Pagani es el responsable de esta obra, un especialista en el empleo y fabricación de materiales composite ultraligeros y resistentes. Argentino, santafesino, el año pasado había presentado en Ginebra el Pagani Huayra BC, otro impresionante deportivo que lucía a lo largo de su carrocería una línea transversal con los colores patrios. La firma italiana se convirtió en una de las marcas más esperadas en el mejor salón del automóvil del año.

Ferrari creó una -otra- obra maestra. En homenaje a sus 70 años de historia, escribió otra página dorada. Ferrari 812 Superfast es el modelo más potente que se haya fabricado en la planta de Maranello. Presume de un motor atmosférico de doce cilindros en V de 6,5 litros de cubicaje que desarrolla sus 800 caballos de fuerza al eje trasero. Hace honor a su nombre: acelera de 0 a 100 kilómetros por hora en 2,9 segundos y supera los 340 kilómetros por hora de velocidad máxima -aunque la marca no confirme exactamente su registro-.

El Ferrari 812 Superfast llenará el espacio de le concede el F12 Berlinetta, del que hereda sus rasgos principales. El diseño brota de carácter y personalidad, ensaya una oda a los clásicos deportivos italianos. Un deportivo carga el peso de ser el modelo que culmine una era, una filosofía: monta el último propulsor Ferrari puramente atmosférico ante la hibridación como nuevo norte del constructor italiano de automóviles.

Un gran acapador de flashes. La berlina deportiva de cuatro puertas se adelantó al futuro de la compañía alemana en Ginebra. El AMG GT Concept que se convertirá en el tercer integrante de la familia AMG GT develó el nuevo gen de diseño y estilo de la marca para sus próximas creaciones. Combina dinamismo y eficiencia, pone de manifiesto la coronación de las altas prestaciones de la sociedad Mercedes-AMG.

 Su propulsión recibe las siglas EQ Power+, la nueva motorización que se estrenó en el Mercedes AMG W08, la nueva máquina de Fórmula 1, y que montarán todos los modelos AMG equipados con mecánica híbrida. El Mercedes-AMG GT Concept, nacido para rivalizar con el Porsche Panamera, combina un 4.0 V8 Biturbo con otro motor eléctrico. El resultado, un total de 815 caballos de potencia.

Aston Martin, en comunión con Red Bull Racing, difuminó las fronteras entre un vehículo de calle y un bólido de Fórmula 1. Con una pronunciada premisa: fabricar el auto de tránsito homologado más rápido del mundo. La idea dejó de ser un mero trazo para convertirse en un prototipo realista con la firma de Adrian Newey, el mejor diseñador de autos de carrera de todos los tiempos. Había recibido un nombre provisorio: AM-RB 001. Ginebra descubrió su denominación final: Aston Martin y Red Bull se inspiraron en los dioses para denominar a su nueva joya, Valkyrie.

La Noticia Completa en: Infobae.com

La marca Ferrari vuelve a comercializar sus vehículos más lujosos en Argentina

Su cupé 488 GTB vale $12 millones, igual que 50 VW Gol o 10 monoambientes

La marca Ferrari vuelve a comercializar sus principales modelos en la Argentina con precios que llegan a los 12 millones de pesos, el equivalente a unos diez departamentos de un ambiente a estrenar en la Capital Federal, o bien, lo que se pagaría por un lote de 50 unidades VW Gol 0 km, el auto más vendido en el mes pasado en el país.

En 2017, se comercializarán más de 500 unidades, según las expectativas, se triplicará la venta de 2016. Si bien, Ferrari opera en Argentina a través de su representante local, el Gruppo Modena. Ferrari no quiere perderse la oportunidad y ya incorporó a su lista oficial a las poderosas cupés 488 GTB ($12 millones) y California T ($9 millones), ambas de origen italiano.

La primera viene con un motor V8 naftero de 3.9 litros, biturbo, con una potencia máxima de 670 caballos de fuerza. Acelera de 0 a 100 km/h en 3 segundos y alcanza una velocidad máxima de 335 km/h.

La versión California T, incluye un propulsor V8 naftero de 3,9 litros, con doble turbocompresor, pero con 560 CV de potencia, lo que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos y alcanzar los 316 km/h.

«A partir de este año no sólo sumamos modelos de Ferrari sino que, además, lanzamos los últimos autos de Maserati para los fanáticos argentinos de la marca italiana», señaló a Télam un directivo del Grupo Moderna. Entre las novedades se incluyen la Maseratti Levante ($3.800.000); la Ghibli ($ 3.600.000) y la impresionante cupé Quattroporte ($5.300.000).

Entre Ferrari y Maserati, el 2017 será el primer año en que se superarán las 25 unidades anuales en el mercado argentino. Inclusive en 2013, un año récord en la venta de vehículos con 955.000 unidades, los autos súper deportivos italianos apenas pasaron la barrera de las 20 unidades.

Los datos de venta del primer bimestre del año indican que los súper deportivos de alta gama tuvieron un crecimiento por encima del 80% con respecto al año pasado.

El Ford Mustang, uno de los «muscle cars» más icónicos de la casa norteamericana, vendió algo más de 40 unidades a $1.450.000 cada una y esperan vender 150 unidades este año.

Además, a mitad de 2017, en el Salón Internacional del Automóvil de Buenos Aires, General Motors de Argentina lanzará localmente la última versión de su mítico Camaro, otro «muscle car» norteamericano con un motor V8 naftero, de 6,2 litros y 461 caballos de potencia máxima a un precio cercano a los $1.800.000.

Otra marca que compite directamente con Ferrari es Porsche. Hacia fines del año pasado, sus directivos lanzaron en el país el modelo 911 Targa S, una cupé con motor seis cilindros Bóxer, con 3 litros y 420 caballos de potencia máxima que acelera de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos y alcanza una velocidad máxima de 300 km/h a un precio de $6.500.000.

Los voceros Nordenwagen, firma importadora de Porsche en la Argentina, aseguraron que «en 2017 vamos a duplicar nuestras ventas con respecto al año pasado porque nuestros clientes quieren actualizar sus vehículos y el mercado, por el momento, lo permite».

Por su parte, los alemanes de BMW vendieron cerca de 15 unidades en el primer bimestre del año de sus deportivos M4 cupé ($2.500.000) y M5 sedán ($3.000.000), en tanto que en Mercedes-Benz ya refuerzan los pedidos de importación de los vehículos de su gama AMG, con detalles deportivos y gran lujo interior, que se venderán con precios que oscilan entre $1.600.000 y $4.500.000.

La Noticia en: www.diariobae.com