El mejor país posible

“Panorama Registral” recopila en este número las principales novedades normativas difundidas por la Dirección Nacional durante los meses de Septiembre, Octubre y Noviembre de 2006, continuando así con la reseña trimestral de reglamentación registral.

Entrevistamos en este número a una Encargada de Registro formoseña, la Escribana Myrian Avendaño de Díaz, publicamos un anticipo del libro que el Dr. Javier Cornejo presentará el próximo año, y hacemos mención de la “Historia de la Dirección Nacional” preparada por el profesor Daniel Romano —primera de las “Publicaciones Panorama Registral”—, que fuera recientemente distribuida entre los Registros. Es para nosotros un orgullo que el autor de la obra haya elegido este medio para la presentación de su trabajo, que creemos todo nuestro medio habrá de valorar.

Desde “Panorama Registral” continuamos nuestra apuesta por jerarquizar y profesionalizar la actividad registral de manera independiente: disponemos del espacio para la libre expresión, y disponemos del alcance necesario para hacer llegar nuestras voces a todos los rincones de la Argentina.

Es entonces como proponemos para 2007 —ya nuestro tercer año de aparición— la creación de suplementos locales de “Panorama Registral”, ya que cada región de nuestro país tiene sus Registros, sus realidades y sus escritores. Solicitamos a los interesados en este proyecto, enviar sus inquietudes y propuestas a la dirección electrónica: panoramaregistral@live.com, para ponernos en contacto y comenzar a intercambiar ideas.

Desde este humilde posición, deseamos que este medio de comunicación sea nuestro aporte para contribuir a la construcción del mejor país posible. Queremos enfatizar nuestro compromiso con esta búsqueda, y estas páginas están abiertas a ello.

 

Lic. Alejandro Puga

Director Periodístico

Un horizonte alentador

“Panorama Registral” recopila en este número la principales novedades normativas dictadas por la Dirección Nacional durante los meses de Junio, Julio y Agosto de 2006, continuando así con la reseña ininterrumpida de reglamentación normativa iniciada en julio de 2005.

Como es habitual en nuestra publicación presentamos, además de la mencionada síntesis, apuntes de interés registral para todo el país. En este caso, fueron Jorge Likerman y el Dr. Javier Cornejo —agentes de la misma Dirección Nacional— quienes nos hicieron llegar los artículos que tenemos el agrado de publicar.

Después de la profunda crisis vivida a fines de 2001, la sociedad argentina parece estar transitando un camino de recuperación. Es en este marco de aumento de ventas de autos, recuperación del financiamiento interno y confianza de estabilidad político-institucional, que nuestra “Panorama Registral” decide abreviar los plazos de espera entre número y número, con lo que la revista será a partir de ahora trimestral.

Agradecemos a todos los miembros de la comunidad de Encargados, Funcionarios y Mandatarios que hicieron posible con su apoyo este primer logro de nuestra publicación, y solicitamos enviarnos todo tipo de colaboración o comentario a la dirección electrónica panoramaregistral@live.com; o a los teléfonos 4931-3470/8459.

Lic. Alejandro Puga

Director Periodístico

Presentación

Iniciamos con este número la comunicación federal de “Panorama Registral”, una publicación periódica de síntesis y ordenamiento normativo.

Nuestra revista será confeccionada y difundida aspirando a que se convierta en un verdadero medio de comunicación nacional. Queremos así plasmar un canal a través del cual los Encargados de Registro de todo el país puedan intercambiar experiencias, expresar opiniones e identificarse finalmente como miembros de un mismo cuerpo.

En este primer número compilamos las instrucciones de mayor trascendencia difundidas por la Dirección Nacional durante el primer semestre de 2005; además de presentar artículos de interés registral. Aclaramos que tanto la reseña  de normas como las demás notas publicadas sólo tienen carácter informativo,  y aquellos responsables de aplicar nuestro régimen jurídico deberán remitirse a la fuente original o vías administrativas de rigor para la toma de decisiones.

Hacemos mención a la Oficina de Prensa y Comunicaciones de la Dirección Nacional —que nos permite el acceso a su base de datos normativa—, y a la firma “Formularios Carcos”, por llevar adelante estas ediciones.

Solicitamos a Encargados, Funcionarios, Mandatarios y toda aquella persona vinculada a la actividad registral el envío opiniones, colaboraciones y sugerencias a la dirección electrónica: panoramaregistral@live.com o a los teléfonos (011) 4931-3470/8459. La participación de estos actores es considerada primordial por todos quienes hacemos este medio.

Alcanzamos con este «Panorama» a los más de 1400 registros del automotor, motovehículos, prendarios y de maquinaria agrícola y vial que se encuentran diseminados en todo el país, generando por primera vez un vínculo y una cultura que el tamaño de nuestro sistema registral amerita sobradamente.

Lic. Alejandro Puga

 Director Periodístico

Jorge Landau: “Por un futuro mejor”

Revista “Micromundo Registral” N° 1

En el mes de julio de 2002, cuando el país transitaba una de sus peores crisis económicas históricas, nuestro director periodístico Alejandro Puga se encontraba con el entonces Interventor de la D.N.R.P.A, Dr. Jorge Landau.

El funcionario tenía en ese entonces 55 años, casado y con dos hijas, atesoraba ya una amplia experiencia en la actividad pública y privada. Había sido nombrado Interventor del organismo central el 14 de enero de ese año.

El Editor de la entonces revista institucional de la D.N.R.P.A. (“Micromundo Registral”) se acercó hasta su despacho en el segundo piso de la avenida Corrientes 5666 para conocer sus opiniones y proyecto en el organismo central, y estas son las declaraciones que dejó entonces el funcionario:

¿Con qué realidad se encontró al momento de asumir en esta Dirección?

“Bueno, el mismo panorama caótico que atraviesa el país… Me encontré con una Dirección parada, con montones de proyecto a la espera de decisión”.

¿ Y cómo guió sus primeras medidas?

“Simplemente utilicé el sentido común. Me encontré, por ejemplo, con un llamado a Concurso para cubrir cargos de Encargado en 22 Registros Seccionales. ¡Con la proyección ventas de automóviles del mercado esos nombramientos no tenían ningún sentido! Suspendí inmediatamente el llamado a Concurso y encaré —por el contrario— la eliminación de los Registros intervenidos y la redistribución de los legajos que ellos poseían. Intenté así garantizar la rentabilidad de los Seccionales existentes”

¿Cree que con estas medidas alcanzará para garantizar en buen rendimiento económico del sistema?

“Es difícil de predecir, las proyecciones de ventas actuales de automóviles son muy magras. Dicté también otras medidas para mejorar económicamente a los Registros: reduje exigencias operativas como la obligatoriedad de contar con una segunda línea exclusiva para el servicio de fax, relevé provisoriamente la exigencia de contar con stocks mínimos y modifiqué finalmente escalas arancelarias. Pero no podemos soñar con la situación económica de los ´90 y tenemos que pensar otro tipo de sistema. Argentina es hoy otro país, y la Dirección tiene que adaptarse a ello”. 

¿Existe ese proyecto?

“El proyecto es el reordenamiento de un sistema que se ha desnaturalizado: su eje son los Registros Seccionales, y la Dirección Nacional su soporte. En este sentido esta intervención está desarrollando una política de reducción de gastos y está proponiendo proyectos para generar recursos genuinos”. 

“Por otro lado, es oportuno cuestionarse si a través de los años no se ha producido una desnaturalización del espíritu de la Ley Convenio (la ley que introdujo la financiación de gran parte del sistema a través de los Entes Cooperadores CCA y ACARA), ya que nos encontramos transfiriendo fondos generados por el sistema registral hacia otros organismos… La transición de esta gestión de gobierno debe tender también a ordenar este aspecto”. 

Esa Ley se fundaba en el principio de que los costos pagados por el usuario del sistema registral redundaran en su propio beneficio…

“¡Pero no que se transfirieran a otros organismos! Hoy en día los valores de los trámites aparecen como impuestos que solventan la Administración en general, y no están destinados a sus beneficiarios directos. Creo que es el momento de reordenar las relaciones jurídicas, económicas y administrativas que fundan este sistema, y preparar un futuro mejor”

Alejandro Puga

Bienvenidos

Tapa del libro “Digesto de Costumbres Registrales”, compilación

Existen personajes que los Registro ya han hecho suyos. Pululan por los Seccionales y puede reconocérselos a cien metros de distancia, ya que poseen características inconfundibles. 

Esta nota sólo pretende darles el reconocimiento que merecen, para que nunca queden en el olvido. Aquí están los personajes registrales, de otro lado del mostrador.

  • El gestor con experiencia: De paso seguro, nigún imberbe podrá contradecirlo. Arroja los papeles con suficiencia y mira de reojo esperando que el empleado cometa algún error para señalárselo con sorna, mientras comenta con suficiencia que “yo hace treinta año que estoy en esto”.
  • La abuela desconcertada: Quiere hacer la sucesión por el fallecimiento de su marido, o fue enviada por su hijo para pedir un informe. Tiene total desconocimiento acerca del uso que se le da a una palanca de cambios y ni hablar de qué se trata un trámite de Registro. Pide que le expliquen, que le completen el Formulario, que le anoten el día en que puede retirar el trámite y, si es posible, que firme por ella.
  • El de los 21 recién cumplidos: Ya hace un tiempo que maneja, pero nunca tuvo una Cédula Verde a su nombre. Le brillan los ojos, le tiemblan las manos y es tanta su ansiedad que quiere que le entregan su trámite en media hora.
  • La Mujer Fatal: Siempre sola, no acostumbra a hacer estas bajezas. Luce una imponente minifalda negra y cruza las piernas en una silla para desestabilizar la comunidad usuaria. Busca (y normalmente logra) ganarse el favor del empleado de turno para que se le simplifiquen las cosa.
  • El Quejoso: Para él, toda oficina pública es un lugar adecuado para criticar al gobierno y a la administración pública. Pone mala cara para completar el Formulario, para firmar, para pagar y, sobre todo, por tener que esperar. Insiste con que “Así nunca vamos a ser un país del primer mundo”. 
  • El Conocido: Entra al Registro con una sonrisa de oreja a oreja y saluda a todos. Pregunta por la mujer “de blusa azul” que es amigo del primo de la hermana del tío de un vecino suyo. Supone que va a gozar de atención preferencial, y que no va a pagar más que una caja de bombones.
  • Los que no tienen documento: Pueden ser extranjeros de cualquier país lo suficientemente distante. Desconocen el idioma por completo y se hacen entender por señas. Se les recomienda llegar a las 8.30, para poder interpretarlos a la 11.00 y finalizar el trámites antes de las 12.30.
  • El resignado: Es la décima vez que pisa el Registro. Siempre le falta algún papel, completa mal el formulario o espera infructuosamente que venga el vendedor para firmar. Ya no se queja, lee tranquilamente “La Guerra y la Paz”, y se marcha nuevamente con su papelito de observación en la mano.
  • El coimero: Tiene que hacer la Transferencia de un auto prendado, quiere saber el domicilio del titular sin presentar el “02” ni certificar firmas o sugiere que le asienten un cambio de uso sin tener licencia municipal para ello. Hace guiños, movimientos de mano y desliza billetes entre los Formularios; ya que para él “Todo se puede arreglar”.
  • El inspector: Mirada al frente y gesto adusto. Saluda con un corto “buen día”, pasa sin pedir permiso y pregunta por el Encargado. No se dio cuenta de que había entrado a una exposición permanente de bonsai.

Revista “Legajo C”, diciembre de 1992