Automotrices hoy ya no venden autos 0 km a menos de $500 mil

Automotrices

El derrumbe del mercado automotor tiene una explicación: la fuerte suba de los precios. Desde la devaluación de fines de abril del 2018, los valores de los 0 km comenzaron correr una carrera contra el tipo de cambio que hizo que, sólo ese año, aumentaran alrededor de 100%. En 2019, la situación no cambio. El mejor ejemplo se produjo tras el salto del dólar por el “efecto PASO” en agosto pasado, cuando la moneda estadounidense saltó por arriba de los $60. La mayoría de las marcas ajustaron sus precios ante la nueva realidad cambiaria, después de esas elecciones, y volvieron a hacerlo en septiembre. Desde las empresas aseguran que, pese a estos incrementos, los 0 km están retrasados respecto al dólar.
La consecuencia de este nuevo ajuste es que desaparecieron del mercado los autos de menos de $500.000. Esto, tomando incluso, los precios finales con bonificaciones. Para los planes de ahorro, que no se benefician con estos descuentos, la situación es peor. El auto más accesible del mercado por estos días es el Renault Kwid que tiene un precio de lista de $599.700. La terminal aplica una bonificación de $100.000 por lo que se vende a $499.700, una picardía del marketing para quedar por debajo de la barrera psicológica de los $500.000. En el bolsillo de los consumidores, no surte efecto. Más si se tiene en cuenta que a ese monto hay que sumarle costos como el de patentamientos, impuestos y flete. Otros de los modelos más accesibles son el Fiat Moby o el Nissan March que, aún con descuentos, quedan por arriba del “medio millón”. Un caso clásico de auto “económico” es el Chery QQ, un integrante tradicional de este ranking. Sin embargo, desde el año pasado, la marca china decidió expresar en dólares sus listas de precios que antes estaban en pesos. El valor de ese modelo es de u$s11.050, más de $670.000.

Fuente: Ambito.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *