Nueva Modalidad de Cancelación de Prenda

Desde el día de ayer, la D.N.R.P.A se encuentra circularizando su Disposición D.N. N° 472/18. La misma desestima, en el caso de que el deudor manifieste no poseer deuda pendiente, la necesidad de efectuar el depósito bancario simbólico para cancelaciones de Prenda, reemplazándolo por una Nota con carácter de Declaración Jurada donde se manifieste dicha situación. La norma entiende que esa “ficción burocrática”, sólo se emplea para cumplir con un excesivo rigorismo formal, contraponiéndose al proceso de modernización al que debe tender la administración pública; reduciendo cargas y complejidades innecesarias. Encontrá la norma completa —que ya está siendo muy elogiada en nuestra redes sociales—, y su complementaria Disposición D.N. N° 476/18, bajo Este Link

Encargados e Interventores: Procedimiento para Excusarse

Marcos Almaraz

Marcos Almaraz es Interventor del Registro de Monte, en la provincia de Buenos Aires. Pocas horas antes de que la cumbre del G20 comience a dificultar los accesos a la CABA, Marcos detalla el procedimiento a seguir cuando un Encargado debe excusarse de participar en un trámite en los términos del artículo 4°, inc. e) del Decreto N° 644/89, modificado por su similar N° 2265/94.

“Dentro de los deberes de los Encargados Titulares impuestos en el artículo 4° del Decreto N° 644/89 modificado por su similar N° 2265/94, el inciso e) establece: ´Excusarse de intervenir en todo asunto en que tengan interés personal o en que sea parte, intervenga o tenga interés su cónyuge, sus ascendientes o descendientes, sus colaterales hasta el cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad, o persona con la que tenga cualquier tipo de sociedad excepto anónima, o cuando su actuación pueda originar interpretaciones de parcialidad o violencia moral”.

“A su vez en el Reglamento Interno de Normas Orgánico-Funcionales de los Registros Seccionales de la Propiedad del Automotor y de los Registros Seccionales de la Propiedad del Automotor con Competencia Exclusiva en Motovehículos –R.I.N.O.F.- en su capítulo IV, sección 2ª, artículo 1°, inciso e) se transcribe dicho artículo, y, además, establece quién tendrá competencia, requiriendo, en este orden, la intervención de:

  • Otro Encargado de un Registro Seccional de la Propiedad del Automotor de su misma jurisdicción.
  • Un Encargado de un Registro de Créditos Prendarios de su misma jurisdicción (actualmente Registros Seccionales de la Propiedad del Automotor con competencia exclusiva en Maquinaria Agrícola, Vial o Industrial y de Créditos Prendarios)”.

De no resultar posible la aplicación de las alternativas expuestas precedentemente deberá solicitarse a la Dirección Nacional – Departamento Registros Nacionales, que determine la persona que actuará en el trámite.

Actualmente el último párrafo fue sustituido por Disposición D.N. N° 238/12 que establece: “En caso de no ser posible ninguna de las alternativas previstas, el Encargado deberá requerir la intervención del Encargado del Registro Seccional de la misma competencia más próximo a la sede de su Registro Seccional”.

En todos los supuestos, deberá dejarse constancia en la Hoja de Registro del Legajo B de las causas que motivaron la intervención de otro Encargado.”.

En virtud de lo expuesto cuando a un Encargado Titular se le presente un trámite en el cual una de las partes se encuadre dentro de las causales establecidas en dicho inciso procederá de la siguiente forma:

  1. El Encargado, ingresará el trámite en su Registro, lo cobrará, lo controlará, lo procesará y emitirá documentación, en caso que corresponda, de acuerdo a los recaudos establecidos en la normativa vigente, y se lo dará para que intervenga con su firma al Encargado Titular, Interventor o quien lo subrogue, de cualquier Registro de la Propiedad del Automotor de su misma competencia y jurisdicción, dejando constancia en la hoja de registro de las causas que motivaron la intervención de otro Encargado.
  2. En este caso el Encargado, procederá de la misma forma y se lo dará para que lo intervenga el Encargado Titular, Interventor o quien lo subrogue, de cualquier Registro Seccional con Competencia Exclusiva sobre Maquinaria Agrícola, Vial o Industrial y de Créditos Prendarios de su misma jurisdicción. En este supuesto se podrá requerir, también, la intervención de un Encargado Titular o Interventor de cualquier Registro Seccional con Competencia Exclusiva en Motovehículos de su misma jurisdicción.
  3. -De no resultar posible esas alternativas, se requerirá la intervención de otro Registro de su misma competencia de la jurisdicción más cercana. El procedimiento será el mismo que los casos anteriores.

En cualquiera de estos casos siempre hay que tener en cuenta, salvo que se trate de una transferencia con envío, cambio de radicación, cambio de radicación y transferencia o inscripción inicial por domicilio del acreedor prendario, que el legajo queda radicado en el Registro Seccional del Encargado que se tiene que excusar, porque el legajo corresponde a la jurisdicción de su Registro, no así a la competencia del Encargado.

Alcance de la norma:

Nuestra norma es mucho más amplia pero también genera dudas respecto de su aplicación en algunos casos. Acerca del alcance de las prescripciones establecidas en nuestra norma respecto de las personas que se desempeñan como colaboradores del Encargado de Registro, y el cual se transcriben a continuación las partes pertinentes de sus conclusiones:

“…En este sentido, corresponde analizar si la actuación del Encargado de Registro con respecto a peticiones efectuadas por sus colaboradores en materia registral, por su carácter de funcionario público, podría estar teñida de “parcialidad”.

A ese respecto, esto es, en cuanto a la eventual “parcialidad” de que puede estar teñido el juicio del Encargado de Registro para con las peticiones presentadas ante el Registro Seccional a su cargo por parte de sus colaboradores y que ello acarree la excusación obligatoria por parte del Encargado, a los efectos de una correcta interpretación de dicho concepto debe tenerse en cuenta que aquél es el último responsable no sólo de la actividad registral del Registro Seccional a su cargo sino también de hacer observar la normativa vigente a sus colaboradores.

En este sentido, debe también considerarse que el Digesto de Normas Técnico-Registrales del Registro Nacional de la Propiedad del Automotor establece un procedimiento que regla en forma taxativa y minuciosa el tratamiento que debe darse a las peticiones presentadas, no dejando margen alguno para un accionar discrecional por parte del Encargado de Registro.

“De acuerdo con la norma, se entiende que, en la medida que la actividad desplegada por el Encargado de Registro no importe sustraer un automotor de su normal radicación, o una disminución del control de los recaudos de fondo y de forma previstos para cada trámite en particular, la limitación a la competencia prevista por el artículo 4°, inciso e) del Decreto N° 644/89 debe interpretarse en forma restrictiva”.

“En razón de lo expuesto, puede concluirse que ella no alcanza a los colaboradores del Encargado de Registro, en la medida, claro está, que ninguno de ellos posea algún grado de parentesco de los referidos por la norma…”.

Marcos Almaraz

Interventor del Registro Seccional Monte, provincia de Buenos Aires

La Denuncia de Compra y Posesión y la muerte del “poseedor”

Mónica Sticconi

La Dra. Mónica Sticconi es especialista en Derecho Administrativo. Se desempeña como abogada en la Agencia Provincial de Seguridad Vial de Rosario, Santa Fe y como docente en Cursos de Capacitación de Mandatarios. En este artículo, Mónica avanza en las implicancias de la “Denuncia de Compra y Posesión” en nuestro Régimen Jurídico.

Con la sanción de la Disposición de DN Nº 317/18 se ha modificado el trámite registral de Denuncia de Compra, transformándose hoy en el llamado Denuncia de Compra y Posesión. Con este trámite registral actual se amplía sobremanera la posibilidad de que un adquirente de un automotor que no podía lograr la transferencia del dominio por carecer de la ST 08/08D debidamente suscripta por el titular registral, pueda hoy convertirse en propietario, aunque fuere en forma “condicional” según el supuesto.

No obstante, me interesa aquí analizar solamente los efectos de la simple Denuncia de Compra y Posesión que no llega a confluir en una transferencia dominial y la posterior muerte del “poseedor”. Podemos entonces definir al trámite de Denuncia de Compra y Posesión como aquél al que “puede” recurrir un adquirente de un automotor –en términos amplios, es decir comprendiendo a los automotores en general, Motovehículos e incluso las MAVI, tal como lo describe el Art. 5º del Régimen Jurídico del Automotor Decreto Ley 6582/58 y sus modificatorias- que no cuenta con la Solicitud Tipo 08/08D a los fines de efectivizar la transferencia del dominio a su nombre. Podrá entonces el adquirente peticionar la Denuncia de Compra y Posesión por intermedio de Mandatario Matriculado, suscribiendo la Solicitud Tipo 02 con su firma debidamente certificada –que deberá certificarse por cualquiera de los autorizados por la norma técnico registral pero no ante el Registro Seccional-, y presentando además el título y la cédula de identificación del automotor, CUIT/CUIL/CDI, Libre Deuda correspondiente al Impuesto de Patente Automotor, ST 12 de verificación física del automotor o consignado en la ST 02 el número de control de la ST12D si se hubiere efectuado Verificación Física Digital, detalle de las circunstancias en las que adquirió el automotor en el que se consigne de quien se recibió la posesión, fecha de tradición y todo otro dato relacionado, adjuntado la documental que acredite dichas circunstancias si la posee; y una declaración por la que conoce y asume las responsabilidades inherentes al dueño del automotor, y adjuntará además la ST 08D debidamente suscripta y con su firma certificada.

Una vez presentada, el Encargado enviará por correo electrónico al poseedor la Constancia Electrónica de Posesión (CEP), anotará el trámite en la Hoja de Registro y en el Título del Automotor o lo asentará en el título digital como anotaciones posteriores, comunicará la denuncia a las reparticiones impositivas y al titular registral invitándolo a completar el acto registral de transferencia, y expedirá la cédula de identificación de “poseedor” con una vigencia de 12 meses. Si el titular registral no concurre al Registro Seccional a suscribir la ST 08D, y no existe Denuncia de Venta anterior, obviamente la transferencia dominial no se perfecciona. No obstante, el Poseedor tendrá la cédula que le permitirá así circular e incluso podrá renovar ilimitadamente la misma, pudiendo ejercer de esta manera un “acto posesorio” importante y que le servirá de prueba para un futuro juicio de prescripción adquisitiva. Hasta aquí, someramente he descripto los requisitos y efectos del trámite. Ahora bien, reitero que si el adquirente no logra la transferencia del dominio –plena o condicional- solo ostentará el carácter de “poseedor” y no de titular registral, pudiendo circular legalmente con el automotor. Cabe aclarar en este punto que la normativa lo autoriza al poseedor a circular, no pudiendo éste delegar tal conducción en terceras personas.

Ahora bien, ¿Qué sucede si el “poseedor” fallece?  ¿Qué implicancias tiene la defunción del poseedor en lo registral? Debemos nuevamente advertir que el adquirente que realiza la Denuncia de Compra y Posesión tan solo logra convertirse en “poseedor” obteniendo la cédula que le permite seguir ejerciendo actos posesorios.

Indiscutiblemente, la norma técnico registral le otorga a una determinada persona un estatus jurídico sobre la cosa, cual es la de “poseedor” y la publicidad de tal carácter, y además permitirle el ejercicio

El renombrado jurista argentino Guillermo Antonio Borda, fallecido en 2002

de esa posesión mediante la autorización de la circulación. Surge el interrogante entonces ¿esa posesión reconocida o publicitada por medio de una Denuncia de Compra y Posesión es un simple “hecho” o un “derecho”? Y aquí incursionamos directamente en la naturaleza jurídica del instituto posesorio tan debatido en nuestra doctrina.

El maestro Guillermo Borda nos señala que “Hay derecho siempre que la ley proteja una determinada conducta o pretensión. Si la ley me concede acciones posesorias, es porque reconoce mi derecho a no ser perturbado en mi posesión. Permítasenos insistir en el concepto: puesto que tengo acciones, tengo derecho.” No obstante, el doctrinario sostiene que es un derecho “provisional” ya que el poseedor no es protegido contra las intervenciones ajenas sino solo provisionalmente y en tanto las partes debaten sus derechos de fondo sobre la cosa. Además insistía en que para tener un derecho no siempre se requiere tener un título.

Dalmacio Vélez Sarfield, autor del Código Civil Argentino de 1869

“Desde el momento que una persona ejerce actos posesorios, la ley la protege; es decir, le reconoce un derecho.” La tesis de que la posesión es un derecho fue también recogida por Vélez en la nota al Título II del Libro III del Código Civil, que enseña: “… La posesión, por lo tanto, no es así, ni un derecho puramente real, ni un derecho puramente personal; pero como el derecho manifiesta sobre todo su carácter y su energía por la acción, diremos que pertenece más bien a la clase de los derechos personales, podemos llamarlo un derecho real-personal, porque el derecho sobre la cosa es directo e inmediato, motivo por el cual las acciones posesorias son o aparecen ser concepta in rem, y personal porque la acción posesoria no se intenta sino contra el auto de un hecho, del hecho del despojo o de la turbación en la posesión, sin que pueda dirigirse contra terceros poseedores.” El nuevo Código Civil y Comercial de la Nación también recepta a la “posesión” como una relación de poder sobre una cosa que puede estar sustentada en un derecho personal. El comentario al artículo 1908 explica: “La relación de poder traduce, como se dijo, una relación entre un sujeto y una cosa. Como tal, puede estar sustentada en un derecho personal (v.gr., derivado de un contrato de locación, comodato, mutuo, etc.) o uno real (v.gr., dominio, usufructo, entre otros), o por el contrario, pudo haberse constituido con prescindencia de todo derecho (v.gr., la que corresponde a un usurpador o un ladrón). En el primer caso se estará ante una “relación de derecho” a la que se agrega una “relación de hecho”; en el segundo, ante una “relación de hecho” únicamente.”

Decidida por considerar a la posesión como un “derecho”, en materia registral automotor se ha tomado también esta “decisión” –según mi interpretación- de dar publicidad y en definitiva reconocimiento a una situación de hecho otorgándole la facilidad del ejercicio de actos posesorios como lo es la circulación. Ello importa palmariamente que, en forma inmediata, se concede el derecho legítimo de uso y goce –circulación- y, en forma mediata, la conservación de la cosa. La norma registral viene entonces a reconocer y proteger un hecho posesorio socialmente valioso, independientemente de si el adquirente resulta ser poseedor de buena o mala fe. No caben dudas que la norma registral está colaborando con la función social que tiene la propiedad. La Disposición Nº 317/18 menciona entre sus fundamentos: “… la Denuncia de Compra deviene el primer paso para iniciar la correspondiente acción para la prescripción adquisitiva de un vehículo.” Y continúa: “… a los efectos de dotar de mayor publicidad a la situación fáctica que daría lugar a la registración (artículo 1909 y concordantes del Código Civil y Comercial de la Nación), …”. Como se vislumbra, la Denuncia de Compra y Posesión pretende dar a publicidad la “Posesión” de la persona que realice el trámite, y ello no es más que reconocer el “derecho a poseer” del peticionario. Por otra parte, en nuestro actual Código Civil y Comercial nos encontramos con la norma del artículo 1901 del CCyC que contempla: “Unión de posesiones. El heredero continúa la posesión de su causante. …” El interrogante que me surge, luego de todo este análisis, entonces es: ¿Podrían los herederos del poseedor del automotor, y dentro de la sucesión del mismo, solicitar al Juez que se tome nota en el Registro Seccional de que ellos –herederos declarados- continuarán la posesión del causante y así exigir una cédula de poseedor a su favor? Una de las etapas en un proceso sucesorio es la del inventario y avalúo de los bienes del causante. Entre los bienes que forman el patrimonio de una persona no solo encontramos cosas inmuebles o muebles, sino también los “derechos”, y el artículo 2277 del CCyC menciona que “… La herencia comprende todos los derechos y obligaciones del causante que no se extinguen por su fallecimiento.” En base a estas normas, y si tomamos la postura de que la posesión es un “derecho”, no podemos negar que este derecho puede ser denunciado en la sucesión del poseedor. El Código Civil y Comercial Comentado publicado en SAIJ, en lo que refiere a la norma del artículo 1901 menciona: “En tanto la transmisión de la posesión puede operarse por causa de muerte. La norma admite el supuesto afirmando que “el heredero continúa la posesión de su causante”. En rigor, ello no es sino consecuencia del traspaso sin interrupción del acervo de una persona muerta a sus herederos. Estos ocupan el lugar del fallecido, de ahí que deba interpretarse ajustada la previsión en concordancia con lo previsto por el artículo 2277 del CC y C: …”

Como consecuencia de ello, entiendo que nada obsta a que los herederos del poseedor de un automotor que hubiere realizado la Denuncia de Compra y Posesión registral, y que cuenta con el Certificado Electrónico de Posesión (CEP) podrían denunciar tal derecho a poseer en el sucesorio – como derechos y acciones sobre el automotor e incluso como medidas conservatorias del patrimonio del causante-, solicitando al Juez de la causa que la transmisión y continuación de la posesión sea también “publicitada”, otorgándose así un nuevo Certificado Electrónico de Posesión (CEP) y la expedición de las cédulas de identificación de poseedor a favor de los herederos declarados.

Por supuesto que la postura que expreso aquí deberá ser llevada a la práctica y evaluada en el caso concreto por el Juez que entienda en el sucesorio, no obstante, si ello resulta acogido favorablemente el Registrador podría recibir el Oficio Judicial ordenando la expedición de cédulas de poseedor y el pedido de publicidad en la continuación de la posesión por parte de los herederos del causante. Se abre así la puerta –dentro del derecho técnico registral automotor- a un nuevo trámite posterior y relacionado a la Denuncia de Compra y Posesión ya efectivizada.

Dra. Mónica Sticconi

Descuento por utilización del 08D y Transferencia por Sucesión

El Dr. Fernando Malvestuto es Interventor del Registro Seccional Cañada de Gómez N° 2 y “B”, en la provincia de Santa Fe. En esta nota nos comenta la aplicación del 40% descuento a las Transferencias Digitales y fija posición con respecto a su aplicación en las Transferencias por Sucesión.

A través de la Disposición D.N. Nº 206/17 de fecha 01/06/2017 se implementó la Solicitud Tipo 08 Digital, con el cual se peticionarían los trámites de transferencia de dominio de los automotores y motovehículos con una precarga digital a través de la página oficial de la Dirección Nacional, y dentro del marco y con los procesos propios de los trámites SITE que ya habían visto la luz allá por febrero de 2014.

Disposición D.N. 206/17

Esta implementación del 08D buscaba, además de ir dejando de lado la utilización del papel y carbónico que marcaron la cotidianeidad de los Registros Seccionales desde la creación del sistema registral, un “acortamiento de los plazos de espera y de procesamiento de los trámites”. Finalmente, la implementación de la Solicitud Tipo 08D vio la luz el día 13 de Septiembre de 2017, a través de la Disposición D.N. Nº 370/17, que determinó la entrada en vigencia de la misma para el día 18 de septiembre de dicho año.

No obstante, apenas pasado un mes de dicha vigencia, quizás por no haber encontrado la respuesta que se esperaba del usuario y de los mandatarios o incluso para acelerar el ritmo de implementación del sistema de transferencias digitales, el Ministerio decidió ofrecer un incentivo económica para quienes utilizaran dicha modalidad, apelando a la víscera más sensible del ser humano: el bolsillo.

Fue así que surgió la Resolución M.J.y D.H. Nº 828 del 2017, la que incorporó como último párrafo en los Aranceles Nros. 27), 28), 29), 35), 37), 38), 39 y 42) del Anexo I de la Resolución M.J. y D.H. Nº 314/02 y sus modificatorias, el texto que a continuación se indica: “Si la transferencia fuera peticionada mediante el uso de la Solicitud Tipo 08-D Auto, el valor del presente Arancel se reducirá en un VEINTE POR CIENTO (20%). En la misma proporción se reducirán los Aranceles Nros. 1), 2), 4), inciso a), 9), incisos a) y b), 10), 13), 14), 15), 17), 18), 19), 20) y 21), cuando se abonaren en forma conjunta con la transferencia peticionada bajo la modalidad indicada.” Lo mismo hizo respecto de los aranceles de motovehículos en el Anexo II.

Ante el buen grado de acatamiento que tuvo el descuento ofrecido, llevando a que los usuarios y mandatarios se interesaran en el sistema de transferencias con precarga y creciera de manera importante la utilización del mismo, el Ministerio decidió redoblar la apuesta para tratar de convencer a aquellos aún dudosos, y llevó dicho descuento al 40% mediante la Resolución M.J. y D.H. Nº 312, en el mes de Abril de 2018.

La mecánica de la implementación del descuento del 40% fue exactamente el mismo, la incorporación de un párrafo final dentro de los aranceles 27), 28), 29), 35), 37), 38), 39 y 42) del Anexo I de la Resolución M.J. y D.H. Nº 314/02 y los también correspondientes a transferencias de motovehículos en el Anexo II.

Este sistema de descuentos arancelarios ha resultado todo un éxito, llevando a que la gran mayoría de los trámites de transferencias de dominio de automotores y motovehículos se precarguen a través del mismo.

No obstante, la praxis diaria en los Registros Seccionales ha ido encontrando casuística para la cual es necesario interpretar la normativa sobre el descuento del 40% sobre los aranceles expresamente determinados con otras situaciones no contempladas especialmente, para la cual resulta necesario que los Encargados e Interventores “califiquen” la situación, encontrándole solución mediante la interpretación de la normativa en general y los principios registrales.

Dentro de dicho marco, en el presente trabajo nos referiremos a uno de los supuestos en los cuales se evidencian más dudas de los Interventores y Encargados respecto a la aplicación o no del descuento del 40% por utilización de precarga y formulario 08D, la transferencia por sucesión.

La causa fin de la aplicación de descuentos en las transferencias peticionadas mediante 08D:

En primer lugar, tenemos que comenzar estableciendo la teleología (*) que tuvo el Ministerio de Justicia al establecer descuentos sobre aranceles para aquellos peticionarios de transferencias digitales.

En dicho sentido, la Resolución ministerial 828/2017 que dispuso el descuento del 20% en su momento, establecía dentro de sus considerandos:

“Que la operatoria se enmarca en el proceso de simplificación y digitalización de trámites que lleva adelante este Ministerio, con el objetivo de optimizar la gestión de los Registros que de él dependen, y brindar un mejor y más eficiente servicio registral al público usuario.”
“Que mediante el uso de este procedimiento se elimina la carga manual de datos tanto por parte de los usuarios del sistema registral como de los Registros Seccionales que dependen de la citada Dirección Nacional, con la consiguiente reducción en el tiempo de procesamiento de los trámites registrales y de los errores humanos.”
“Que ello redunda en beneficio de los usuarios del sistema y de los propios operadores, en tanto significa un acortamiento de los plazos de espera y de procesamiento de los trámites.”

Como vemos, la finalidad que se tuvo en miras al incorporar los descuentos para aquellos peticionarios de transferencias con precarga digital, no es otro que alivianar a los Registros Seccionales de la carga manual de los trámites al momento del procesamiento de los mismos, y por otro lado, y quizás más importante aún, reducir el tiempo de espera de los usuarios en el ámbito físico del Registro.

El criterio fue refrendado con la última Resolución N° 312/2018 que llevó dicho descuento al 40%:

“Que la medida ampliará la base de titulares y adquirentes de automotores que inicien la tramitación de la transferencia por vía digital, de modo que el sistema registral se verá beneficiado, en tanto ellos significará una reducción de los plazos de espera y de procesamiento de los trámites”.

 Como vemos, la implementación de los descuentos para las transferencias que fueran precargadas y por lo tanto se utilice 08D, no tuvo otro fin que fomentar la utilización del sistema.

Transferencia por Sucesión mediante 08D:

La Transferencia por Sucesión es uno de los supuestos de transferencias especiales contempladas dentro del Capítulo II del Título II del Digesto de Normas Técnico Registrales,

específicamente en la Sección 3ra del mismo.

Dentro de dicha sección, dentro de los requisitos para presentar el trámite, su artículo 1° en su inciso b) determina: “Solicitud Tipo “Contrato de Transferencia – Inscripción de Dominio (08)”, que se utilizará como minuta debidamente completada y firmada por la autoridad judicial que dispuso la medida o persona autorizada para diligenciarla.”

Es decir que en este supuesto especial de transferencia, la Solicitud Tipo 08 sólo opera como minuta, encontrándose plasmada la petición en el Oficio Judicial suscripto por el Juez y librado en el marco del juicio sucesorio del causante titular de dominio del automotor en cuestión.

No obstante, creemos que la solución a la pregunta viene dada por la Sección 13ra del mismo Capítulo II, el cual regula específica

mente las transferencias con precarga de datos mediante Solicitud Tipo “08-D”.

En efecto, su artículo 1° establece:

“Artículo 1º – Podrá peticionarse la inscripción de un trámite de Transferencia efectuando la precarga de datos a través del Sistema de Trámites Electrónicos (S.I.T.E.) mediante la utilización de las Solicitudes Tipo “08-D” Auto y “08-D” Moto. A ese efecto, se aplicarán las normas generales de la Sección 1ª de este Capítulo y, en particular, las que se establecen para cada uno de los supuestos.”

Como vemos, el artículo en cuestión establece que podrá peticionarse la inscripción de un “trámite de transferencia” en términos generales y en ningún lado diferencia si la transferencia es por acto entre vivos, por sucesión o por subasta.

Además, más concluyente aún es el último párrafo de dicho artículo, en cuanto determina que cuando se peticione dicho trámite de transferencia mediante la precarga de datos a través de SITE se aplicarán las normas generales de la Sección 1° (que establece los requisitos generales de la transferencia de dominio), pero agrega que en particular se aplicarán los requisitos que se “establecen para cada uno de los supuestos”.

Este agregado no puede tener otra explicación que a lo que quiso referirse la norma es que la precarga de transferencias por 08D puede utilizarse para cualquiera de los supuestos detallados en el Capítulo II del Título II, debiendo aplicarse en cada caso además de los requisitos generales los que determine la Sección específica para cada supuesto.

En conclusión, creemos que no sólo no se encuentra en el sistema normativo registral excusa alguna para no permitir la utilización de la precarga de transferencia digital mediante 08D para las transferencias por sucesión, sino que incluso el Art. 1° de la Sección 13ra del Capítulo II, Título II del Digesto, lo ha previsto tácitamente en su segundo párrafo.

Aplicación del descuento del 40% a las transferencias por sucesión:

Ahora bien, si resulta claro que pueden peticionarse transferencias por sucesión mediante precarga y 08D… ¿éstas también están sujetas al descuento del 40%?

La respuesta parecería clara: ¿Por qué no? Es decir, como no existe impedimento alguno para utilizar el sistema de precarga digital, tampoco encontramos fundamento normativo para no aplicarles el correspondiente descuento por utilización del sistema.

Es más, creemos que la propia norma lo permite teniendo en cuenta, nuevamente, su interpretación literal.

Como vimos en la introducción, las Resoluciones que determinaron los descuentos lo hicieron mediante la incorporación como último párrafo en determinados aranceles del Anexo I y II de la Resolución M.J. y D.H. Nº 314/02 y sus modificatorias, del siguiente texto: Si la transferencia fuera peticionada

 mediante el uso de la Solicitud Tipo 08-D Auto, el valor del presente Arancel se reducirá en un ….”

Es decir, que el único requisito que se exige para aplicar el descuento es que la petición sea realizada mediante Solicitud Tipo 08D, mientras que no existe excepción alguna en ninguna norma que lo prohíba para las transferencias por sucesión, lo que si sucede por ejemplo en la Disposición D.N. Nº 101/18 que determinó que las precargas realizadas por SITE RS cuando los usuarios concurren al Registro Seccional sin precarga, no llevan descuento por más que son peticionadas mediante ST08D. O sea que cuando se quiso excluir algún supuesto de la aplicación del descuento, se lo ha hecho expresamente.

En conclusión, consideramos que es claro que el descuento del 40% por utilización del sistema de transferencias digitales con precarga es perfectamente aplicable para el caso de transferencias ordenadas en el marco de un juicio sucesorio, por una aplicación literal de la normativa y por la ausencia de excepción expresa que la excluya.

(*) Doctrina filosófica que estudia las causas finales de las cosas

Dr. Fernando Daniel Malvestuto
Interventor
Registro Seccional 21062/45040
Cañada de Gómez Nro 2 y “B” – Santa Fe