Otra vez atacan a los Registros del Automotor

Dr. Juan Bautista Luqui

El Dr. Juan Bautista Luqui es abogado e Interventor del Registro Automotor de Coronel Suárez, provincia de Buenos Aires. Hoy nos ofrece un escrito de altísima actualidad.

Se trata de la primera «voz» que, desde el sistema actual, objeta uno por uno los argumentos que esgrimieron los legisladores Alfredo Cornejo y Jimena Latorre al presentar a fines de la semana pasada un proyecto de ley que propone una modificación sustancial en el Régimen de Registración de Automotores (Ver Aquí)

Lo leemos:

«Otra vez vienen los ataques contra los Registros del Automotor. Esta vez viene con un proyecto presentado en la Cámara de Diputados de la Nación y en el Senado de la Nación».

«En los proyectos se cuestiona el régimen de los Registros del Automotor diciendo que es un negocio de particulares, que los Encargados son ricos, que el servicio es caro, es viejo y no sirve más».

«De estas sentencias, lo único que es verdad es que el régimen cuestionado es viejo, muy viejo. Nació en el año 1958, vaya que es viejo. Pero no porque sea viejo es malo».

«Para hablar del sistema de aranceles que cobran los encargados de los Registros del Automotor me tengo que ir más atrás aún, al año 1914. En aquella época la ley 9644 de Prenda Agraria sostuvo en su artículo 11 que ´Los encargados del registro podrán percibir los emolumentos que fije el decreto reglamentario, debiendo su importe ser abonado por quiénes solicitan la inscripción. El registro es público y la expedición del certificado es gratuita”

Diputada Jimena Latorre
Senador Alfredo Cornejo

«¿Quién puede sostener que un sistema de aranceles que nació en 1914 y un sistema registral que nació en 1958 puede ser eficiente hoy? Yo lo puedo sostener válidamente».

«Lo viejo no siempre es malo. No se puede evaluar un sistema de registración solo por su antigüedad, se lo debe estudiar por su eficiencia y costo».

«El costo de los servicios que dan los Registros del Automotor es alto, pero no todo es culpa de los registros. Más de la mitad de lo que pagan los usuarios en una transferencia es por el impuesto de sellos. Este impuesto lo fijan las provincias y la Nación no tienen nada que ver con ello. Si es caro es porque las provincias no lo quieren bajar a sumas razonables. Casualmente, la provincia de Mendoza es la que tiene el impuesto de sellos más alto de todo el país, justamente la provincia del Senador Alfredo Cornejo que es quien —junto a la diputada Jimena Latorre— presentó el proyecto en cuestión.»

«La otra mitad del costo de la transferencia es lo que se ganan ´supuestamente´ los Encargados de los Registros. Esto no es verdad».

«Los Encargados de los Registros envían al Ministerio de Justicia gran parte de estos aranceles, no se quedan con todo».

«El trabajo del Encargado de un Registro Automotor no es sencillo, pues implica responsabilidades civiles, tributarias, administrativas y penales. Los empleados de los registros están a su cargo, no a cargo del Estado Nacional, no son empleados públicos. Toda la contingencia laboral recae sobre el Encargado, como así también los gastos de todo lo que pasa en el registro: alquiler, insumos, formularios, reformas edilicias, computadoras, etc, todo absolutamente todo lo paga el Encargado de su bolsillo».

«A veces es un trabajo que es rentable, y otras veces no lo es. Son las reglas del juego, y no hay forma de compensar una con otra. Cuando se gana estamos todos contentos, cuando se pierde hay que aguantar las fuentes de trabajo, los aportes y contribuciones y seguir trabajando».

«Los Registros no cierran nunca. Están abiertos todos los días del año, salvo los feriados nacionales».

«Los Registros están en todo el país, con un grado de cercanía que ningún organismo del Estado Nacional tiene. Los Registros abarcan toda la superficie de nuestro país para que los usuarios se trasladen lo menos posible».

«Los trámites se despachan en un plazo de 24 a 48 horas. En ese tiempo el usuario tiene hecha una transferencia a su nombre, inscripta una prenda, hecha la baja del automotor, o lo que sea. Se puede pedir un informe de dominio de un auto que esté en cualquiera de los 1.555 Registros de todo el país por internet o en cualquier registro, y dentro de las 48 horas el usuario tendrá la información que necesita».

«En el año se presentan millones de trámites, y solo unos pocos llegan a la Justicia por recursos de los usuarios. Repito millones contra algunos pocos que no deben llegar al 1% de estos trámites. Esto indica que la gente está conforme y no cuestiona las decisiones de los Encargados».

«El sistema de formularios que usamos en los Registros es absolutamente claro. Con cada trámite se presenta un formulario. Esto ayuda al registrador a interpretar perfectamente lo que quiere el usuario y por eso la respuesta en tan veloz. Comparemos este sistema de formularios con los largos y tediosos escritos judiciales que presentamos los abogados en los juicios donde muchas veces no se sabe bien que quiso decir el letrado».

«La seguridad jurídica que brinda el sistema es uno de los pilares más importantes. Como dije la cantidad de recursos que llegan a la justicia en mínima, porque los usuarios confían en el sistema registral».

«Cuando una persona compra un auto y lo transfiere a su nombre, el Registro del Automotor le da la seguridad más absoluta de que es el dueño y que nadie podrá discutir este título. Además le dice que infracciones tiene, le da la posibilidad de que otra persona maneje el auto con una cédula azul, y le da un título de propiedad nuevo, todo esto en un promedio de 24 horas«.

«Los Registros de la Propiedad Inmueble de CABA y de la provincia de Buenos Aires tienen una demora de más de 10 meses en despachar las modificaciones que ingresan».

«Ustedes dirán no es lo mismo transferir un auto que un departamento, en cuanto al valor. Hoy una cosechadora puede tener un valor mayor a los U$s 100.000 y también se registra en los Registros del Automotor».

«¡Usamos carbónicos todavía! Sí, es cierto, pero lo hacemos para completar los formularios que hoy siguen vigentes. Esto no es para nada importante, si bien deberían desaparecer estos carbónicos por formularios mas modernos, lo cierto es que este método es parte de la enorme eficiencia que tienen hoy los Registros del Automotor«

«Los 1.555 Registros del Automotor que están en todo el país brindan un servicio de excelencia, como en los mejores países del mundo. Es caro, si es verdad, pero la mitad del costo está impuesto por las provincias».

«No hagamos cambios en este Régimen que funciona perfectamente, aunque usemos carbónicos, el sistema da seguridad jurídica y eficiencia, valores pocas veces presente cuando el Estado Nacional brinda un servicio público».

Dr. Juan Bautista Luqui

Interventor del Registro Automotor Coronel Suárez

One thought on “Otra vez atacan a los Registros del Automotor”

  1. Como siempre, el dr. Luqui con una mirada certera, experta, adecuada, sin dudas, que la registración de automotores merece algunas modificaciones ( definir la caducidad del 08, dotar de seguridad jurídica eficiente a la proyectada digitalización de trámites o su profundización, jerarquizar efectivamente la figura del mandatario automotor, revisar el trámite de denuncia de compra y posesión para mejorarlo, REDUCIR EL IMPUESTO DE SELLOS, evitar la no entrega de cédulas cuando hay deuda de patente, …cosas que como JUan apunta, dependen de los fiscos locales, en la materia tributaria), pero ello no da lugar a cuestionar un sistema que ha demostrado ser bueno, y fue imitado por numerosos países y arraiga en el concepto de la inscripción constitutiva del derecho, por otra parte el proyecto no se aparta de ello, sino que busca que las provincias asuman la tarea registral con órganos puramente estatales y la registración de automotores, creemos, no se amoldará a esas formas. Adherimos a lo manifestado por Juan, …por otra parte es ilusorio que el sistema propuesto pueda aplicarse en solo dos años, se necesitará mucho más y deben respetarse los derechos adquiridos de los actuales registradores, cosa que no queda suficientemente clara en el proyecto. Amèn que, en las actuales circunstancias, su debate no luce como imprescindible, si se quieren abaratar costos, que se reduzca el impuesto de sellos, particularmente en provincias que cobran más del 2%, y sobre la modernización se están dando los cautos pasos correctos. Abrazo a Juan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *