Google y «El Aleph»

Juan Carlos Pacífico
Todos sus escritos

El Dr. Juan Carlos Pacífico es Encargado Titular del Registro de Pergamino N° 2 y Vicepresidente de la Biblioteca Menéndez de esa ciudad. Otrora con escritos de ficción y actualmente con ensayos, colabora en nuestra revista desde hace once años. Tiene el don de alejarnos de la realidad registral para hacernos ingresar en un mundo más estético.

Hoy, una reinvindicación del saber universal, desde Richard Warner y Nietsche hasta Jorge Luis Borges y el Dante, pasando por Goethe y por Google.

Podés siempre en esta Web visitar la Biblioteca Menéndez, clickeando sobre su imagen al pie de la columna derecha.

«Oh Wagner!!!!! (Alemania 1813 – Italia 1883), qué es lo que produce su música que motiva a cerrar los ojos y entrar en un callejón iluminado con luces que nos permiten ver nuestro interior como nunca, se activa nuestro cerebro y pensamos seriamente cómo un ser humano puede llegar a crear una melodía conmovedora, la majestuosidad de su obra es una muestra indeleble de su personalidad. Su vida estuvo plagada de contradicciones y su biografía nos permite conocer  a un hombre que jamás pasó desapercibido, es que no puede ser de otra manera porque la creación artística es una demostración  indeleble de la subjetividad del autor».

«Y, paradójicamente, uno de sus mayores amigos fue Nietzsche (Alemania, 1844 – 1900), relación que no terminó en buenos términos por cuanto se alejan por cuestiones solo conocidas por ellos; a veces intento descifrar los diálogos que ellos tuvieron hablando de música y filosofía como partes inescindibles del conocimiento humano, sólo los grandes hombres pueden entender que el conocimiento es uno y que sus ramas no se convierten en fortalezas solo atravesadas por el objeto a estudiar sino que todas esas ramas tienen una raíz común que les permite intercambiar información para que, ambas, se potencien. Esa raíz común es el ser humano que, en definitiva, termina siendo atravesado por todas las ciencias, nada le es esquivo, nada lo deja fuera».

«Pero,  también, imagino que hablaban de los problemas comunes que todo ser humano tiene en la sociedad donde vive: clima, impuestos, gastos, dinero, etc. y supuestamente lo harían en términos coloquiales y mundanos como todo ciudadano que no escapa a los avatares propios de la supervivencia».

«Eran hombres y en cierta medida genios, por lo que resulta muy difícil que nuestra imaginación encuentre todos los tópicos de conversación con nuestra discreta inteligencia, los diálogos de estos hombres deben ser imaginados por mentes igualmente potentes y esclarecedoras y  entonces cayó en mis manos un libro que habla mucho de Nietzsche, no tanto de Wagner y sí de Freud (Austria  1856- Inglaterra 1939). En realidad los libros nos elijen y a veces nos damos cuenta».

«Si, menudos hombres que vivieron en los mismos tiempos y en plena ficción el autor: Irvin D. Yalom ( EEUU , 1931 ) y su libro “El día que Nietzsche lloró” los hace hablar y contactarse para crear una historia irrepetible que seduce desde la primera página y al finalizar observamos que salimos reconfortados por que aprendimos y disfrutamos enormemente». 

«O sea que la música, la filosofía y el psicoanálisis entablan una contienda en un libro actual que nos interroga y nos estimula a seguir leyendo e interiorizándonos sobre las facetas de esos hombres gigantes;  ¿nos es acaso el conocimiento una tela producida por hebras de distinto tipo y color que termina ofreciéndonos un mural o collage que transformamos en chips que anidan en nuestras neuronas?«

«Tal vez, sean los primeros pasos para lograr concentrar en un solo libro todos los libros, todos los saberes, reclamando por el libro total que tanto desveló a Jorge Luis Borges (Argentina 1899 –  Suiza  1986),  de ahí su pasión por Las Mil y Una Noches libro que narra todas las noches una historia y de esa manera la narradora: Scheherezade salva su vida o La Divina Comedia con un Dante (Italia 1265 – 1321) que describe el Cielo, Purgatorio e Infierno y en ese relato agota un tema tan caro a la cristiandad describiendo con una lucidez tal que nos hace pensar que estamos ante un erudito que maneja gran parte de los conocimientos de esa época o Goethe (Alemania  1749 – 1832) que con su Fausto pretende en prebendario  pacto con el diablo adquirir todo el conocimiento».

«Siempre está latente en el ser humano la pretensión del todo,  de abarcarlo todo,  pero cuando nos damos cuenta de la realidad ella es lo suficientemente sabia como para convencernos de no continuar por ese camino; la manzana de Apple mordida es la misma que mordimos arrancada del árbol del conocimiento y que nos costó el exilio».

«La humildad y la tesonera lucha contra la ignorancia van a marcar a partir de ese momento el camino de los hombres pero siempre está latente esa tentación y Google, a veces, nos hace ver que tal vez sea posible y Borges en EL Aleph, también». 

Dr. Juan Carlos Pacífico Annan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *