Autos de lujo y 4×4, en gran momento

La venta de rodados mantuvo en febrero el envión de principios de año. Autos de alta gama, opción de inversión para adinerados.

FUERTE REPUNTE DE LAS VENTAS DE AUTOMOTORES EN EL BIMESTRE; 44 POR CIENTO MÁS QUE EN 2015

La comercialización de automotores nuevos en febrero alcanzó las 57.205 unidades, con un aumento de 19 por ciento respecto de igual mes del año pasado, que había sido particularmente reducido en ventas (por debajo de 50.000 vehículos), según la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara). La 4×4 de lujo Toyota Hilux cedió el liderazgo en ventas que exhibía desde principios del año pasado, debido a que se había convertido en la elegida por el empresariado del sector agropecuario. Ese lugar lo volvió a ocupar el Volkswagen Gol, un auto pequeño de ingreso al segmento de 0km. No obstante, en el bimestre la Hilux, con 6834 unidades vendidas continuó liderando el negocio, seguido por el Gol (6212). De acuerdo con el informe de la entidad, en el bimestre se patentaron 152.379 vehículos, una suba del 44,1 por ciento respecto del mismo lapso de 2016.

La leve recuperación en las ventas de automotores durante el año pasado tras el frenazo de los primeros meses del gobierno de Cambiemos estuvo relacionada con la mejora de la situación del sector agroexportador. Una serie de medidas que implicó una transferencia de recursos hacia quienes encabezan esa actividad potenció la compra, ya sea como inversión o por su uso en el campo, de las 4×4, como el caso de la Hilux, de fabricación local. Se sumó la reducción del impuesto sobre las unidades de lujo e importados, lo que potenció la comercialización de unidades de alta gama. En los primeros meses de este año confluyen además otros dos motivos que podrían permitirle a las concesionarias cerrar un año positivo: el flujo de fondos proveniente del blanqueo y la agresiva campaña de precios de las marcas para captar mercado. Esto último es lo que permitió al Gol retomar la delantera.

En maquinaria agrícola y vial también se observa un importante crecimiento interanual, ya que los patentamientos de febrero fueron de 764 unidades contra las 515 de igual mes de 2016, lo que arroja un crecimiento de 48 por ciento.

En el relevamiento por segmentos, la venta de automóviles creció en un 15,2 por ciento; la de comerciales livianos, 30,3 por ciento; y los pesados, 58,7 por ciento. Dentro del rubro automóviles y livianos (no comerciales) se exhibió una polarización en las ventas, con aumentos significativos en unidades pequeñas y medianas y vehículos de lujo. El VW Gol lideró el mercado en febrero con 2796 vehículos vendidos; seguido por la Hilux, con 2436 unidades; la Renault Sandero (2292); Toyota Etios (2132), Fiat Palio (1965) y Volkswagen Surán (1833). No obstante, en términos relativos se exhibieron aumentos en vehículos importados y de alta gama, aunque en cantidad estén lejos de los primeros puestos. De esta manera, el Peugeot 2008 (con precios que superan los 400.000 pesos) creció un 1650 por ciento, al pasar de 40 unidades en febrero del año pasado a 700 en el segundo mes de este. Otro caso es el VW Vento (que llega a superar los 600.000), y sus ventas crecieron 148,8 por ciento.

En los registros de marcas de lujo, BMW aumentó sus ventas 470,2 por ciento interanual en febrero; Hyundai, 563,6 por ciento; Mini Cooper, 300 por ciento; Volvo, 2000 por ciento; Porsche, y Land Rover, 1400 por ciento.

Febrero de 2016, con 48.014 unidades vendidas, había sido el segundo peor mes del año (sólo detrás de diciembre último, con 40.641). Sobre esta base la comparación de las ventas de febrero de este año arrojó una mejora de 19,1 por ciento, mientras que contra enero previo se registró una baja en los patentamientos de 39,9 por ciento. “El acumulado del primer bimestre del año alcanzó las 152.379 unidades, un 44,1 por ciento más que los dos primeros meses de 2016 en los que se habían registrado 105.785”, detalla el informe. “Luego de un mes excepcional como fue el pasado enero, estábamos expectantes para ver si la tendencia hacia arriba se mantenía y las cifras muestra que, aun con algunos días hábiles menos, obtuvimos casi un 20 por ciento de incremento interanual”, sostuvo el presidente de Acara, Dante Alvarez.

La Noticia en: Pagina12.com

Hallaron cientos de repuestos de autos “de dudosa procedencia” en un local de Warnes

Con el apoyo de la Policía de la Ciudad, la Subsecretaría de Seguridad Ciudadana porteña realizó operativos en negocios de venta de autopartes en la calle Warnes, en el marco de los cuales fue detenido el encargado de un local porque la mercadería que ofrecía tenía irregularidades en la documentación, y parte de los productos eran usados y de dudosa procedencia.

“En el interior del negocio se encontraron asientos, volantes con airbag, ruedas, paragolpes, partes de motores, faros y cinturones de seguridad. Todo fue secuestrado debido a que muchos de los productos que exhibía el local eran usados y está totalmente prohibida la venta de productos usados de esas características”, informó la Subsecretaría en un comunicado. Y aclaró: “Sólo se pueden vender nuevos. Es una norma para evitar el robo automotor, desguace y, principalmente por seguridad. Un ejemplo son los cinturones de seguridad pirotécnicos que funcionan junto con el airbag, éstos solo pueden ser vendidos nuevos”.

El operativo contó con el apoyo de la División “Robo Automotor” de la policía, a cargo del comisario Carlos Arriol
a. El local en donde se encontró la mayor cantidad de mercadería ilegal fue clausurado y se
secuestraron todas las autopartes para que sea revisada por peritos automotores.
El dueño del negocio quedó a disposición de la Justicia.

La Noticia Completa en Infobae

Por menores ventas, las automotrices suspenden a 1.000 operarios

Volkswagen dejará sin tareas a 600 operarios en su planta de Pacheco, mientras que General Motors hará lo propio con 350 trabajadores por nueve meses en Santa Fe. Las terminales alegan caída de la demanda interna y problemas en Brasil

Las terminales automotrices suspenderán a casi 1.000 operarios por la caída de las ventas. Así lo anunciaron Volkswagen y General Motors en los últimos días. Las fabricantes mantienen sus planes para reducir costos laborales ante las señales de estancamiento en Brasil y la contracción del mercado interno.

Unos 600 trabajadores de Volkswagen que prestan servicios en la planta ubicada en General Pacheco permanecerán suspendidos desde mañana por un período de 30 días. Una vez transcurrido ese mes, la compañía evaluará el estado del mercado para decidir si mantiene las suspensiones o no.

En la planta ubicada en General Pacheco, la automotriz de origen alemán cuenta con un plantel de 4.000 trabajadores, ya que se fue achicando en los últimos meses producto de retiros voluntarios impulsados por la firma.

En un comunicado, la compañía explicó que ante la crítica situación “mantiene un diálogo fluido con todos los sectores involucrados, para desarrollar e implementar en conjunto toda herramienta que fuera necesaria, siempre cuidando el bienestar de sus empleados”.

“Desde 2014 la industria automotriz en Argentina enfrenta una situación delicada, con una contracción del 35% del mercado local y una caída del 50% de la industria brasileña que repercutió en la producción nacional, que hoy se encuentra en un 45% de su capacidad, y en una caída del 80% de las exportaciones al mercado brasileño”, advirtió.

Ante esa situación, la empresa había iniciado en 2015 un programa de reestructuración de sus plantas en el que se puso a disposición un plan de retiro voluntario y un programa de jubilaciones anticipadas para el personal de General Pacheco, acompañado de un esquema de suspensiones rotativas durante 2016.7

En tanto, General Motors anunció a sus empleados que suspenderá a unos 350 operarios durante nueves meses. La noticia fue confirmada a la prensa santafesina por el secretario general del Sindicato de Mecánicos y Afines (Smata) Rosario, Marcelo Barros, quien aclaró que aún faltan precisiones sobre el inicio y fin de la medida empresaria.

Las suspensiones que la automotriz pondrá en marcha -posiblemente la próxima semana- afectarán a los trabajadores que se desempeñan en la planta de General Alvear, en el kilómetro 279 de la Ruta Nacional 9.

Barros dijo que el destino final de los operarios afectados por las suspensiones dependerá “de la esperada reactivación de la economía” argentina, que el Gobierno de Mauricio Macri estimó para este año.

La fuerte caída de la demanda brasileña por la recesión que afecta al gigante sudamericano es la causa principal de la crítica situación que atraviesa la planta de GM en Alvear, ante un mercado local que rebotó pero aún se muestra débil.

“En principio iban a ser 400 despidos, pero logramos un acuerdo para que se transformen en suspensiones por nueve meses y achicar esa cifra a 350 trabajadores”, dijo Barros en declaraciones al diario La Capital.

El sindicalista precisó que recién la semana que viene habrá novedades concretas sobre la modalidad de la medida, fundamentalmente los aspectos vinculados con el cobro de los salarios.

El Smata Rosario le pide a GM que el recorte salarial a los suspendidos no supere el 20 por ciento, para que los trabajadores puedan tener asegurados ingresos por el equivalente al 80 por ciento de sus sueldos de bolsillo.

Brasil es el socio comercial por excelencia de Argentina, pero el intercambio que en 2016 -que alcanzó los 22.506 millones de dólares- estuvo en el nivel más bajo de los últimos diez años y esto está golpeando a toda la industria automotriz.

La Noticia en Iprofesional.com

 

Controlarán más la asistencia de los empleados públicos

 

El “Sistema Biométrico”, ya vigente desde hace varios años en la Dnrpa

Fichar, marcar tarjeta o, actual, posar el pulgar. Son varios los mecanismos para acreditar la asistencia de una persona a su lugar de trabajo y controlar su horario. El Gobierno tiene todos estos sistemas en mente, porque buscará reforzar el control sobre el presentismo de los empleados públicos.

El punto de partida es muy dispar: no todas las oficinas del Estado llevan un seguimiento de las asistencias ni lo hacen del mismo modo. El objetivo de Cambiemos es instrumentar un sistema biométrico unificado para llevar el registro de las horas laborales de todos los agentes estatales.

El control del presentismo es uno de los ejes que se trazó el Ministerio de Modernización, en el marco de su plan para “jerarquizar el empleo público”. Los otros dos pilares serán las evaluaciones de desempeño y el fomento de la carrera pública. Según pudo saber LA NACION, los gremios estatales, a priori, no opondrán resistencia a una mayor vigilancia de la asistencia y el cumplimiento horario. Siempre y cuando, advierten, no se afecten los derechos adquiridos.
Si bien las sanciones por faltas injustificadas o las llegadas tarde siempre estuvieron reglamentadas en el Estado, en el Gobierno admiten que “por algún motivo algunos organismos no las aplicaban con regularidad en el pasado”.

El plan es instalar, en etapas, el sistema biométrico en el total de las oficinas estatales para que el control sea el mismo en todos los casos y pueda estar centralizado.

La Noticia en “La Nación”

La automotriz PSA aumentó producción y ventas pero reclama incentivos para subir exportaciones

El grupo francés aumentó 17% la fabricación en la Argentina. Para incrementar exportaciones pide elevar los reintegros de IVA

PSA (Peugeot, Citroen y DS) anunció ayer sus resultados mundiales y destacó el aporte positivo de la Argentina. En el país, el grupo francés cerró 2016 con un crecimiento en las ventas de vehículos de 20% para Peugeot y 14% en Citroen. Y en un año en que la producción cayó 10,2%, PSA creció 17%. En cuanto a los resultados mundiales, el grupo vendió el año pasado 3,15 millones de vehículos y su margen operativo aumentó 6%.

Desde La Grande Armée, donde se encuentra la sede del grupo en París, el presidente de América latina y miembro del Comité Ejecutivo del grupo, Carlos Gomes, dijo estar “entusiasmado con las perspectivas en Argentina” a raíz de las “muy positivas medidas tomadas desde el año pasado en el país que muestran una dinámica interesante”. Aseguró que el mercado automotor seguirá en crecimiento aunque “preocupan los costos para el mercado interno y también en cuanto a la competitividad en vistas a exportar, y no a un solo país sino para abrirse al mundo”.

El directivo desarrolló que “hay muchas cuestiones a resolver” y que “hay que ser frío y realista porque hay serias dificultados, con un tejido de proveedores que se ha fragilizado a través de los años y no tiene ni la competencia, ni el volumen, ni la capacidad de inversión. Pero es importante que la dirección es buena, por lo que los principales actores del sector ya van a empezar a trabajar para solucionarlo“.

En cuanto al rol que la compañía tiene en cuanto al plan que las automotrices trabajan junto al Gobierno y los sindicatos para duplicar la producción en cuatro años, Gomes dijo a El Cronista que “tienen una responsabilidad total y participa plenamente en la construcción de las políticas, defendiendolas cuando entendemos que van en el buen sentido y diciéndolo cuando creemos que no son las mejores prácticas“.

En las discusiones que hoy se mantienen con el Gobierno, un tema importante que plantearon tanto Gomes como Gustavo Soloaga, vicepresidente senior financiero de América latina de PSA, y Rodrigo Pérez Graziano, director de Relaciones Institucionales de Argentina, es la necesidad de bajar cargas impositivas. Destacaron la eliminación del 5% a las exportaciones de vehículos pero aseguraron que todavía siguen exportándose impuestos que se gravan a lo largo de toda la cadena y no están exonerados en la exportación total, como la replicación de Ingresos Brutos. “Un pedido puntual es elevar los reintegro a las exportaciones como hacen otros países“, dijo Pérez Graziano.

Argentina tiene hambre de exportar, y esto es parte de las discusiones que se tienen con el Gobierno porque para lograrlo hay que abrir nuevos mercados, tornar nuestras operaciones más competitivas, y bajar determinadas cargas“, resumió Gomes. Un mercado que les interesa prioritariamente, por ejemplo, es el norte de África.

Otra dificultad que encuentran es la infraestructura, el costo logístico y de la mano de obra que es de dos o tres veces el de Brasil. La dependencia que mantiene la Argentina del mercado brasileño no escapó a las declaraciones de Gomes. Dijo el año comenzó con caída del 4% en Brasil y febrero también dará negativo por lo que una mejora -que impactará en la industria argentina- llegará recién en la segunda parte del año.

En el mercado local, la participación de PSA es relevante. Tiene un market share de 12,8% y el 53,8% de los autos que vende en el país son de fabricación nacional.

Para este año, la estrategia de la compañía no es entrar en la guerra de precios que encaran otras automotrices, y que posibilitó un incremento en las ventas durante el año pasado mientras el consumo en general se desplomó.

La Noticia en: ElCronista.com