Por qué ver «Roma» de Cuarón

Juan Carlos Pacífico

Este domingo 24 de febrero desde las 22.00 se comenzarán a entregar los premios Oscar 2019.  La película «Roma» está nominada en 10 categorías (Ver todas)

Se trata de un film mexicano dramático dirigido, escrito, fotografiado y coproducido por Alfonso Cuarón. Tuvo la peculiaridad de haberse estrenado en streaming en Netflix, el 14 de diciembre del 2018. Y es ahora el Dr. Juan Carlos Pacífico, multifacético Encargado Titular de Pergamino N° 2, y colaborador permanente de nuestra revista, quien nos entrega su crítica, a poco de que se decida su lugar en los premios de la Academia 2019.

«Encender la tele y ver «Roma» de Alfonzo Cuarón (México, 1957) el blanco y negro cubre nuestra pantalla y los años ´70 se nos presentan nítidos y profundos,  allí él sumerge su mirada en su infancia, Roma es el barrio en el que vivió su niñez en el Distrito Federal,  de ahí el nombre del film».

«Vale la pena; la ausencia de color implica que nuestra mente busque el hilo conductor en cada  uno de los personajes, en la perfecta recreación de ese México setentista violento y con marcados contrastes y no en la espectacularidad de las escenas y en la casi ausencia de efectos especiales cine puro: drama y comedia ahí a nuestro servicio para que podamos saborearlo».

«Cada escena es perfecta en sí misma, cada diálogo esconde lo mejor de cada uno y transmite puramente el sentir: la inocencia de los niños y el drama de los mayores en un hogar que se desintegra y en el centro la niña adolescente que es la empleada de la casa y en su servir sin miramientos y con la simpleza de los que nada tienen tiñe toda la película y describe lo que México es: una sociedad mestiza que deslumbra y asombra».

«Esa empleada que habla el español pero también su idioma aborigen nos enseña más que cualquier maestro, sus gestos, su amor puro, su entrega y sus decisiones de vida (no diré el por qué por cuanto es parte de la trama) nos conmueve y a su vez debo decir que no es una actriz profesional sino que es su primera actuación y tal vez la última. Cuarón suele tomar actores y actrices que nunca supieron que lo son  y esa inocencia se transparenta por que no actúan solo trabajan de lo que son y por ello nos sobrecoge»

«Véanla como si abrieran un libro en donde nuestra mente pone lo mejor y las escenas son las letras que estimulan nuestra imaginación, somos nosotros los que vivimos en esa casa de una familia acomodada con una madre y una abuela que marcan un matriarcado ante la ausencia paterna, asumen las obligaciones y las llevan a cabo sin hesitación y un profundo legado humano onírico que se nutre en la raíz más profunda y atávica  que hasta entorpece y asfixia y donde encuentro el germen de la feminidad hoy».

Cleo (Yalitza Aparicio), protagonista de la película

«Situada en las antípodas de los films modernos es un recodo donde nos paramos a descansar y meditar en el silencio agudo del trinar de pájaros de un jardín cualquiera y los que transitamos esos setenta veremos como, de alguna manera, también nuestros mundos pasados se recrean por que, a pesar de las diferencias con nuestra Argentina, la globalización comenzaba a filtrarse».

«Agradezco al arte, en este caso el cine, que nos permite disfrutar y pensar por qué las imágenes nos persiguen y permanecen en nosotros y seguimos pensando en ellas intentando encontrar nuevas miradas,  es, en definitiva, un gran film de esos que se atan a nosotros y que con el pasar de los tiempos, como lo buenos vinos, se convierte en tierra fértil donde abrevar y justificar nuestra existencia y eso, créanme, lo justifica».

Dr. Juan Carlos Pacifico Annan

Los palestinos son los peones, Israel el alfil y el rey Trump

Juan Carlos Pacífico

El Dr. Juan Carlos Pacífico es Encargado Titular del Registro de Pergamino N° 2 y colabora en nuestra revista desde hace diez años. Otrora con escritos de ficción y actualmente con ensayos, vaya aquí un análisis de la problemática de Medio Oriente. Un artículo donde Juan Carlos sienta opinión sin tibieza sobre las motivaciones raigales de un conflicto que parece no tener fin.

La victoria y la derrota, las dos caras de una misma moneda se vieron claramente reflejadas en el acto de apertura de la Embajada de los EEUU en Jerusalén.
Los árabes perdieron la guerra que debían ganar y hoy pagan ese fracaso y lo pagan con sangre y viendo como sus tierras que antaño les pertenecían son llevan los colores de la bandera israelí. Las pompas y alegrías israelíes y las muertes palestinas, en un mismo tiempo en un mismo lugar; así de crudo fue y nadie pero nadie movió un dedo para evitar la violencia desatada.
Así es la vida de los palestinos de Gaza: a sangre y fuego, viven como pueden, son los olvidados de todos, no tienen nada que perder por que nada tienen y se hacinan en una franja superpoblada al amparo de ellos mismos, sus armas son sus cuerpos, sus balas piedras y su armamento gomeras.

Donald Trump

Su fin será triste y será siempre así, no hay esperanza alguna.
Las resoluciones de la ONU en cuanto a la creación de dos Estados están total y absolutamente enterradas, Israel logrará con el tiempo hacerse de todas las tierras que le hubieran correspondido a Palestina – ignoro el status jurídico que le darán a aquellos palestinos que permanecerán en el estado judío , tal vez ciudadanos de segunda- pero indudablemente su suerte está echada .

Vladímir Putin

El presidente norteamericano Donald Trump, evidentemente, inclinó la balanza hacia Israel otorgándole en el medio oriente máximo poder pero a no engañarse, lo que persigue es frenar la expansión de Rusia que hizo de Siria su protectorado y atacar con ello, también, a Irán de ahí la salida del pacto que oportunamente se firmara sobre el control nuclear.

Rusia, Siria, Irán, Hezbollah y Turquía (un aliado complicado) conforman una alianza que rivaliza con EEUU, Israel y Arabia Saudita, estos son los verdaderos contendores y el vaivén del medio oriente estará sujeto a las voluntades de EEUU y Rusia: la guerra fría hace su aparición para quedarse por muchos años.
Es indudable que la guerra civil siria confirmó a Rusia como el gran ganador y como tal habla con todos incluso con Israel y Arabia Saudita, interviene directamente en el territorio sirio pero avisa a sus rivales para no incurrir en errores que costarían muy caro a todos; Putin hace su juego y él gusta ser el Zar, puso a Rusia en el mismo lugar que estaba a la fecha de la disolución de la Unión de Repúblicas Soviéticas pero esta vez sin intentar la solución socialista.

Ellos —EEUU y Rusia— juegan el juego que más les gusta a través de terceros, sin miramientos, solo con la mente en sus intereses estratégicos que subliman en económicos: poder por el poder mismo en su faz más maquiavélica no en cuanto no importar los medios sino en ostentarlo para conducir para fortalecer sus economías internas, capitalismo puro sin duda.

Dr. Juan Carlos Pacifico Annan

Los catalanes son españoles y los mapuches argentinos

Todos sus artículos

El Dr. Juan Carlos Pacífico es Encargado Titular del Registro de Pergamino N° 2 y colabora en nuestra revista desde hace diez años. Otrora con escritos de ficción y actualmente con ensayos, vaya aquí un análisis de la problemática argentina y española frente los grupos que reclaman su autonomía. Un artículo sobre una cuestión que genera posiciones enfrentadas… ¡Contanos la tuya bajo esta nota o en el Face!

«Observando, hoy, el panorama de España y la posible secesión de Cataluña se me ocurre una comparación con el problema de los mapuches y la reivindicación de tierras que estos pretenden».

«Son dos problemas diferentes pero que tienen puntos de contacto».

«Ambos pretenden ser naciones pero no tienen territorio propio, la historia está llena de naciones que han pasado y pasan por ese estamento y cuando definimos el  término nación hablamos de seres humanos que se sienten parte de un todo mayor desde el punto de vista cultural, idiomático, religioso, entre otros».

«Los mapuches son argentinos, los catalanes son españoles, la nacionalidad de ambos no está en discusión pero ellos no se sienten ni argentinos ni españoles».

«Esto es: el ropaje jurídico de su nacionalidad no hace mella en sus sentimientos más profundos y pretenden, ambos, pensarse en un territorio y una organización política acorde que los guíe prescindiendo de Argentina y España».

«Ahora bien,  ninguno tiene territorio propio -como fue dicho- porque es evidente que España tiene a Cataluña y Argentina al territorio que años atrás  tuvieron los mapuches».

La actual bandera mapuche

«España combate la secesión con las armas que da la Constitución que establece -sin duda alguna- la integridad territorial;  lo mismo sucede con Nuestra Constitución que establece derechos pero también obligaciones de los ciudadanos la primera de ellas: el respeto máximo del marco jurídico que impone».

«Argentina está entrando en una zona peligrosa, analizando el problema con lo que sucede en Chile las alarmas deben ser encendidas, en el país trasandino la violencia con la que operan los grupos indígenas mapuches es impensada, hoy, en nuestro país; ellos tienen un grave problema en una guerra no declarada pero violenta al extremo, nadie nos asegura que no pase lo mismo aquí».

«No podemos decir, de ninguna manera, que todos los mapuches exhiben ese perfil, entiendo que existe una gran mayoría que está lejos de esa salida y prefiere la vía política y pacífica, pero no se ven grandes obstáculos para que la violencia siga siendo la bandera de los pocos».

«Debemos preguntarnos por el sentido de pertenencia, por lo atávico (conforme Diccionario de la Real Academia Española: comportamiento que hace pervivir ideas o formas de vida propias de los antepasad

La imagen del territorio español

os), que desplaza al ropaje jurídico para pervivir en las formas ancestrales que traen aparejada el recuerdo perenne de la tierras que perdieron en batallas por las luchas ya sea contra el español y más acá contra la Argentina».

«Las batallas que se pierden, que deberían de haberse ganado, generan innumerables perjuicios y efectos casi permanentes y en estos casos se aferran a sus costumbres dando al pasado una significación superior al provenir en aras de no perder ese legado cultural que los hace ser ellos mismos y diferentes al resto».

«Nuestro país en relación a los pueblos indígenas en el artículo 75 inciso 17 de la Constitución nos dice: ´Corresponde al Congreso: inciso 17. Reconocer la preexistencia étnica y cultural de los pueblos indígenas argentinos».

«Garantizar el respeto a su identidad y el derecho a una educación bilingüe e intercultural; reconocer la personería jurídica de sus comunidades, y la posesión y propiedad comunitarias de las tierras que tradicionalmente ocupan; y regular la entrega de otras aptas y suficientes para el desarrollo humano; ninguna de ellas será enajenable, transmisible ni susceptible de gravámenes o embargos. Asegurar su participación en la gestión referida a sus recursos naturales y a los demás intereses que los afecten. Las provincias pueden ejercer concurrentemente estas atribuciones».

«Y el artículo 18 del Código Civil expresa: “ Derechos de las comunidades indígenas. Las comunidades indígenas reconocidas tienen derecho a la posesión y propiedad comunitaria de las tierras que tradicionalmente ocupan y de aquellas otras aptas y suficientes para el desarrollo humano según lo establezca la ley, de conformidad con lo dispuesto por el artículo 75 inciso 17 de la Constitución Nacional” .

«Claramente emana que hay una salida política y jurídicamente causada en las normas mencionadas».

«Todo está dado para que la solución pacífica sea la solución. Ojalá».

Dr. Juan Carlos Pacifico Annan