Registros del Automotor: claves para entender cómo funcionan y por qué los cuestionan

Son organismos públicos de gestión privada que están en el centro de la tormenta desde la asunción de Javier Milei. Sus funciones y porqué son necesarios

Noticia de IProfesional, 9 de febrero

Los Registros de la Propiedad Automotor tienen múltiples funciones. No solo patentan autos 0km y realizan transferencias de usados: entre otras operaciones, tramitan la baja del vehículo por robo, baja con recuperación de piezas, denuncias de venta, adicionales y duplicados de cédulas y títulos, informes del automóvil e infracciones, prendas y medidas judiciales, como embargos e inhibiciones.

Todos son trámites necesarios para, por ejemplo, cobrar un seguro, vender las piezas en buen estado en caso de destrucción total, garantizar derechos ante otros, informarse sobre el estado de los papeles del auto y conocer la deuda de infracciones, si la hubiere.

Registro automotor: los trámites on line, desde 2016

Fuentes de la actividad registral indicaron a iProfesional que desde 2016 se realizan trámites on line, como informes históricos del auto e informe de infracciones, que se abonan por home banking y se reciben por mail, con un costo actual que es menor a $2.000.

En el caso de certificado de dominio y denuncia de venta, debe pagarse desde la cuenta bancaria del titular del auto o bien en el Registro que le corresponda.

Tanto los trámites on line como los presenciales, de encontrarse completos y sin ninguna contrariedad, son inscriptos y se encontrarán a disposición para su retiro dentro de las 48 horas hábiles.

En el caso de transferencias cuya carpeta se encuentre en otro Registro y por ello hay que solicitarla, el trámite puede demorar como máximo una semana. En este caso, se brinda da la posibilidad al interesado de presentarse en la oficina de Registro que le corresponde a su domicilio y no viajar hasta aquella donde está radicado el auto comprado.

Los Registros tienen un sistema de turnos: cada oficina tiene asignados cuatro cada 20 minutos desde las 8:30 a 14:30

Por otra parte, para que todos los trámites sean totalmente digitales, la persona debe gestionar, primero, la firma digital, un mecanismo complicado para implementar.

Cómo gestionar turnos de atención
Los Registros tienen un sistema de turnos: cada oficina tiene asignados cuatro turnos cada 20 minutos desde las 8:30 a 14:30, más los turnos para retiro de documentación. Tanto la gestión de turnos como las precargas en la página oficial de la Dirección Nacional de los Registros de la Propiedad Automotor (DNRPA) son gratis, pero hay que tener cuidado con páginas tramposas que cobran por el servicio de gestoría y no por el trámite en sí.

Los empleados de la actividad, en su mayoría, pertenecen al Sindicato de Comercio, ya que los Registros son oficinas públicas de gestión privada desde la década del ’90. Solo los encargados son funcionarios públicos, pero tampoco perciben salario del Estado Nacional: son trabajadores autónomos.

Una vez terminada la atención al público, los trabajadores se dedican a numerosas tareas de procesamiento, que es el momento más importante de todo trámite: se lo denomina “seguridad registral”, ya que se analizan todos los datos para evitar delitos y dar la aprobación final a una operación.

Las numerosas funciones de un Registro
El Registro del Automotor ya no es solamente un organismo registral, sino que también es un ente recaudador de provincias y municipalidades.

Antes, en el Registro solo se hacían trámites con la presentación de los comprobantes de pago, por ejemplo de sellado y patentes, que se liquidaban en las oficinas de rentas provinciales o municipales y se pagaban en un banco.

Ahora, con solo concurrir al Registro, el usuario puede pagar todo allí. Así, esa oficina colabora con las provincias y municipalidades y es recaudador de patentes, sellados e infracciones de tránsito.

Esta actividad representa aproximadamente dos tercios de los fondos administrados por los Registros seccionales e implica no solo la disposición de personal calificado, la carga horaria en el proceso administrativo y el manejo de grandes sumas de dinero, sino también la responsabilidad de los eventuales errores de operación, traslado y guarda de las sumas percibidas, afrontar los costos del cobro a través de medios electrónicos, entre otros, advirtieron las fuentes consultadas por iProfesional.

Y aclararon que a diferencia de los funcionarios de las oficinas públicas de recaudación propia, los encargados de Registros asumen no solo la tarea de fiscalizar y percibir impuestos, sino que son personalmente responsables por cualquier error ocurrido y cualquier eventualidad que pueda producirse sobre las sumas percibidas.

Aranceles y escasez de cédulas

Los Registros -tanto de autos y motos como de maquinarias viales y agrícolas-dependen de la Dirección Nacional de Registros del Automotor (DNRPA), organismo que funciona bajo la órbita del Ministerio de Justicia. Es la que determina los valores de aranceles de cada uno de los trámites.

Por su parte, la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA), es el ente que tiene a su cargo la venta a los Registros de los formularios (08, 01, TP) y la documentación (cédulas, chapas, títulos, recibos) y fija los precios.

En consecuencia, no son los Registros quienes establecen los precios ni de los formularios ni de la documentación ni de los aranceles, por ello son los mismos valores en todo el país; el valor de sellados, patentes e infracciones lo determinan las provincias y municipalidades.

Hoy, los Registros enfrentan serios problemas por la falta de de provisión de ACARA de cedulas en papel, entregando una constancia en hoja A4, y de chapas patentes, por la que se entregan las provisorias de papel, renovándose cada 30 días, con una demora de cuatro meses. Esta situación se viene dando en los últimos años, con la falta del plástico que recubre las cedulas, o las chapas de 0km despintadas. ACARA es la responsable del desabastecimiento, aseguran en el sector registral.

Cuestionamientos a la actividad registral
Durante los últimos dos meses, la actividad registral del automotor fue muy cuestionada, en parte por legisladores que propusieron su eliminación. Pero no solo los encargados de los Registros salieron al cruce de las intenciones de algunos diputados nacionales.

Carlos Freijo, titular de la Cámara de Comercio del Automotor de Mar del Plata, dijo: “No hace falta que desaparezca nada, sino simplemente sería conveniente que bajaran los aranceles, los formularios y el costo de los trámites. En este momento, lejos de disminuirlos”.

Por su parte, el presidente de la Cámara del Comercio Automotor (CCA) Alberto Príncipe, y titular de la Federación Argentina de Cámaras de Comercio Automotor ( FACCARA) Alejandro Lupo, coincidieron en que el costo de las transferencias “termina siendo de una magnitud inusitada, producto no por la operación en sí, sino por los agregados diversos que se fueron sumando en el tiempo”.

Por ese motivo, Príncipe se expresó a favor de la digitalización del sistema, pero no de la eliminación de los Registros.

La Noticia en IProfesional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *