El Registro New Age

Tapa del libro “Digesto de Costumbres Registrales”, compilación

El Formulario 02G, el uso de termoselladores y los envíos a domicilio no fueron alternativas creadas para solucionar problemas estrictamente registrales. 

Por el contrario, son sólo muestras de la época y poco tardarán en aparecer otras. En pocas semanas se concretará el lanzamiento del 08 descremado, el 05 energizante y el 01 descafeinado.

Pero la renovación del Registro Automotor no quedará agotada en formularios. Existen, dentro del Ministerio de Justicia, especialistas elaborando proyectos para una atención integral del usuaario. Ha logrado averiguarse que se barajan propuestas para reglamentar:

1) La indumentaria del personal: Los empleados de cada Registro Seccional estarán vestidos exclusivamente con remeras blancas, de patrióticas inscripciones celestes: “Haga Patria, registre su transferencia” o “Mírese al espejo y reconozca el cambio de motor que realizó en su vehículo”, serían las leyendas más aceptadas.

2) La decoración del ambiente: Se implementará un panel con fotografías de todos los Directores Nacionales. Ellas deberán contener una frase célebre (real o inventada) atribuida a cada uno de los funcionarios. Se baraja también la posibilidad de un segundo panel que distienda un poco la espera. En él se colocarían actores y actrices livianos de ropa, pensamientos de Einstein y un espacio vacío para la inscripción de graffitis.

3) Atención del Usuario: Agradables señoritas saludarán al entrar y al salir del Registro, señalándose a cada persona los innumerables caminos que el parquet de la oficina ofrece para llegar al mostrador. También se solicitaría que el policía de seguridad esté capacitado para brindar una clase de educación física durante la espera, para quienes así lo deseen.

4) Psicólogo gratuito: Cualquier conflicto que sorprenda al usuario deberá ser evacuado inmediatamente por medio de una atención profesional. Así se suavizarán las crisis que provoque el uso del ítem 20 del Formulario 02 (“Otros”), el duelo de firmar el rubro vendedor de un 08 o las paranoias que genere la formulación de observaciones como “Falta SU Verificación”, “No consta SU Baja” o “es necesario SU Certificado de Libre Disponibilidad”.

Todo este panorama se completaría con la instalación de un medidor de dióxido de carbono en la atmósfera, con una seductora exhibición de formularios en estantería y con la reclusión de fumadores en una sala especial. Un conferencista ilustraría sobre los máximos de glucemia, colesterolemia y exposición al sol tolerables por el ser humano.

Pero el sistema que permite esta atención integral al usuario no se agota en las oficinas del Registro. Quien se presente a verificar el auto a su domicilio le ofrecerá 8 días de vacaciones en el SPA de Oro y Cerviño y un Plan de Terapias Breves por si algún número de motor o chassis no coincide con el que fuera consignado en la Solicitud Tipo 121. Por su parte, quien le entregue su nueva chapa y Cédula le dará simultáneamente un beso, un caramelo y un discurso de congratulaciones. 

Desde ya, lo felicitamos por haber leído este artículo hasta su finalización, y un especialista podrá explicarle cualquier párrafo que no logre comprender en el teléfono 0600.5666.

Alejandro Puga,

Revista Legajo ´C´, Julio de 1996

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *