Mercado e Industria Automotriz

Dr. Marcelo Gallo Sara

El Dr. Marcelo Gallo Sara, Encargado Titular del Registro Seccional Henderson, provincia de Buenos Aires, refleja habitualmente los vaivenes del mercado automotor en nuestra revista impresa y nuestra página Web. En nuestra edición impresa N° 38, Marcelo analiza el comportamiento de la producción y venta de automotores en nuestro país durante los primeros meses del año.
“El pasado mes de abril trajo otra buena noticia para el mercado automotor argentino: con un total de 63.091 unidades patentadas, se experimentó un avance en relación con abril del año anterior del 3,5%. El dato poco alentador, es que en comparación con el extraordinario mes de marzo próximo pasado, se verificó una baja del 19,3%. Esta vez fue relegada al tercer lugar la estrella de los últimos tiempos, la Toyota Hilux, que con 2.317 unidades patentadas miró de atrás a los líderes VW Gol, Renault Nuevo Sandero y Ford Ka, siendo estos 4 vehículos los más demandados, dentro de los rubros automóviles y comercial livianos.

Acceso a la edición impresa

Como dato adicional, se verifica un incremento en la comercialización de vehículos importados, por sobre los “nacionales” (el entrecomillado obedece a la alta incidencia aún en estos, de los componentes y partes importadas). Fue asimismo extraordinaria la mejora en los números de inscripciones iniciales de maquina
ria agrícola, industrial y vial (incremento del 70 % en relación al primer cuatrimestre del año anterior), totalizando 3.988 máquinas inscriptas, contra 2.348 en el mismo período del año pasado. Y también de motos, con un incremento del 48% en relación con el primer cuatrimestre del año pasado. Por su parte, y saliendo ya de lo que tiene que ver con patentamientos, la Cámara del Comercio Automotor (CCA) informó que durante el mes de abril se comercializaron en el país 124.348 unidades usadas, con un pequeño crecimiento del 0,60% respecto de abril de 2016. Comparado con el mes de marzo pp. (151.128 unidades) se verifica una baja que llega al 17,72%. Sin embargo, el acumulado para los primeros 4 meses del año indica que se vendieron 531.816 unidades, una suba del 8,76% comparado con igual cuatrimestre del año pasado, que no fue un buen año para el mercado de los usados. Según explicó el presidente de la CCA, Alberto Príncipe, contribuyó mucho para la situación actual, “…el hecho de que el público en general haya tomado conciencia de los verdaderos precios de los autos usados…”, lo que nos permite deducir que los usados se comenzaron a vender un poco más, en la medida que sus propietarios accedieron a bajar el precio que pedían por sus vehículos, los que en algunos casos se encontraban en valores muy cercanos al de un 0km. Agrego que, al igual que sucede con los patentamientos, también se observa en las transferencias de los usados, un incremento de operaciones utilizando la garantía prendaria. Desafortunadamente, a la par que se conocían estos números ciertamente auspiciosos para algunos de los eslabones relacionados con el mercado automotor, la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) informó que la producción de vehículos en abril registró una alarmante caída del 15,1% respecto de igual mes de 2016, mientras que las exportaciones bajaron 10,3% en igual período. Así, “en el primer cuatrimestre, el sector produjo 128.635 unidades, un 9,8% menos respecto de las 142.615 unidades que se produjeron en el primer cuatrimestre del año anterior”, detalló la institución. El panorama de la industria automotriz, que había tenido un repunte en enero, se tornó ciertamente preocupante en los meses siguientes. Según indican los especialistas, ello puede atribuirse a una nueva caída de la industria brasileña, y a nuestros propios problemas de competitividad, que los industriales del sector adjudican a la alta carga tributaria y a los costos de logística, entre otras cuestiones.

Los recientes números de la industria de mayo traen un poco de tranquilidad, pero habrá que ver si se ratifican los meses siguientes. Las fábricas produjeron en mayo 13,8% más que en igual período de 2016, gracias a la baja base de comparación, ya que los números de mayo del año pasado no fueron nada buenos.

Nos preguntamos: ¿cómo se compatibiliza un mercado automotor en alza, con una industria automotriz en aparente declive? Porque la imágen de Concesionarios, Mandatarios, y Registros trabajando a buen ritmo, coexistiendo con terminales automotrices que suspen

El Toyota Prius, pionero entre los autos ecológicos

den empleados, no era algo que estábamos acostumbrados a ver. El gobierno nacional ha anunciado algunas medidas, que parecen indicar que va a ocuparse de esta cuestión. Así, se ha presentado el denominado Plan 1 Millón, que apunta justamente a producir esa cantidad de vehículos por año. Se trata de un plan a varios años, que difícilmente los empleados suspendidos de algunas terminales puedan esperar, pero por algún lado hay que empezar. También se han anunciado beneficios impositivos, en primera instancia para vehículos “amigables” con el medio ambiente, eléctricos, o los vulgarmente conocidos como híbridos. El arancel de importación para vehículos con energías alternativas bajará del actual 35% a 5%, 2% y hasta cero en algunos casos, limitado a 6.000 mil unidades en el transcurso de los próximos 3 años, y sólo aplicable a vehículos importados por terminales automotrices radicadas en el país. Y últimamente ha trascendido en algunos medios de prensa, la posibilidad de otorgar algún tipo de beneficio impositivo para los vehículos convencionales, pero esto es por ahora solo un trascendido periodístico. En un contexto de caída de consumo interno -adonde el mercado automotor viene siendo una excepción-, si lo que se pretende es colocar buena parte de la producción en el exterior, la cuestión de la competitividad es ciertamente un gran problema. Básicamente porque, entre otros requisitos, para ingresar en un mercado extranjero nuestros autos no deben resultar caros para los ciudadanos de ese país. ¿Cómo han resuelto otros países la cuestión de la industria automotriz? Algunos, justamente promoviendo la industrialización, como se viene proponiendo en nuestro país. La decisión tiene sus luces en la creación de empleos, y sus sombras –entre otras- en la difícil integración de partes nacionales en los vehículos de producción local; y la imposibilidad o falta de voluntad de la mayoría de las terminales (salvo honrosas excepciones) para abrir mercados en el exterior, lo que las hace excesivamente dependientes del mercado interno. También se ha optado por resolver la cuestión de forma diametralmente opuesta, y acá podemos citar el caso chileno, tan de moda en estos tiempos de largas colas en la frontera para ir de shopping. En Chile se carece de producción local y todos los vehículos allí vendidos son importados. Se trata de un mercado completamente abierto, permeable a las coyunturas internas y externas, y la competitividad depende de la cotización que tenga el dólar en el país trasandino, y la paridad cambiaria con el país de donde importa cada vehículo. En el medio de estas dos opciones, aunque en aparente transición hacia la segunda, podemos citar el caso de Australia. Allí, la marca nacional de automóviles Holden, cierra su planta este año 2017. Con ese final, planificado por las autoridades australianas, termina también la industria automotriz del país de los canguros, ya que no quedarán allí fabricantes, ni Holden ni ningún otro. Todos los vehículos que circulen por Australia serán entonces únicamente importados. No parece ser este el destino inmediato de la industria automotriz argentina. La firma y presentación del Plan 1 Millón, y el hecho de tener en estudio la posible implementación de beneficios impositivos que repercutirán en los costos de los vehículos, así parece indicarlo. Pero habrá que ver cómo se van desarrollando estas medidas, y si logran en el corto o mediano plazo, que los números de patentamientos tengan un correlato con el desempeño de la industria.

El Régimen de Regularización de Motovehículos no inscriptos

Dr. Marcelo Gallo Sara

El Dr. Marcelo Gallo Sara es Encargado Titular del Registro Seccional Henderson, provincia de Buenos Aires. Marcelo analiza habitualmente las alzas y bajas del del mercado automotor en Panorama, pero en este caso, nos entrega un detallado análisis del nuevo Régimen de Regularización de Motovehículos no inscriptos, que habrá de aplicarse en todo el país a partir del próximo 15 de junio.

“Algunos usuarios que consultan por las características del nuevo plan para regularizar motos no registradas, se quedan con sabor a poco al conocerlo, fundamentalmente por el rango de años que resultan incluídos. Verdaderamente los anteriores procedimientos abarcaban un mayor rango de modelos-año, pero en el sistema recientemente dado a conocer se ha privilegiado hacer uso de la importante base de datos con que se cuenta desde el dictado de la Disposición DN 667/2009, cuyo objetivo principal es que las unidades vendidas sean retiradas con posterioridad a su registración, o munidas de una constancia dando cuenta de que se han iniciado los trámites de registración.

Este criterio que se ha privilegiado, resulta a priori coincidente con el espíritu de la norma que instruyó a la Dirección Nacional para que elaborara un régimen de regularización de vehículos no inscriptos. En efecto, el Decreto 171/2017 dispone una serie de medidas encaminadas a terminar con un flagelo propio de las urbes grandes y medianas, la problemática de los vulgarmente denominados “motochorros”. El nuevo régimen ha acotado los motovehículos que pueden ingresar al sistema a los años 2010-2016, y, coincidentemente, resulta difícil imaginar a uno de estos delincuentes motorizados movilizándose en motovehículos más antiguos.

Hagamos un poco de historia:

Las Resoluciones M.J. y D.H. Nros 350/2005 y 32/2006, modificatorias y complementarias del Anexo II de la Resolución M.J. y D.H Nº 314/2002; dieron pié al dictado de la Disposición DN 140/2006; adonde lo que se buscaba era conjurar la grave situación que atentaba contra la seguridad jurídica y vial, manifiestada en un alto porcentaje de motovehículos no registrados circulando por la vía pública, no obstante haber sido fabricados o importados con posterioridad a que se dispusiera la incorporación de esos bienes al Régimen Jurídico del Automotor. Básicamente, porque la circulación de esos vehículos implicaba un serio peligro para la población en general.

El sistema de la Disposición D.N. Nº 140 comprendía motovehículos de cualquier cilindrada fabricados o importados con anterioridad al 22 de mayo de 1989, y de hasta 95 c.c. fabricados o importados desde esa fecha hasta el 31 de diciembre de 2004, estos últimos con un sistema de reducción arancelaria. También contemplaba, en el marco de una flexibilización de los requisitos documentales para registrarlos, distintas formas atendiendo al año de fabricación o importación, y cilindrada.

Desde su aplicación el 3 de abril de 2006, tuvo sucesivas prórrogas hasta el 3 de octubre de 2007.

En el año 2010, y en concordancia con la paulatina implementación del nuevo sistema de registración de motovehículos actualmente vigente (la ya mencionada Disposición DN 667/2009), se lanza una nueva posibilidad para inscribir usados no registrados, en este caso motovehículos de cualquier cilindrada fabricados o importados con anterioridad al 22 de mayo de 1989, y de hasta 150 c.c. fabricados o importados desde esa fecha hasta el 31 de diciembre de 2007.

La Disposición D.N. Nº 123/17

El citado régimen, contenido en la Disposición DN 73/2010, preveía extender los beneficios arancelarios a trámites de motos de hasta 150 c.c., y hacer más flexibles los requisitos para inscribirlas a todas en general. Finalizó, tras sucesirvas prórogas, a fines de febrero de 2012.

Con la recientemente circularizada Disposición DN 123/2017, se espera regularizar entre 175.000 y 200.000 motovehículos fabricados o importados entre el 1° de enero de 2010 y el 31 de diciembre de 2016, sin límite de cilindrada, que se estima circulan sin estar debidamente registradas, y los avances tecnológicos producidos los últimos años permiten simplificar aún más los trámites para quienes decidan acogerse al procedimiento que allí se norma.

El mismo comenzará a aplicarse a partir del 15 de junio de 2017, y tendrá una vigencia de 4 meses. Veamos resumidamente sus características:

Sin perjuicio de los recaudos generales para cada trámite ya previstos normativamente, el usuario deberá presentar:

1) ST “05” exclusiva para motovehículos la que deberá ser firmada y certificada en la sede del propio Registro Seccional. De contar el peticionante con una ST “01” o “01-D” exclusiva para motovehículos, podrán ser utilizadas para la inscripción del motovehículo, acompañándose como minuta una ST “05”.

2) Constancia de CUIT, CUIL o CDI.

3) Verificación física especial del motovehículo practicada por planta habilitada que podrá efectuarse en el espacio destinado a tal fin en la Solicitud Tipo “05”.

4) Una (1) fotografía color -visada por la planta interviniente haciendo constar en ella el Nº de ST 05-, de la que surja claramente las características físicas del motovehículo verificado y, en especial, su número de motor y de cuadro.

5) Declaración jurada del peticionario practicada ante el Encargado del Registro Seccional interviniente, mediante la cual asuma la responsabilidad civil y penal respecto del origen legítimo del vehículo cuya inscripción peticiona.

Como podemos ver, el avance tecnológico ha permitido reducir los requisitos al máximo. En forma similar a lo previsto en anteriores regímenes, se prevé que la inscripción inicial practicada en los términos de esta Disposición, así como los trámites posteriores que se inscribieren respecto del dominio, estarán sujetos a condición resolutoria por el término de DOS (2) años.

Como dato distintivo, se entregará placa y cédula de identificación, y el título si fuera solicitado por el peticionante.

Haber acotado el rango de modelos-año que podrán acogerse, ha implicado reducción de requisitos para la presentación, comparando con anteriores procedimientos. Ampliar dicho rango a modelos anteriores hubiera significado ampliar asimismo los requisitos para acogerse, y, en cierta forma, se hubiera alejado del espíritu de la norma que ordena implementar el sistema, que es un Decreto de la Cartera de Seguridad, no una norma de la Agencia de Seguridad Vial del Ministerio de Transporte de la Nación”.

Un Enero de los de antes

Dr. Marcelo Gallo Sara
Dr. Marcelo Gallo Sara

El Encargado Titular del Registro Seccional Henderson, provincia de Buenos Aires, Dr. Marcelo Gallo Sara, refleja habitualmente los vaivenes del mercado automotor en Panorama. Aquí nos entrega su primer artículo de 2017, donde da cuenta de los avatares vividos en la comercialización de vehículos en nuestro país durante el primer mes de año.

“El año 2016 bajó su persiana con buenos números en patentamientos, por encima de los esperados. El mercado automotor, con la salvedad del segmento de los usados, dio muestras de encontrarse vivito y coleando.
Y si esos números fueron en cierta forma inesperados, el pasado mes de enero nos hizo recordar aquellos enero que hace un par de años no vivíamos, ya que parecía haberse acabado la estacionalidad del mes, que usualmente hacía incrementar el trabajo, para dar paso a patentamientos bastante repartidos a lo largo de todos los meses del año.

Pues bien, este enero volvió a ser un enero “de los de antes”, adonde al trabajo normal de todos los meses, los Registros Seccionales deben sumar la avalancha de felices nuevos propietarios de 0km., queriendo rápido los papeles del auto “porque tienen que viajar”.

En la competencia automotor el mes fue tan bueno y movido (92.945 vehículos) que se colocó en el 5to. lugar entre los enero con mas patentamientos de la historia, después de los años 2011, 2012, 2013 y 2014; todos períodos adonde los patentamientos superaron las 100 mil unidades.

Pero todas las competencias (Automotor, Motovehículos y Mavi) tuvieron un excelente arranque de año, al registrar las dos primeras un crecimiento en torno al 60% en comparación con igual período de  2016, en tanto Mavi vio incrementados sus números en un porcentaje superior al 100%; según informó la Asociación de Concesionarios de Automotores de la Argentina (ACARA).

Por su parte, la venta de autos usados repuntó en enero 11,1% respecto a igual mes del 2016, según datos brindados por la Cámara del Comercio Automotor (CCA), entidad que no obstante lo anterior, aclaró que el año pasado cerró con una caída de 14,7%.

Estamos viendo un importante incremento de los préstamos con garantía prendaria, vía patentamiento de vehículos adquiridos mediante planes de ahorro, o para simple financiación de parte del precio de compra. Y también que la primer quincena de febrero se trabajó bastante menos que en la segunda de enero, lo cual refuerza esta cuestión antes planteada, de la vuelta de la estacionalidad de enero en las ventas.

Los medios especializados y los no tanto también, nos informan sobre algunas medidas que estarían tomando o por tomar las terminales y bancos entre otros, con el fin de apuntalar estos buenos números de la actividad. La batería incluye nuevos modelos, mas promociones y bonificaciones, y nuevas líneas de créditos.

Esperamos que alcancen, al menos para mantener activa la demanda del público usuario del sistema, y repetir o mejorar las ventas del pasado año. Por el lado de la oferta, es muy distinta la situación que se encuentra atravesando la industria automotriz (algunas terminales y autopartistas) de aquellos que solo se dedican a importar vehículos, pero este tema quedará para otros posteos.