Mercado automotor: La financiación, clave en el repunte de las ventas

Noticia del diario “La Voz”, 9 de Junio

En un contexto de recesión económica, sin “ley bases” y con marcada incertidumbre sobre el futuro, el dato de que en mayo subió 5,1% el patentamiento de vehículos nuevos a nivel nacional genera optimismo en el sector automotor.

Los 34.614 autos cero kilómetros vendidos el mes pasado configuran, no obstante, una cifra 13,8% inferior a la registrada en igual mes pero de 2023. Y, además, en lo que va del año, la venta de vehículos cayó 22,1%.

Sin embargo, al margen de esta fotografía, hay un dato que no pasa inadvertido por las concesionarias, agentes comerciales y dirigentes de las entidades del rubro: el regreso de la financiación, un instrumento que les permite ilusionarse con mantener esta tendencia.

Un dato de la Asociación de Concesionarios de Automóviles de la República Argentina (Acara) lo corrobora. En abril subió con respecto a marzo 25,6% la financiación en las unidades nuevas y 33,4% la de los usados.

Pero el nuevo contexto se compone de otros elementos: imposible pasar por alto la inflación, que pasó de 25,5% en diciembre a 8,8% en abril. Y, probablemente, merme aún más en mayo. También está la tasa de interés, que el Gobierno bajó hasta el 50% anual.

Esto posibilitó que volvieran los planes de pago en cuotas y, en consecuencia, reactivó las compras de otros bienes, como heladeras o computadoras.

Para buena parte de las fuentes vinculadas a concesionarias de autos consultadas también el panorama es diferente gracias a la financiación.

“Si bien seguimos en caída con respecto a períodos anteriores, tuvimos una buena performance en mayo. El mercado había tocado un piso que pensábamos que iba a seguir”, señaló el presidente de la Regional Córdoba de Acara, Sebastián Parra.

“Los créditos han traccionado bastante. Si bien la expectativa es que sean más competitivos, cada concesionaria apuntala su venta con la financiación”, agregó.

“Se puso más tentador. En mayo se triplicó prácticamente el movimiento. Es un volumen de comercialización muy bajo y todavía no es representativo, pero es muy bueno”, aportó el gerente general de Montironi Ford, José Ainete.

Según un experimentado agente de este mercado, el 75% de los autos se vende con financiación, ya sea a través de planes de ahorro o con una entrega y el saldo en cuotas.

El factor “tasa de interés”
La baja de las tasas de interés es otro factor que podría contribuir a la reactivación. En un escenario con una inflación anual estimada en un 50% o 60%, adquirir un vehículo a tasas de entre 24% y 40% asoma bastante conveniente.

“Lo que hace que todavía no haya explotado la financiación es la continua baja de las tasas. No sabemos hasta dónde. Creo que llegaron a un piso. Están muy competitivas”, agregó.

El director comercial de Autocity, José Keselman, se expresó en sintonía al destacar la caída en las tasas como un factor determinante para ofrecer mejores precios. “Las terminales pueden incentivar las ventas por dos vías: con bonificaciones o subsidiando la tasa. Al caer la tasa de 120% a un 40%, hizo que la financiación que daban las terminales les saliera más barata. Y en vez de ahorrarse esa plata, la volcaron en capital y empezaron a hacer financiaciones más largas”, explicó.

“Además, muchos posibles clientes que apostaban al plazo fijo, por este mismo motivo, decidieron cambiar el destino del ahorro y derivarlo a la compra de bienes”, agregó.

El plan de ahorro es un exitoso instrumento de venta que existe hace unos 70 años. Sin embargo, en un contexto de inflación tan descontrolada como era el argentino hasta hace unos meses, la cuota se hacía “impagable”, reconocen en las concesionarias. Por ello, la importancia de una financiación accesible.

La Noticia Completa en “La Voz”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *