Dura carta de la industria metalúrgica de Córdoba al Gobierno por la falta de dólares

La comisión autopartista de la Cámara de Industriales Metalúrgicos y de Componentes de Córdoba (CIMCC) solicitó una “reunión de urgencia” y “presencial”, al secretario de Industria y Comercio de la Nación, José Ignacio De Mendiguren, para tratar la falta de divisas que comenzó a paralizar al sector, proveedor clave de las terminales automotrices.

“A partir de las innumerables comunicaciones emitidas por el Banco Central de la República Argentina (BCRA) vemos limitada, ya de manera abusiva, la posibilidad de nuestro sector de operar y mantener activas nuestras industrias, remarca la misiva.

La nota recuerda que en octubre de 2020 “planteamos ante las autoridades pertinentes, la gravedad de las severas restricciones a las empresas para acceder al Mercado Libre y Único de Cambio (MULC) limitando el pago de importaciones y otros pagos al exterior a través de las Comunicaciones A7030 y A7106″.

“Hoy, en el marco de la reciente Comunicación A7601, nos encontramos agotados tanto en ánimo como en recursos y alternativas para aplicar, siempre con el foco en mantener en funcionamiento la producción”, subraya. Dicha comunicación, impone un plazo de 180 días para el pago a los proveedores, hasta fin de este año.

Justamente ese plazo “profundiza el daño a nuestra industria que se ve imposibilitada de pagar a los proveedores del exterior con la consecuente problemática en la provisión de los diversos insumos y componentes necesarios para la producción automotriz”, sostiene el documento.

“Con la disposición y la voluntad claramente demostradas, en estos ya más de dos años de restricciones y limitaciones, respecto a sostener el motor encendido, los galpones abiertos y la gente trabajando, solicitamos aire para poder continuar, comenta.

Allí describe que los industriales han “recurrido a la más alta creatividad para sortear las dificultades, endeudándonos por ejemplo, en dólares a pesar del riesgo de posibles devaluaciones, pero a esta altura ya se agotó hasta la posibilidad de recurrir a la solidaridad interna en el sector, siendo que también las automotrices han agotado el cupo para ceder a sus proveedores”, advierte.

Sobre el final, la Cámara insiste en el caracter “presencial” del encuentro que solicita.

Fuente: La Voz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.