Luces led en los autos: ¿son realmente convenientes?

Cada vez más popular, esta tecnología es conocida por su bajo consumo y alta durabilidad. Sin embargo, pueden suscitar problemas que determinan costos de reemplazo muy altos.

Las luces LED (iniciales de  light-emitting diode o diodo emisor de luz) en los automóviles no son una novedad. Desde hace más de dos décadas llegaron a los tableros de instrumentos (como en el caso del Volkswagen Gol de primera generación) y desde mediados de la primera década del siglo XXI se implementaron en algunos autos de alta gama, en principio, sólo en los grupos ópticos traseros.

Sin embargo, la obligación de incorporar luces de marcha diurna DRL le otorgó al LED el privilegio de ser la mejor alternativa. No sólo por su característica de bajo consumo, sino también porque determinan parte del diseño de un automóvil, gracias al formato que a un conjunto de estos se le puede dar.

Puede fallar

En luces de circulación diurna, la iluminación LED permanecerá prendida permanentemente, salvo que se enciendan las luces principales. Se estima que la durabilidad del LED supera a la vida útil de un automóvil, pero en ocasiones puede fallar… Al estar sometidos a vibraciones y cambios de temperatura constantes, la durabilidad puede llegar a reducirse.

Como luces principales

Algunos vehículos  montan en sus versiones más equipadas luces principales con tecnología LED que se suman a las de uso diurno. Incluso en la alta gama también existe la tecnología Full LED sin ningún tipo de lámpara halógena.

Si bien la potencia de iluminación de las luces LED suele ser muy buena, tienen algunas contras. En algunos casos el haz de luz no logra largo alcance, aunque sí el campo de iluminación cercano es casi perfecto, lo que puede dar una ilusión de luminosidad mayor.

La Noticia Completa en: Parabrisas.com

Deja un comentario