Cómo recuperar un archivo de Word sin guardar

A todos nos ha pasado alguna vez. Estas trabajando en un proyecto con Microsoft Word y, de repente, se corta la luz. Y ha pasado una hora desde la última vez que guardaste.

O salis de la aplicación y, cuando te pregunta si queres guardar tu trabajo, por error clickeas en No Guardar.

Por suerte, no todo está perdido. Microsoft Word se anticipa a estos problemas y ofrece varios métodos para recuperar los documentos que no se han guardado.

En este tutorial de Word vamos a ver cómo recuperar un archivo de Word sin guardar.

El fiel autoguardado

Para evitar problemas como el cierre brusco de la aplicación sin guardar, Word incluye una función de Autoguardado. Cada ciertos minutos, hace una copia del documento en el que estés trabajando.

Para fijar cada cuánto se activa el Autoguardado, entrá en el menú Archivo y pulsá en Opciones. En el apartado Guardar podemos elegir cada cuántos minutos se hace una copia de seguridad del documento en curso:

Tutorial Word

Si trabajas en proyectos importantes, poné el autoguardado a  5 o 10 minutos. Tené en cuenta que solo se guardan las últimas dos o tres copias. Cuando se crea un nuevo autoguardado, se destruye el más antiguo.

Si se ha cortado la luz o has salido de Word bruscamente sin guardar, la próxima vez que pongas en marcha Word verás, a la izquierda, una opción para ver los documentos recuperados:

Tutorial Word

Selecciona la última copia de Autoguardado y guárdala con el nombre original del documento.

Salir sin guardar

Es posible que, al salir de Word, hayas pulsado por error en No guardar, y no se han guardado los últimos cambios de tu documento. Por suerte, no todo está perdido, porque en realidad Word sí guarda su copia de trabajo para situaciones de emergencia como ésta.

Hacé esta prueba: escribe un texto y no lo guardes. Salí de Word con la opción No Guardar. Vuelve a poner en marcha Word, y abre una página en blanco.

Entra en el menú Archivo, pulsa en Información, y después en Administrar documento (o Versiones, según el Word que tengas). Aquí verás una opción llamada Recuperar documentos sin guardar:

Tutorial Word

Pulsa en ella para localizar el documento que acabas de perder (tendrá un nombre raro). Ábrelo y guárdalo con el nombre correcto.

Tutorial Word

Recuperación manual

El útimo método consiste en recuperar los documentos sin guardar en Word, de forma manual.

Los documentos sin guardar (hemos salido correctamente de Word sin guardar) están en esta carpeta: %LOCALAPPDATA%\Microsoft\Office\UnsavedFiles

Los documentos de autoguardado (Word se ha cerrado bruscamente sin guardar) están en la carpeta: %APPDATA%\Microsoft\Word

Entrá en esas carpetas para localizar los documentos que te interesan. Para ello, en el buscador del escritorio de Windows, en la esquina inferior izquierda, escribe Ejecutar. En la ventana que se abre, poné una de esas carpetas:

Tutorial Word

Se abrirá una ventana con los archivos que has solicitado.

Fuente: Computerhoy.com

«Patria», de Fernando Aramburu

Juan Carlos Pacífico
Todos sus escritos Web

El Dr. Juan Carlos Pacífico es Encargado Titular del Registro Pergamino N° 2. Desde hace 11 años participa en nuestra revista con escritos de ficción, ensayos socio-políticos y recomendaciones literarias.

En este caso, una de éstas últimas, donde desarrrolla «Por qué leer Patria de Fernando Aramburu o aprender de la historia la mejor lección».

«Suenan los acordes de la Misa en D Minor de Franz Joseph Haydn (Austria 1732-1890), sus acordes solemnes y sagrados nos invitan a una profunda inmersión en nuestro ser más recóndito y los principios del cristianismo comienzan a florearse con nítida brillantez sin nubes ni ocasos y las últimas páginas de un libro fantástico: «Patria» de Fernando Aramburu (San Sebastian, España, 1959),  acrecienta su belleza

Fernando Aramburu, premio nacional de narrativa (España, 2017)

porque esa música abarca todos los átomos de la habitación e incluso, al interiorizarse, la mente se toma de los acordes y las letras en un tramado que potencia a ambos y el perdón y la reconciliación emergen abrazados por todos los personajes de una novela que es un logro y que será sin dudas un clásico; pasarán los años y las nuevas generaciones la seguirán leyendo con la misma pasión contemporánea».

«El ETA y su violencia, el conflicto vasco expuesto en toda su magnitud y puntualmente explicado en cada personaje por el sufrimiento que cada uno padece ante un asesinato puntual, la violencia explicada no un marco general sino en cada familia en cada uno de los miembros de esas dos familias, particularmente, que la sufren».

«Víctima y victimario relacionados por vínculos amicales y destrozados por la sangre, la ideología que lacera esos vínculos de cercanía y cariño».

«El relato se deja llevar con una prosa prolija y sencilla con extrañas maneras literarias de narrar los diálogos que se mezclan con literalidad y pensamiento».

«Los lugares donde transcurre están oscuramente claudicados por un pensamiento único perverso y revanchista donde los diferentes deben emigrar y el nacionalismo recala en su vertiente más ilógica :lo que no es como nosotros no es«.

«Sin embargo el final es antológico y la racionalidad pone su cuota más importante y los principios cristianos hacen su aparición dando sentido a la otra mejilla a la posibilidad del perdón como clara herramienta de sanación; en definitiva un libro inolvidable, vale la pena nadar en su mar llenarse de gozo y percibir que el alma humana permanece incólume y que todas han estado en presencia de los arquetipos que definen el sentido de la humanidad, Platón (Atenas 429 ac) estaría feliz, el buen ladrón que muere en la cruz con Jesús no dudaría en suscribir el final y seguramente Dante (Italia , 1265-1321) tendría para todos lugares asignados en el Paraíso». 

«Agradezco tanto que la literatura le dé a las historias más sentido que los historiadores (disculpas a los historiadores) porque al introducir la ficción y sin salirse del marco fáctico donde anclan a los personajes pueden expresarse mejor enseñándonos con placer y porque en definitiva no hay hechos sino interpretaciones de los mismos (Nietzsche, 1844 – 1900, Alemania)».

«A leerla sin hesitación a gozarla desde la primera página y a entrar en las casas de Miren y Bittori madres de las familias mencionadas que como buenas amas de casa manejan las conductas de su familia sin miramientos y guidas por un amor que se vuelve a veces asfixiante dando pábulo al decir de Woody Allen (EE UU, 1934) en su película Manhattan : “pocas personas sobreviven a una madre» a lo que mi madre agregaría: ´Gracias a Dios».

Juan Carlos Pacífico

Zafan del impuestazo y cada vez hay más modelos: en la recesión, automotrices apuestan a pickups

pick ups

Las ventas de 0Km terminaron 2019 con una caída por encima del 40%, llegando apenas a las 430.000 unidades. Las automotrices quedaron preocupadas y hablar de pronósticos para 2020 se convirtió en una difícil tarea.

El desplome de los patentamientos obedeció a la incertidumbre de los consumidores. Pero también a la devaluación, que impactó en los precios; y a los cambios en los impuestos internos, que encarecieron muchos modelos, incluyendo los del segmento medio.

En este contexto, y teniendo en cuenta los anticipos y novedades que fueron dando las marcas, las pickups volvieron a posicionarse como las «salvadoras» de la industria, un poco por tendencia natural (porque más gente las utiliza, aunque no sea para trabajar) pero más por oportunidad.

Así, entre las automotrices destacan a las «chatas» como los vehículos que ayudarán a sostener la industria en el año. Los antecedentes: en 2019, la Toyota Hilux terminó como el vehículo más vendido del mercado general; mientras que Ford Ranger y Volkswagen Amarok entraron en el top ten. Nissan Frontier cerró el ciclo con un crecimiento del market share.

Y esto se ratificó en el arranque del 2020, según los datos de ACARA Si bien las ventas de estos tres modelos cayeron, lo hicieron muy por debajo del promedio. 

En efecto, los patentamientos en general se desplomaron un 30%, marcando así el peor enero de los últimos 16 años. Como contrapartida, las «chatas» de Toyota, VW y Ford experimentaron bajas de entre el 12% y el 17%. 

En tanto que una marca como RAM, que comercializa modelos de pickups de alta gama, experimentó un salto del 190% interanual, con 186 unidades, por encima de las 64 de enero de 2019. 

Fuente: Iprofesional.com