Recomendaciones para manejar en zonas con agua

Atravesar cursos de agua con nuestro vehículo requieren de nuestra prudencia y concentración. Además, es importante tener en cuenta las siguientes sugerencias.

La acumulación de agua representa muchas veces un desafío a superar con nuestro vehículo, ya sea por el placer de la aventura o por la necesidad de transitar en lugares donde situaciones climáticas adversas afectaron las vías de circulación.

Para poder circular dentro de un marco de seguridad creemos oportuno tener en cuenta las siguientes diez recomendaciones:

Es importante conocer el camino que se va a atravesar en forma previa, sobre todo el tipo de suelo y su estado. Es imprescindible también conocer cuál es la profundidad del agua sobre el camino, nunca presumir o imaginar la profundidad sino que la primera vez que se transita hay que verificarlo. Tener en cuenta que podrían haber pozos o áreas del camino con mayor profundidad que la supuesta. Confirmar estos puntos es esencial en cualquier maniobra de vadeo.

Para los vehículos 4×4 asegurarse de tener la 4×4 conectada antes de iniciar el recorrido.

Realice el vadeo en una marcha baja (primera o segunda) y a velocidad constante, ya que eso mantendrá un buen flujo de gases por el escape y evitará, en cierta medida, el ingreso de agua por esta vía hacia el motor. Es conveniente también tratar de mantener un frente de agua constante (ola) delante del vehículo, que ayuda a disminuir el nivel del agua dentro del vano motor (disminuye la probabilidad de ingreso de agua por la toma de aire).

Mantenga el vehículo en el centro del camino, evite ladearse, lo que podría contribuir a generar deslizamientos laterales del vehículo o pérdida de tracción del mismo.

Mas recomendaciones en: Parabrisas.com

VTV porteña: la aprobó el 77% de los autos controlados en el primer año

Otro 10% sólo mostró fallas menores; se presentó a la inspección el 70% de los vehículos obligados a hacerla; con el comienzo del segundo período, aumenta el acatamiento

Hace poco más de un año comenzó a implementarse la verificación técnica vehicular (VTV) en siete plantas habilitadas en toda la ciudad, por las que ya pasaron más de 534.648 automóviles; fueron el 70% del total obligado a realizarla. Según los resultados de los doce meses de controles, la mayoría del parque automotor porteño tiene buen estado y equipamiento adecuado.

Luego de ser sometido a la inspección de luces, frenos, neumáticos, sistema de dirección, emisión de gases y elementos de seguridad, entre otros ítems, el 77% de los vehículos superó el control y recibió la autorización para circular: 412.255 unidades en total. El porcentaje asciende al 87% si a ese grupo se suman aquellos automóviles que obtuvieron un permiso condicional porque se les detectó un inconveniente menor que puede ser reparado fácilmente. La cifra trepa a 466.512 rodados.

La Noticia Completa en: LaNacion.com.ar