Todo lo que siempre quisiste saber sobre motores eléctricos (y nunca te atreviste a preguntar)

motores eléctricos

¿Qué motor tiene? Esa es la pregunta más común que se le hace al propietario de un auto nuevo. Cualquiera, hasta el menos experto, conoce la diferencia entre un motor de más o menos cilindros (o mayor o menor desplazamiento). Los más entusiastas hasta pueden poner el foco en si la distribución es desmodrómica o de apertura variable.

¿Pasará lo mismo con los motores eléctricos? Pareciera haber un prejuicio de que no vale la pena interiorizarse tanto, porque “son todos iguales”. Pero esto no es así. Y ya es hora de que empecemos a “desasnarnos” un poco sobre el tema. Por eso, les proponemos este exhaustivo tratado sobre motores eléctricos, que son sin duda el futuro del transporte automotor.

V8, V6 o 4 en línea. Cilindrada. Gasolina o Diesel. Cantidad de válvulas por cilindro. Turbo, compresor o atmosférico. Distribución desmodrómica. Y la lista podría seguir.

Todos estos atributos no son solo parte de la ficha técnica de un vehículo actual. Son motivo de fanatismo, culto, debate y hasta para presumir erudición, en muchos casos sin siquiera llegar a comprender en profundidad los fundamentos mecánicos y técnicos de los mismos. Y es que los motores de combustión interna crearon una mística que envolvió a la industria del automóvil prácticamente desde sus orígenes, que despertó un interés y un deseo de comparación entre los usuarios que sigue vigente hasta el día de hoy. Incluso, hay un canal de televisión muy conocido cuyo leitmotiv reza “esa inexplicable pasión por los motores”.

Sin embargo, este comportamiento no parecería tener un paralelismo cuando de vehículos eléctricos se trata. ¿Cuántos saben lo que es un estator, un rotor, o las diferencias producidas por la dirección del flujo magnético? Y esto no es algo que solo se perciba en los consumidores: las compañías automotrices –salvo excepciones– tampoco se esmeran demasiado en comunicar las características técnicas de sus motores eléctricos.

Fuente: Autoblog.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *