Por qué fue buen negocio comprar un auto usado en el primer semestre

En una economía con tanta inestabilidad, las buenas decisiones de inversión son claves para no quedar descolocado contra una inflación que no se detiene. Más allá de las opciones financieras tradicionales, el mercado automotor está ofreciendo una buena opción para quienes supieron aprovechar la oportunidad.

Con precios de los 0km en alza y escasez de modelos por trabas a las importaciones, el segmento de los vehículos usados fue uno de los ganadores en el primer semestre de este año.

En lo que va del año, los autos de segunda mano tuvieron aumento de más de diez puntos porcentuales respecto a la variación del costo de vida.

La inflación acumulada en estos primeros seis meses se ubicará en poco más de 25%, con precios de los vehículos usados que crecieron entre 35% y 40%. También esta suba le ganó a la variación del dólar oficial, que acumula un alza de 13% desde diciembre, como al «blue» que, pese a los altibajos, está en un valor similar al del inicio del 2021.

“Muchos consumidores ven al sector automotor como una buena opción de reserva de valor de sus ahorros. Los que decidieron comprar autos usados, en este año, tuvieron una balance positivo” explicó a MDZ, Alejandro Lamas, secretario general de la Cámara del Comercio Automotor.

Como sucede normalmente, este segmento acompaña el comportamiento que tienen los vehículos 0km. Las terminales vienen ajustando sus precios en un promedio de 5% mensual en 2021. Esto hace que el piso de incremento de los vehículos nuevos, en esta primera parte del año, esté por arriba del 30%.

Pero esto es lo que refleja las listas oficiales. Debido al desabastecimiento de 0km, por las restricciones para importar, en el mercado abundan los sobreprecios que, en los modelos más demandados, se ubica en un adicional del hasta 15% por arriba de lo que marcan las listas oficiales. Con esa brecha, los usados tuvieron más margen para subir.

Ante la falta de vehículos nuevos, el público se volcó a estos modelos, con pocos años de antigüedad, que son la estrella de mercado. Esto son los que más incrementaron sus precios en el año.

La ventaja que tienen sobre los 0km es que un vehículo usado sufre una menor depreciación de su valor al salir de una concesionaria. Esto hace que quienes compraron un auto usado a comienzos del año hoy tienen, en ese vehículo, un capital mayor al inicial.

En los últimos días de junio, tuvieron un incentivo mayor sobre la demanda, a partir del aumento del dólar “blue” que permitió a los ahorristas, con dólares en mano, sacarle unos puntos más a sus billetes. Es decir, gastar menos dólares del “colchón” para comprar un auto.

La Noticia en Mdz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *