Grandes Marcas: El Chrevrolet

Louis Chrevrolet, quien había sido un fantástico corredor de autos de carrera, fundó junto a William Durant en 1911 la “Chevrolet Motor Car Company”. Un año más tarde lanzó el “Classic Six”, un auto capaz de desarrollar 105 km por hora en ruta, que al precio de U$s. 2.150 logró venderse muy bien e instaló la marca en el mercado americano. Pero Louis quería fabricar autos de alta calidad, mientras que Durant—quien aportó la gran masa de dinero para formación de la compañía—, quería producir autos baratos para el mercado masivo norteamericano. Así fue como en 1913 William Durant compró la parte de Louis y—a pesar de perder el romanticismo original de la compañía por los fierros y la velocidad— hizo disparar las ventas de la marca. Se fusionó y pasó a ser parte de la General Motors, poco tiempo después. Ya en 1927 Chevrolet llegó al millón de autos vendidos convirtiéndose en la mayor firma automotriz norteamericana —lugar que ocupó hasta 1976— y en una de las más grandes del mundo. m Mantuvo este sitial durante tantos años gracias a una constante ofensiva de productos, que incluyó autos de calle, convertibles, camiones y camionetas. Fue el paradigma del auto estadounidense en los años sesenta y setenta, con el Impala de gran tamaño de 1956, el compacto Chevelle, la estilizada coupé Monte Carlo o la pick up Blazar todo terreno. Al igual que otras marcas americanas, Chrevrolet sufrió las crisis económicas de finales de los años setenta y principios de los ochenta; viéndose obligada a utilizar su marca ofreciendo vehículos de más bajo consumo, importaciones y pequeños emprendimientos de autos chicos. Plenamente recuperada, es hoy en día la marca más rentable dentro del conglomerado de General Motors. Tiene mucha presencia en mercados como el de América del Norte, América del Sur, Europa y comenzó su expansión dentro de Asia y África. En este 2013 en nuestro país es el tercer auto más vendido del país con su modelo Classic, luego del Volkswagen Gol y el Peugeot 207.

Alejandro Puga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *