Por qué ver «Roma» de Cuarón

Juan Carlos Pacífico

Este domingo 24 de febrero desde las 22.00 se comenzarán a entregar los premios Oscar 2019.  La película «Roma» está nominada en 10 categorías (Ver todas)

Se trata de un film mexicano dramático dirigido, escrito, fotografiado y coproducido por Alfonso Cuarón. Tuvo la peculiaridad de haberse estrenado en streaming en Netflix, el 14 de diciembre del 2018. Y es ahora el Dr. Juan Carlos Pacífico, multifacético Encargado Titular de Pergamino N° 2, y colaborador permanente de nuestra revista, quien nos entrega su crítica, a poco de que se decida su lugar en los premios de la Academia 2019.

«Encender la tele y ver «Roma» de Alfonzo Cuarón (México, 1957) el blanco y negro cubre nuestra pantalla y los años ´70 se nos presentan nítidos y profundos,  allí él sumerge su mirada en su infancia, Roma es el barrio en el que vivió su niñez en el Distrito Federal,  de ahí el nombre del film».

«Vale la pena; la ausencia de color implica que nuestra mente busque el hilo conductor en cada  uno de los personajes, en la perfecta recreación de ese México setentista violento y con marcados contrastes y no en la espectacularidad de las escenas y en la casi ausencia de efectos especiales cine puro: drama y comedia ahí a nuestro servicio para que podamos saborearlo».

«Cada escena es perfecta en sí misma, cada diálogo esconde lo mejor de cada uno y transmite puramente el sentir: la inocencia de los niños y el drama de los mayores en un hogar que se desintegra y en el centro la niña adolescente que es la empleada de la casa y en su servir sin miramientos y con la simpleza de los que nada tienen tiñe toda la película y describe lo que México es: una sociedad mestiza que deslumbra y asombra».

«Esa empleada que habla el español pero también su idioma aborigen nos enseña más que cualquier maestro, sus gestos, su amor puro, su entrega y sus decisiones de vida (no diré el por qué por cuanto es parte de la trama) nos conmueve y a su vez debo decir que no es una actriz profesional sino que es su primera actuación y tal vez la última. Cuarón suele tomar actores y actrices que nunca supieron que lo son  y esa inocencia se transparenta por que no actúan solo trabajan de lo que son y por ello nos sobrecoge»

«Véanla como si abrieran un libro en donde nuestra mente pone lo mejor y las escenas son las letras que estimulan nuestra imaginación, somos nosotros los que vivimos en esa casa de una familia acomodada con una madre y una abuela que marcan un matriarcado ante la ausencia paterna, asumen las obligaciones y las llevan a cabo sin hesitación y un profundo legado humano onírico que se nutre en la raíz más profunda y atávica  que hasta entorpece y asfixia y donde encuentro el germen de la feminidad hoy».

Cleo (Yalitza Aparicio), protagonista de la película

«Situada en las antípodas de los films modernos es un recodo donde nos paramos a descansar y meditar en el silencio agudo del trinar de pájaros de un jardín cualquiera y los que transitamos esos setenta veremos como, de alguna manera, también nuestros mundos pasados se recrean por que, a pesar de las diferencias con nuestra Argentina, la globalización comenzaba a filtrarse».

«Agradezco al arte, en este caso el cine, que nos permite disfrutar y pensar por qué las imágenes nos persiguen y permanecen en nosotros y seguimos pensando en ellas intentando encontrar nuevas miradas,  es, en definitiva, un gran film de esos que se atan a nosotros y que con el pasar de los tiempos, como lo buenos vinos, se convierte en tierra fértil donde abrevar y justificar nuestra existencia y eso, créanme, lo justifica».

Dr. Juan Carlos Pacifico Annan

El What´s App como usina de construcción del Derecho Registral

Esteban Cavallero

Casos atípicos de asentimiento conyugal

El Sr. Esteban Emilio Cavallero es Interventor del Registro Seccional Motovehículos Río Segundo «A» y M.A.V.I.- C.P. de Villa del Rosario, en la provincia de Córdoba. El autor destaca la existencia de canales alternativos de construcción de pareceres registrales. Ilustra su teoría con el intercambio de opiniones que surgió a raíz de las particularidades de un caso de asentimiento conyugal; en la red que da título a la nota.

Entre las tareas y decisiones permanentes que asumen los Encargados, Interventores y demás operadores del sistema registral, se presentan en estos tiempos el desafío del manejo y seguimiento de las redes sociales. En especial, los denominados “grupos de Whatsapp”, conformados por los titulares de Registros Seccionales, generalmente aunados por provincias, por regiones o por competencias. Allí, se generan consultas, se comunican novedades de interés general, y también se plasman reclamos y quejas.

Ahora lo que quiero destacar, positivo sin dudas, es la posibilidad de ese ámbito de constituirse en un espacio de polémica interpretativa sobre distintos temas registrales, nacidos en su mayoría del caso particular. El Encargado, ante el conflicto o la laguna legal, presenta el asunto al grupo y recibe todo tipo de pareceres, soluciones, muchas veces útiles y prácticas y otras, por suerte las menos, sencillamente inadecuadas. La construcción colectiva es lo importante, el respeto es fundamental, y lo natural es encontrar la mejor solución.

 1. Asentimiento del cónyuge con limitación de capacidad.

Hace pocos días llegó la consulta de un colega, que francamente hizo de disparador. Este era el caso:

Se presentó ante su mesa de admisión un letrado junto a su cliente, quien venía a efectuar la Transferencia de un automotor a favor de un tercero, también compareciente al acto en el Registro. El letrado manifiesta haber sacado turno, con precarga; quien está atendiendo su petición, detecta la condición de Casado del vendedor y de ganancial del bien a transferir por lo cual solicita el asentimiento conyugal. En la emergencia, el letrado presenta documentación que lo acredita como Curador judicial de la esposa del vendedor, manifestando que en tal carácter, firmará el asentimiento por la incapaz sobreviniente. El planteo entonces: ¿tiene facultades el curador designado judicialmente para prestar el asentimiento requerido por el art. 470 CCyC?

La respuesta no surgió inmediatamente ni fue, a su tiempo, pacífica. En general y atinadamente se apuntó a determinar los alcances de la sentencia que dispuso la curatela, ya que la regla hoy es la capacidad plena y existen escalas de restricción y asignación proporcional de ayuda de terceros que debe disponerse judicialmente, según cada caso.

Pero superado este valladar, es necesario analizar los actos que, en nuestro derecho de fondo, le están permitidos al curador. Esta enumeración no está, aunque sí la opuesta, es decir los actos que aquél no puede realizar sin autorización judicial previa (arts. 121 y 138 CCyC). Y entre estas conductas prohibidas sin orden del Juez, no figura el prestar asentimiento.

El bien de que se trata es ganancial, lo que implica que el titular es uno de los cónyuges, quien al ser dueño puede disponer de ella, con la condición del asentimiento porque es un bien registrable. Ahora bien, se trata de un automotor en el caso del matrimonio bajo el régimen de comunidad de bienes. ¿Puede entonces el titular vender y requerir el asentimiento del curador para ello, sin autorización judicial?

La respuesta conclusiva fue negativa y la comparto: el asentimiento no es un consentimiento, ni una conformidad inescindible del acto de venta, ya que este puede realizarse o comprometerse por su titular y ser demandado por ello. pero sin dudas siendo que el Curador tiene la delicada tarea de cuidar la persona y sus bienes y sustituir a quien no puede ejercer por sí y en forma autónoma, en la voluntad de hacer o no hacer algo, cuando el libre albedrío comprometido de la curada puede tener visos de afectación patrimonial, debe necesariamente requerirse la autorización judicial para ello.

Por otra parte, para consuelo de quienes proponían la venia directa del curador en la transferencia, en la interpretación de la norma del art. 478 del CCyC, que prohíbe a los acreedores del cónyuge accionar por separación de bienes, el Ministro de la Corte Suprema Ricardo Lorenzetti expresa que “El Código es respetuoso de la esfera de decisión del cónyuge afectado por circunstancias habilitantes para requerir la separación judicial de bienes. De allí el carácter facultativo de esta acción. Tratándose de una acción personal corresponde sólo al cónyuge perjudicado decidir en qué medida las consecuencias de persistir con la comunidad de ganancias frente a la mala administración, concurso, quiebra, separación de hecho o restricción de la capacidad del otro, lo afectan. El cónyuge es la única persona legitimada para decidir si quiere correr riesgos o no a perder el derecho a la ganancialidad (en los casos de mala administración, concurso, quiebra) o si está dispuesto a someter la gestión de sus bienes al asentimiento de un tercero (el curador designado a su cónyuge incapaz) o a autorización judicial. Se respeta su esfera de decisión.” Aquí pareciera que el jurisconsulto se inclina por entender que el asentimiento del curador es factible y diverso a la necesidad de autorización judicial (véase el disyuntivo “o”), aunque no especifica si refiere a bienes registrables, lo que amerita la solución de la mayoría.

La respuesta fue entonces: se requiere autorización judicial del Juez de la curatela para prestar el asentimiento de la curada en la disposición de un automotor.

2. El asentimiento conyugal y la inhibición del cónyuge no titular.

Eduardo Mascheroni
Javier Cornejo

Este punto ha sido tratado repetidamente, tanto por los Dres. Javier Cornejo y Eduardo Mascheroni Torrilla, y receptado por la Circular CANJ N° 10/2003, pero readquiere importancia por su contraste con el tema precedente.

Aquí también existe una situación impediente de carácter legal para quien presta el asentimiento, y existe ad eventum también una posible afectación patrimonial futura, pero la clara diferencia es que en este caso quien debe prestar asentimiento tiene el pleno ejercicio de sus facultades físicas y psíquicas, para determinar su voluntad.

La medida de inhibición no alcanza derechos eventuales o hipotéticos de la persona y es por ello que dicho control (de existencia de anotaciones personales) no debe hacerse en el caso del cónyuge que presta su libre asentimiento; y si se lo hace, dicha prevención no puede obstar a la procedencia del trámite rogado.

3. El asentimiento conyugal y la muerte del cónyuge no titular en caso de asentimiento anticipado.

Este es otro caso del Laboratorio proveniente de la red de interés general. Se plantea la presentación de una Transferencia, en la que el comprador asiste personalmente, trayendo consigo una Solicitud Tipo 08 papel, suscripta por titular vendedor y por su cónyuge, con las firmas certificadas ante notario.

El bien es de carácter ganancial, y su único titular es quien figura como vendedor, estado civil casado a la firma de la solicitud.

Ingresa el trámite y por ser personas conocidas del titular, de alguno de los empleados (en los Registros de ciudades y pueblos ocurre regularmente) o porque se verifica en el Renaper, el cónyuge que asiente ha fallecido con anterioridad, a la hora de ingresar el trámite.

Como la consecuencia legal del fallecimiento de una persona impone la disolución de la sociedad conyugal, la consulta naturalmente fue: ¿podía perfeccionarse la transferencia? ¿O se requiere declaratoria de herederos y orden judicial?

Ya se tiene resuelto que quien es dueño único de un bien registral tiene su administración y puede disponer del mismo libremente; que el asentimiento es un acto de contenido patrimonial no actual, y que por lo tanto puede prestarse coetáneamente con el acto de disposición, o puede ser otorgado con antelación al acto, o posteriormente al acaecimiento, siempre que se respete la especialidad de tal asentimiento.

En el caso de la oferta de venta que implica una Solicitud Tipo 08 suscripta por el titular (superviviente), en la que el cónyuge prestó en forma anticipada y especial su asentimiento para el acto (ya que deben insertarse datos de solicitud tipo y dominio por lo menos al momento de certificar su firma), a mi entender no se requiere abrir declaratoria ni exigir orden judicial.

Es análogo al asentimiento notarial anticipado por poder; si vende un bien raíz el titular, el apoderado podría prestar el asentimiento ya que la voluntad exteriorizada respecto de tal asentimiento fue dada legalmente y en forma.

No fue pacífica la polémica con los intercambios del grupo al respecto; la idea general resultante fue que para evitar sustos se requiriera la declaratoria de herederos y la orden judicial, pero francamente es una salida por demás engorrosa y kafkiana para el adquirente, quien tiene en sus manos todos los elementos documentales y requisitos legales cumplidos para hacer la rogación en forma.

Diverso es el caso en el que el fallecido con anterioridad a la firma del comprador sea el titular, ya que en dicho caso se ha resuelto desde hace tiempo que la oferta de venta que importa una ST08 suscripta por su titular, caduca ante la muerte de este, si no se aceptó la misma por el comprador antes de su deceso (con su propia certificación de firmas o la presentación ante el Registro antes de la muerte del vendedor). En cambio ante la muerte del cónyuge asentidor, dicho acto fue prestado en legal forma, anticipadamente, y no integra la oferta de venta, de la que es exclusivo decisor el titular, sino que complementa el acto de transferencia, y en tal sentido, lo hace procedente aunque haya fallecido.

4. Otros casos ya resueltos que siempre vale la pena repasar.

a. La venta de cónyuges condóminos.

– El asentimiento se entiende prestado con la sola inclusión y certificación de firmas de ambos como cotitulares de dominio.

b. Los automotores adquiridos por juegos de azar.

– Son de carácter ganancial y requieren asentimiento del cónyuge no titular (art.465 inc. b CCCN).

Carácter de los bienes.

Son propios y no requieren asentimiento los obtenidos por adquisiciones a título gratuito, por haber sido donados, legados o heredados; los adquiridos durante la vigencia del matrimonio por causa anterior a su celebración; los obtenidos por permuta de otros bienes propios o fondos propios; los adquiridos bajo el régimen de separación de bienes (art. 505 CCCN).

Modos de prestar el asentimiento:

En los casos que debe prestarse asentimiento, relevados como transferencia de bien ganancial, prenda para garantía de préstamo, y baja del automotor, el asentimiento puede prestarse:

-En forma personal y actual ante el Encargado de Registro al momento del trámite rogatorio en la misma solicitud tipo.

– Por instrumento público o privado con firma certificada o por apoderado; en este caso debe especificarse el acto y objeto del mismo; no están permitidas las conformidades genéricas anticipadas.

– Por vía oblicua, mediante autorización judicial, como ya vimos en caso de limitación de capacidad que le impida conocer las consecuencias del acto, o cuando obra mediante curatela, o el caso más común, cuando el cónyuge que debe asentir se niega a prestarlo y el titular del derecho debe recurrir al Juez para que lo autorice.

A modo de conclusión.

Por ser un sistema de trámites administrativos bajo la regencia del Estado, el Registral automotor se encuentra completamente normativizado y resulta en apariencia como autosuficiente para la casuística que se genera en el quehacer diario. Ello está lejos de ser así, y resulta francamente inagotable la cantidad de casos y alternativas que la realidad nos presenta permanentemente, por lo que creo debemos prestar seria atención a estos canales no regulares de formación de pareceres metanormativos, que aportan mucho a las necesidades y decisiones que en la interpretación legal y su ajuste al caso debemos afrontar los operadores registrales.

Esteban Emilio Cavallero

Interventor del Registro Seccional Motovehículos y M.A.V.I.-C.P.

Villa Dolores, Córdoba

 

Bibliografía consultada:

1.-Lorenzetti, Ricardo Luis (Director): Código Civil y Comercial de la Nación Comentado Tomo I, págs.510/519 y 555/564. Rubinzal Culzoni Editores.

2.-Lorenzetti, Ricardo Luis (Director): Código Civil y Comercial de la Nación Comentado Tomo III, págs. 166/167. Rubinzal Culzoni Editores.

3.-Mascheroni Torrilla, Eduardo: Nuevo Código Civil y Comercial: Asentimiento ante la inhibición del cónyuge no titular. Revista Panorama Registral del 17/4/2017 disponible on line.

4.-Cornejo, Javier Antonio: Cuestiones Registrales del Régimen Jurídico Automotor, pags.59/64 –Fundación Centro de Estudios Registrales.

5.-Agost Carreño, Oscar: Análisis práctico del Régimen Jurídico automotor. 2ª Edición. Advocatus.

6.-Zuckerberg Mark: Whatsapp.

 

 

Efectos de la Posesión en el Régimen Jurídico del Automotor

Sus 47 artículos en Panorama bajo Este Link

El Dr. Eduardo Mascheroni, docente en cursos de capacitación de Mandatarios y colaborador permanente de nuestro medio, nos ofrece hoy su primera entrega de 2019. En el texto, analiza la Denuncia de Compra y Posesión, profundizando algunos aspectos que no habían sido tratados hasta el momento.

Con el dictado de la Disposición D.N. Nº 317/18 , que modifica íntegramente el Capítulo V del Título II del DNTR, generando la denuncia de compra y posesión, precisamente el instituto jurídico de la posesión es introducido en el RJA, el cual no era reconocido, atento  al carácter de inscripción constitutiva y obligatoria de derecho de propiedad sobre los automotores como bienes muebles registrables por dicha normativa, conforme los artículos 1, 2, 6, 10, 14 y 15 en particular.

Se  incorpora entonces la posesión , conforme los artículos 1890 al 1909 del CC y C, que señalan que en materia de registración de bienes muebles registrables se aplica el régimen especial, que exista, y dado que éste, por imperio del art. 7 del RJA y el art. 2 del Decreto reglamentario 335/88, que otorga facultades para reformar al citado RJA (Decr- Ley nacional  6582/58 – ley 14467 t.o.  dec.   1414/97) , otorga facultades a la Dirección Nacional para reformular el Digesto mencionado, la introducción de la posesión en registración sobre automotores, resulta  una novedad en la materia.

Ya en 2018, analizamos estas normas, y en esta oportunidad , consideramos oportuno analizar sus efectos prácticos. En tal sentido, amén de lo dispuesto por el Digesto, debemos considerar las Circulares interpretativas D.N. Nº 56, 57 y 61 del año 2018,  y la  Disposición D.N. Nº 317/18.

1.- La Denuncia de Compra y  posesión, ha sido regulada como la modalidad a seguir cuando el titular registral se niega a firmar el instrumento jurídico necesario para la transferencia, esto es la Solicitud Tipo 08.

2-  El adquirente que no posea una Solicitud Tipo 08 podrá presentarse al Registro de la radicación y denunciar tal situación, pidiendo que se complete una Solicitud Tipo TP al efecto o solicitando un turno y precargando los datos que le pida el sistema, mediante la web de la Dirección Nacional. Si interviene un mandatario matriculado, lo hará en una Solicitud Tipo 02 o TP que él mismo imprima, con la firma de peticionario poseedor.

3. Se adjunta Cédula, Título, (o denuncia de extravío de no poseerlo)  boleto o constancias equivalente, si lo hubiera, libre deuda de Patentes, verificación, documento de identidad del poseedor (si fuera persona jurídica hay un impedimento fáctico, no podrá conducir el rodado, ya que la cédula de poseedor que se otorga es solo para dicho poseedor), CUIT y DJ de las circunstancias en que adquiere la posesión y otra de asunción de responsabilidades sobre el uso del rodado, con firma certificada. Y suscribir un 08D, que se suple por uno de papel, hasta tanto el SITE permita recepcionarlo sin generar una transferencia.

4.- El Registro inscribirá la denuncia  y le enviará al interesado por mail una constancia digital de posesión, entrega cédula de poseedor válida por doce meses, que podrá renovarse, por iguales períodos, anotación en el título digital y hoja de registro y comunicación a los entes tributarios competentes.

De igual modo, notificará tal circunstancia,  al titular registral por correo postal y electrónico (de conocerse en el legajo B) , y si comparece para transferir, se requerirá la firma del 08, y el asentimiento conyugal  si correspondiera, en cuyo caso y por su parte el interesado abonará los aranceles registrales e impuestos provinciales, pudiendo, realizar negativa de pago por insistencia, aunque sólo respecto al impuesto de sellos y multas de tránsito.

5.- Ello importa, que de este modo, el interesado en transferir pueda contar con los elementos necesarios para acreditar su posesión en la ulterior instancia judicial, ya fuere juicio de Transferencia o Usucapión, mediante una constancia de posesión resultante de la Denuncia de Posesión y Compra, que prueba dicha posesión con fines de adquisición dominial, emanada del Estado a través del Registro Seccional donde está inscripto el dominio

6. La cédula de poseedor, le permitirá aunque solo a él, circular, mientras se encuentre vigente y hasta tanto se inscriba la transferencia por vía judicial o comparendo del titular registral a transferir. Si hubiere denuncia de venta del titular hacia el poseedor, podrá inscribir de oficio en forma definitiva, aunque el titular no se avenga a transferir , siempre y cuando resulte legalmente factible (cumplir requisitos Título II, Capítulo II, Sección 1a  y 13a del DNTR).

7. Si la denuncia de venta lo es hacia un tercero, se transfiere de oficio, pero en forma condicional, por 24 meses, respecto al poseedor , el que podrá ser vencido judicialmente, si en ese ámbito alguien demuestra mejor derecho, y se retirará la cédula de poseedor ante la oposición por carta documento del titular, dirigida al Registro Seccional, lo que se dilucidará luego judicialmente.

9.- La verificación aún vencida, es válida.

10.- No se requiere del CETA, en estas transferencias de oficio, por imperio de la Resolución AFIP Nº 4345 /18.

11.- Si hubiere denuncia de venta electrónica o por apoderado, no procede la transferencia de oficio.

12.- Con el título condicional, el titular en esa condición puede realizar todos los actos de propietario, excepto aquellos que den lugar a situaciones jurídicas irreversibles como la baja.

13.- El poseedor solo puede pedir informes de dominio, reempadronamiento del automotor duplicado de chapa patente, renovación de cédula de poseedor, pero no otro acto donde se exige la calidad de propietario, entendemos que si hubiese necesidad de requerir un código RPA/RPM no habiendo maniobra delictiva, sería procedente pero ello queda a criterio del Registro Seccional y la Dirección Nacional.

14.-La denuncia de robo impide inscribir la denuncia de posesión y desde ya la transferencia de oficio.

15.- Pasados los 24 meses de la inscripción condicional, la inscripción es definitiva, y ello se asentará en el título digital, entendiendo por nuestra parte la conveniencia que el interesado requiera el mismo, para acreditar tal acto definitivo.

16.- En caso de Denuncia de Venta, la misma queda suspendida ante esta denuncia de posesión, si ella es anterior a la denuncia de venta o a la emisión de la orden de no circular, caso contrario, corresponderá, levantar dicha restricción por el interesado denunciante de la posesión.

18.- Si el titular ha fallecido, no es obstáculo para la denuncia de posesión, pero la transferencia se formalizará por vía judicial en cualquiera de sus modalidades (apertura sucesión o inclusión en la sucesión por el poseedor, juicio de transferencia o de usucapión).

19.- Si el titular se encuentra inhibido, entendemos que corresponde otorgar la cédula de poseedor, y luego discernir la propiedad en sede judicial, levantando la inhibición, lo mismo si hubiera embargo o medida de no innovar que impida transferir, y en caso de quiebra, aquí si, entendemos pertinente, la previa autorización judicial para impulsar esta denuncia, como ante una inhabilitación en un proceso penal.

20.- Si el poseedor fallece, su derecho se transmite a los sucesores, por el art. 1937 del CC y C.

21.- En cuanto a los fundamentos de dicha normativa, los encontramos en el Código Civil y Comercial, donde se destaca:

a) artículo 1890, indica que los derechos reales recaen sobre cosas registrables cuando la ley requiere la inscripción de los títulos en el respectivo registro a los efectos que correspondan, pero en este caso, ello no es factible por la negativa del titular a transferir o la imposibilidad de hallarlo a ese objeto, incluso por su posible fallecimiento, de allí que corresponde denunciar la posesión para facilitar la adquisición del dominio.

b) El adquirente, ejerce, la posesión del bien como lo indica el 1891, y 1892, que reconoce a la entrega material de la cosa como acto de “ejercicio del derecho real” y modo de transmisión del mismo :”.. La tradición posesoria es modo suficiente para transmitir o constituir derechos reales que se ejercen por la posesión. La inscripción registral es modo suficiente para transmitir o constituir derechos reales sobre cosas registrables en los casos legalmente previstos; …”, o sea que la Disposición D.N. Nº 317/18, se aparta de lo sostenido desde varias décadas atrás, e

n cuanto considera que es suficiente con el acto posesorio para inscribir el dominio, ante la negativa del titular a transferir, pero asimilado a la prescripción adquisitiva por el paso del tiempo, invocando expresamente al artículo 1893 “…..- La adquisición o transmisión de derechos reales constituidos de conformidad a las disposiciones de este Código no son oponibles a terceros interesados y de buena fe mientras no tengan publicidad suficiente. Se considera publicidad suficiente la inscripción registral o la posesión, según el caso. Si el modo consiste en una inscripción constitutiva, la registración es presupuesto necesario y suficiente para la oponibilidad del derecho real…”, o sea que permite la inscripción dominial por la demostración de la posesión.

c) Aunque, cabe señalar que el artículo 1895, señala que respecto de las cosas muebles registrables no existe buena fe sin inscripción a favor de quien la invoca. Tampoco existe buena fe aunque haya inscripción a favor de quien la invoca, si el respectivo régimen especial prevé la existencia de elementos identificatorios de la cosa registrable y éstos no son coincidentes (alude a la verificación física), lo que en el caso de la Disposición D.N. N° 317/18, estaría salvado en la circunstancia que la denuncia de posesión y compra, pretende, inscribir dominio y se requiere para ello, la verificación como medio de prueba del acto posesorio.

d) En cuanto a la mención que se hace a la prescripción adquisitiva, el articulo 1897, la define como el modo por el cual el poseedor de una cosa adquiere un derecho real sobre ella, mediante la posesión durante el tiempo fijado por la ley, e invoca a los artículos 1898 y 1899, que permiten adquirir el derecho real, por  el que posee durante diez años una cosa mueble registrable, no hurtada ni perdida, que no inscribe a su nombre pero la recibe del titular registral o de su cesionario sucesivo, siempre que los elementos identificatorios que se prevén en el respectivo régimen especial sean coincidentes (nuevamente la verificación), más aún con base en el artículo 2254  que reproduce los artículos 3 y 4 del RJA, se adquiere el dominio pleno si la cosa es robada o hurtada, o perdida, si el adquirente es de buena fe y ha inscripto en su favor, cumplido el plazo de dos años de su inscripción, en tal sentido, la Disposición D.N. N° 317/18, estipula dicho plazo  expresamente, aunque dice 24 meses y no dos años como en el RJA , y se otorga un título condicional.

e) En ese marco y para fijar el sistema de regularización y publicidad dominial se remite a los artículos 1900 a 1910, donde podemos mencionar en particular el 1902, que señala que el justo título para la prescripción adquisitiva es el que tiene por finalidad transmitir un derecho real principal que se ejerce por la posesión, revestido de las formas exigidas para su validez, cuando su otorgante no es capaz o no está legitimado al efecto. La buena fe requerida en la relación posesoria consiste en no haber conocido ni podido conocer la falta de derecho a ella. Cuando se trata de cosas registrables, la buena fe requiere el examen previo de la documentación y constancias registrales (informe de dominio), así como el cumplimiento de los actos de verificación pertinente establecidos en el respectivo régimen especial (artículo 6° del Decreto 335/88 )

f) por el art. 1909, hay posesión cuando una persona, por sí o por medio de otra, ejerce un poder de hecho sobre una cosa, comportándose como titular de un derecho real, lo sea o no.

22.- En consecuencia, si el adquirente de un automotor, denuncia el hecho ante el Registro Seccional donde está inscripto, señalando que el titular registral, intimado, no ha suscripto la Solicitud Tipo 08, y demuestra la posesión del automotor, podrá inscribir dicha posesión, obtener una cédula  al efecto de acreditar la posesión y circular, así como inscribir el dominio previa acción judicial al efecto o si hubo denuncia de venta del titular registral pero contra un tercero, podrá hacerlo  en forma condicional por 24 meses, esto es registrar el derecho de propiedad, y  si hubo una denuncia de venta con identidad de sujetos (es decir del titular al denunciante de la posesión y compra), se inscribe de oficio la transferencia.

Respecto a la inscripción condicional, se torna definitiva si en ese plazo, compatible con los artículos 1898, 2254 del CC y C y artículo 3° del RJA, no hay quien detente mejor derecho y cuestione la propiedad (el titular o un tercero).

23.- El único autorizado a circular es el poseedor. No hay cédula de autorizado a conducir. En cuanto  al alcance legal y fáctico de la cédula, es similar a la de propietario, si bien, para emigrar del país, es necesario contar con autorización del titular, por ende consideramos que esta cédula de poseedor fuera del territorio nacional, carece de validez (Resolución Gral. AFIP-Aduanas Nº 1419/03).

24.- La responsabilidad civil, penal, administrativa, contravencional y fiscal (debe estar pago el impuesto a la patente automotor para inscribir y aclaramos que no se contempla la inscripción inmediata por insistencia por lo que cabe colegir, que es esta norma es una excepción a esa facultad de negativa de pago, artículo 9 RJA y DNTR Título II, Capítulo XVIII, Sección 4ª, aunque no se aplica al impuesto de sellos, ver artículo 6 última parte del texto reformado del Título II, Capítulo V) es del adquirente, quien así lo expresa y desobliga al titular.

25.- Por ende, si se frustra ante la denuncia de compra y posesión, la transferencia, el interesado recibirá una constancia de posesión y cédula identificatoria del rodado, que le permitirá circular y le servirá de prueba para el juicio de transferencia o usucapión, y si hubiere una denuncia de venta, y se presenta el denunciado, donde coincide con el denunciante, se transfiere de oficio o bien, si fue realizada a  un tercero, el poseedor podrá realizar una inscripción condicional por 24 meses que se torna definitiva, al cabo de dicho plazo, sino hubiere oposición fundada”.

Si hubiere una prohibición de circular a consecuencia de una denuncia de venta, se suspende sin tener que abonar cargo alguno por ello.

26.- El arancel a percibir es el correspondiente a la denuncia de compra, y en su caso, el de transferencia.

27.- Para los casos en que el poseedor careciera de Título de Propiedad o bien de la cédula de identificación en condiciones de autorizar la circulación, debe resaltarse lo previsto en  el DNTR, Título I, Capítulo VII, Sección 3ª, artículo 1º, en cuanto a que para realizar la verificación si no se presentare Título o Cédula de Identificación u oficio judicial que la ordene, deberá presentar la  autorización del Encargado mediante nota simple del Registro Seccional o en la misma Solicitud Tipo “12”  para verificar sin Título y/o Cédula, la cual será extendida a petición del interesado.

28.- Cabe señalar también que la renovación de la Cedula de Poseedor podrá ser  peticionada tantas veces como se lo requiera.

29.- Las Declaraciones Juradas indicadas en los incisos e) y g) del artículo 3° de la citada norma deberán efectuarse, con la firma, aclaración y DNI del declarante, al pie, en los siguientes términos:

DDJJ – inciso e): “Quien suscribe declara bajo juramento que recibió el automotor/motovehículo dominio………, del señor ………., el día …/../…., con motivo de (compra venta/intercambio de  otro  vehículo/ a título gratuito/forma de pago de un trabajo/etc.), por el monto de $………. ”

DDJJ inciso  i)… “ quien suscribe asume la responsabilidad de uso del automotor, desde la fecha de posesión y hasta la inscripción del dominio del automotor, en los términos fijados por las normas vigentes”.

30.- Cuando el titular registral fuera de estado civil casado y hubiera denunciado la  venta del dominio, a los efectos de transferirlo mediante la presentación de la “Denuncia de Compra y Posesión” deberá acreditarse la prestación del asentimiento conyugal. En ese sentido se resalta la previsión  del art. 470 y 457 del CC y C, entonces  el asentimiento  debe versar sobre el acto en sí y sus elementos constitutivos, amén de que puede expresarse en cualquier  momento. Además, que su prestación está sujeta al DNTR  Título I, Capítulo VIII,Sección 2ª, artículo 1º, y podrá efectuarse en la Solicitud Tipo que instrumenta la denuncia de venta.

31.-  el carácter condicional de la transferencia se hace extensivo a la totalidad de los trámites posteriores que se inscribieren respecto del dominio, independientemente de si modifican  situaciones de hecho relacionadas con el mismo (vg. Asignación de codificación RPA, cambio de motor).

32.- El Encargado del seccional, cursará la siguiente notificación al titular registral: “ Me dirijo a Ud. a fin de notificarle que se ha registrado el trámite de “Denuncia de Compra y Posesión” respecto del dominio…….. de su propiedad, a petición del poseedor/a declarado/a Sr/a. …………………….… A los efectos de regularizar la titularidad del citado dominio se lo/a invita a la sede  del Registro Seccional ……….., sito en ………………………………………., para  que complete el acto de transferencia firmando la Solicitud Tipo “08”, con la  conformidad conyugal cuando así corresponda, o para que manifieste las razones   por las cuales se niega a hacerlo“.

Y  para el anterior Titular denunciante en la Denuncia de Venta: “ Me dirijo a Ud. a fin de informarle que se ha registrado la transferencia del dominio …… a favor del/la señor/a ………………………….., “.

33.-  El poseedor adquirente en forma condicional, deberá suscribir por ante el Registro Seccional, la Nota por medio de cual acepta y declara conocer los alcances  del carácter condicional por el transcurso de VEINTICUATRO (24) meses  de la transferencia a su favor. Esta aceptación será materializada   mediante la suscripción por parte del adquirente de la Nota que dice:  “Quien suscribe declara bajo juramento conocer el carácter condicional de la inscripción y la condición a la que se encuentra sujeta la registración de  la transferencia del dominio ………..…a mi favor de acuerdo con las   previsiones contenidas en el artículo 8° del Capítulo V, Título II del Digesto  de Normas Técnico-Registrales del Registro Nacional de la Propiedad de  Automotor.”

34.- Usucapión corta y larga. La primera alude a que de contarse con un boleto de compraventa (justo título) aunque no emane del titular, se acredita la posesión legítima, si el mismo tiene una antigüedad mayor a dos años y allí se impulsa el juicio para obtener la propiedad por prescripción adquisitiva por el paso del tiempo y sino se contare con dicho boleto, se alega la posesión por un plazo superior a diez años, y se obtiene por un pronunciamiento judicial la propiedad , acompañado de otras pruebas como testimonios, pago de impuestos , acreditar la posesión continua y pacífica. Es una norma la de los artículos 1898/99 que protege a los poseedores.

35.- La Solicitud Tipo 10  ha quedado derogada de hecho, la suple la Solicitud Tipo TP o el 02.

36.- Si el rodado es robado, una vez inscripta la transferencia condicional, se entiende que la aseguradora abonará la indemnización del seguro que exista, siempre y cuando hayan transcurrido los 24 meses de la condicionalidad, o sea haya dominio definitivo.

37.-  Si el titular es una persona jurídica ya no existente en el plano formal (sociedad disuelta), se puede recurrir para transferir a su liquidador o realizar la acción judicial de transferencia.

38.-  En cuanto a la obligación de pago de la patente, el registro comunica a la autoridad tributaria la  denuncia de posesión, o la transferencia de oficio en su caso y el poseedor y nuevo titular, deben asumir la obligación fiscal.

39.-  Ante el  deceso del cónyuge no titular,  la transferencia de oficio, no se puede realizar, sino es ordenada desde el juicio sucesorio. Pero si, se expide cédula de posesión.

40.-  Los Encargados no tienen amplia libertad interpretativa, en cuestiones relacionadas con este instituto, en caso de duda, mediante ticket de consulta, la Dirección Nacional toma injerencia.

41Es imprescindible que el poseedor, antes de la denuncia, junto a ella y luego de la misma, cumpla sus obligaciones fiscales como prueba para a eventual usucapión.

42.-  ¿El denunciado de venta tiene mejor derecho que el poseedor? Sólo si lo acredita en sede judicial.

43.- La denuncia de posesión se materializa en los Registros de autos, motos, y máquinas.

44.-  Ante la ausencia del asentimiento conyugal en la Solicitud Tipo 11 o TP de denuncia de venta, la misma debe obtenerse para la transferencia de oficio, con la firma en la Solicitud Tipo 08 o documento que se anexe.

45- Si la  denuncia de posesión es realizada por condóminos, es válida, y si lo fuere solo por uno, comprende solamente a dicho denunciante.

46-  Habiendo fallecido el titular, reiteramos, se expide la cédula de posesión y la transferencia se intentará por vía judicial.

47-   Si hubiere  denuncia de venta solo a un condómino, y no al condominio,  se inscribirá la transferencia en favor del denunciado.

48.- El levantamiento prohibición circular, como ya expusimos, no se percibe ante la denuncia de posesión e incluso la transferencia de oficio.

49. ¿Renovación indefinida de la cédula provisoria? Es posible, no hay norma impeditiva, no obstante lo aconsejable es que el poseedor intente por vía judicial, transferir.

50.- Amén de lo señalado supra, destacamos otras normas del CC y C, aplicables para la posesión, así el artículo 1939, indica que la posesión tiene los efectos previstos en los artículos 1895 y 1897 de este Código y a menos que exista disposición legal en contrario, el poseedor debe satisfacer el pago total de los impuestos, tasas y contribuciones que graven la cosa.

Por el artículo 1901, el heredero continúa la posesión de su causante,  porque el sucesor particular puede unir su posesión a la de sus antecesores, siempre que derive inmediatamente de las otras. En la prescripción breve (dos años) las posesiones unidas deben ser de buena fe y estar ligadas por un vínculo jurídico.(sucesión de boletos).

En tal sentido el artículo 1902, señala que el justo título para la prescripción adquisitiva es el que tiene por finalidad transmitir un derecho real principal que se ejerce por la posesión, revestido de las formas exigidas para su validez, cuando su otorgante no es capaz o no está legitimado al efecto.

La buena fe requerida en la relación posesoria consiste en no haber conocido ni podido conocer la falta de derecho a ella.

Cuando se trata de cosas registrables, la buena fe requiere el examen previo de la documentación y constancias registrales, así como el cumplimiento de los actos de verificación pertinente establecidos en el respectivo régimen especial (en automotores, informe de domino y verificación previos).

Por el artículo 1903, se presume, salvo prueba en contrario, que la posesión se inicia en la fecha del justo título, o de su registración si ésta es constitutiva, hoy con el reconocimiento de la posesión, con la Disposición D.N. Nº 317/18, cabe entender que luego del proceso judicial, la sentencia declarativa de prescripción breve (dos años)  tiene efecto retroactivo al tiempo en que comienza la posesión, sin perjuicio de los derechos de terceros interesados de buena fe,  y por el artículo 1905, la sentencia que se dicta en los juicios de prescripción adquisitiva, en proceso que debe ser contencioso, debe fijar la fecha en la cual, cumplido el plazo de prescripción, se produce la adquisición del derecho real respectivo, aunque ña sentencia declarativa de prescripción larga (10 años) no tiene efecto retroactivo al tiempo en que comienza la posesión.

Y finalmente, la resolución que confiere traslado de la demanda o de la excepción de prescripción adquisitiva debe ordenar, de oficio, la anotación de la litis con relación al objeto, a fin de dar a conocer la pretensión.

Dr. Eduardo Mascheroni Torrilla