El presidente de Renault Argentina explicó por qué restauraron este viejo R12

El auto siempre fue más que un simple transporte, es un objeto de diseño, de deseo y también de unión. En este caso, nieto y abuelo, Gonzalo y Alberto, tienen un vínculo muy especial entre ellos y un clásico de clásicos nacional. Antes de que comenzara el 2022, el más joven cumplió el sueño de toda la vida del más grande cuando le regaló un Renault 12.

Oriundo de General Pico, Alberto se jubiló como mozo a los 76 años. En todos sus años de trabajo nunca pudo llegar a su sueño, por eso Gonzalo ahorro para regalarle un Renault 12 modelo 93. El auto no estaba en buen estado, por eso la marca del rombo decidió repararlo íntegramente y darle mantenimiento de por vida mediante Renault Care Service, la nueva firma basada en el lema histórico de la marca: «¿Quién mejor que Renault para cuidar a tu Renault?»

Pablo Sibilla, Presidente y Director General de Renault Argentina fue uno de los voceros del proceso de reacondicionamiento donde trabajó un equipo de 15 personas del concesionario Manera Pérez de La Pampa.La primera sensación que tuvimos cuando nos enteramos de la historia de Alberto y Gonzalo fue una profunda emoción. Como marca, no podíamos sentirnos más orgullosos. Sabíamos que teníamos que hacer algo: tomar contacto con ellos, reacondicionar un vehículo que fue un emblema de nuestra historia y que ahora sin dudas será parte de la historia este abuelo y su nieto” comentó el Sibila.

Los trabajos fueron extensivos y requirieron reemplazo de amortiguadores, rótulas superiores e inferiores, bujes y bieletas de la barra estabilizadora. Se cambiaron los bolilleros de las ruedas delanteras y los extremos de la dirección. Además, se cambió el cable de freno de mano que estaba cortado. Los arreglos siguen, se solucionaron pérdidas por la retención de bancada, se realizó cambio de bujías y del escape completo, además del arreglo del burro de arranque. En la caja se reacondicionó la varilla selectora de cambios y se reemplazaron los tacos. Finalmente se reemplazó el paragolpes delantero que estaba rajado y las luces traseras fueron reparadas y reacondicionadas. Como si todo esto fuera poco, Renault decidió brindar a Alberto mantenimiento de por vida y de forma gratuita para su R12.

“Fue un momento muy especial porque verlo sonreír a mi abuelo es hermoso. Él siempre ayudó a todos sus nietos, y se merecía un reconocimiento por todo su esfuerzo. Estoy feliz por él”, contó Gonzalo. “Nos sorprendió mucho toda la repercusión que tuvo nuestra historia, y por sobre todo, que una marca como Renault nos haya contactado y se haya puesto a disposición nuestra, sin dudas ha sido un gesto muy valorable para nosotros como clientes de la marca”.

El Renault 12 es un modelo emblemático, no solo del rombo, sino de Argentina. El sedán llegó al país solo dos años después de su lanzamiento en el Salón de París de 1969. En nuestras pampas tuvo una larga vida siendo producido en la planta de Santa Isabel entre 1971 y 1994. “Este es un claro ejemplo que conecta las historias de nuestros clientes con el ADN de nuestra marca; lo que denominamos la ´Love brand´ que hace que nuestros clientes se sientan identificados y sean parte de nuestra historia” remata Pablo Sibilla, y no es para menos.

Fuente: Autoblog

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *